Chávez desde la Constituyente hasta la propuesta ambiental

En el contexto político cuarto-republicano donde emerge Chávez como alternativa a las desgastadas propuestas adeco-copeyanas, la idea de una Constituyente como prioridad en el programa de gobierno sonaba como nota discordante en los oídos de los tradicionales políticos conservadores, los cuales decidieron escucharla con desdén y además se mofaban de la aparente antipopular propuesta.

Para todos los politiqueros del momento la Constituyente significaba un despropósito electoral. Sin embargo Chávez, con fino olfato político y su capacidad de valoración superlativa hacia el pueblo que pretendía dirigir, supo hilvanar en su discurso el contenido constituyente de tal manera que el pueblo venezolano en una demostración de claridad política sin precedentes, supo descifrar los códigos de tan osada propuesta y de una manera abrumadora catapultó la carrera política de Chávez asegurándole sin lugar a dudas la silla presidencial.

Nuevamente hoy a trece años de la reforma constitucional, Chávez, dentro de su programa de gobierno, lanza otra osada propuesta con el fin de aportar para la preservación de la especie humana en el planeta.

Sin embargo el candidato opositor, dando muestra de desprecio hacia la inteligencia del venezolano en cada una de sus presentaciones públicas se burló cada vez que pudo de la propuesta oficialista y al unísono desde la derecha se siguen haciendo comparsas de mofas ridiculizando la idea ambientalista en todos los medios.

Sin embargo ellos olvidan el pequeño detalle que tal propuesta es hecha por el mismo candidato que en 1999 dio cátedra de visión política al lograr la aprobación popular de la Constituyente con incuestionables resultados. Y sobre todo olvidan que el programa de gobierno que consagra la preservación de la especie humana en el planeta está dirigido al mismo pueblo que en su momento supo conectarse con el mensaje transformador de Chávez, digiriéndolo positivamente a plenitud.

Por lo tanto el candidato opositor más que burlarse de la propuesta ambientalista de Chávez, se burla y desprecia la inteligencia de todo un pueblo que con creces ha dado muestras contundentes de estar a la vanguardia del despertar universal de los pueblos.

Por lo tanto nuevamente hoy, siete de Octubre, el Bravo Pueblo sabrá diferenciar entre una propuesta sostenible de avanzada y otra populista y sin contenido, representada por la simple condición de ser pasajero de un autobús.


Daniel Barceló

[email protected]

@danielbarceloh

Esta nota ha sido leída aproximadamente 760 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a151715.htmlCUS