Hugo y Miguel, tripletas vencedoras

 Aunque Chávez ha sido electo con propiedad en cuatro oportunidades, incluyendo la relegitimación de los poderes, luego de la constituyente, las tres últimas veces lo han sido para períodos presidenciales completos, lo cual constituye un verdadero hito en la historia política de Venezuela, sólo comparable, a la seguidilla de victorias electorales de Franklin Delano Roosevelt, en los estados Unidos de América en las décadas de los treinta y cuarenta.

E, igualmente, similar a la tripleta de Miguel Cabrera en las grandes ligas del beisbol de ese país, donde se triple coronó, al alcanzar los lideratos de promedio de bateo, carreras empujadas y de jonrones. Hazaña sólo lograda por apenas trece peloteros en la historia de hace más de cien años de ese deporte en USA. Colocándose a la par de nombres históricos como Ty Cobb, Roger Hornsby, Ted Williams y Karl Yastrzensky, quien fue el último en lograrlo hace cuarenta y cinco años, en 1967.

Chávez, encarnando un proyecto innovador y revolucionario, en esta Venezuela contemporánea, dio un rotundo paso, no sólo para afianzar su ya reconocido liderazgo en Venezuela, sino para dar lecciones de ejercicio democrático en el mundo entero. Sobre todo en un orbe sacudido por escalofriantes masacres de pueblos enteros, por parte de los grandes hegemones del imperialismo.

Si bien veinte años es poco tiempo, para afianzar y hacer irreversible una transformación radical de la sociedad, el paso dado el pasado domingo siete de octubre de 2012, coloca al electo Hugo Chávez en una posición de avanzada en la transición hacia un socialismo en construcción,  cuya viabilidad estaba descartada por muchos hace pocos años.

La revolución bolivariana ha llegado para quedarse. Así parece ser el sino de esta gesta emancipadora, asociada ahora, programáticamente, con temas como independencia, soberanía, potencia, multipolaridad y eco política. Ideas desechadas por la derecha por obsoletas o fuera de contexto.

Fuertes tareas esperan a Chávez y a quienes compartimos este proyecto, pero, por lo pronto, mientras se terminan de conocer los impactos de los resultados y se evalúan las proyecciones de lo logrado, compartimos la alegría y la felicidad del pueblo de Venezuela por tan importante victoria electoral, donde estaba en juego el futuro de la patria.   

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 853 veces.

Wladimir Ruiz Tirado


Visite el perfil de Wladimir Ruiz Tirado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales