Les estorba esta felicidad de los venezolanos

Cada día somos mas alegres, solidarios, felices. Esta es una realidad que se empeñan en ocultar mentes detenidas en un oscuro encierro ideológico. Es una verdad que vivo, frecuentando los espacios recuperados por el gobierno de la Alcaldía de Caracas. Tengo por costumbre, leer los periódicos del domingo, en un banquito en el paseo los próceres. Allí disfruto de este espacio convertido por la alcaldía en un lugar de encuentro para el disfrute y la alegría. Este domingo 30/10, encontré todo mas bonito. La lluvia y el buen mantenimiento, han hecho brillar los colores en los árboles y las flores. Contexto que anima a recrearse y a participar en las actividades del programa “rueda libre” que allí desarrolla los domingos la alcaldía. Hay entusiasmo en este programa que resalta la importancia de un buen ejercicio y una buena alimentación para conservar la salud.

Mientras el grito y la sonrisa de los niños bamboleándose en el parquecito de colores completan el paisaje; jóvenes en bandada aparecen de pronto. Un concierto les ofrece la alcaldía en la plaza la nacionalidad. A las 12m, este espacio esta pleno de música y alegría juvenil.

En una ojeadita al barrio que esta cerquita, me entero, que ya tienen la gallinita del sancocho y la rumbita acostumbrada para celebrar el jornada electoral. El ¡Somos felices! me frota por los poros.

Con este entusiasmo, paso a leer en UN, un reportaje orientado a medir el clima que domina en el este proceso electoral. El ánimo se me trastoca al leer estas perlas: la “Fundación para el estudio e investigación corporal” (Fundasoma), y la red de apoyo psicológico de La UCV.:”hay una situación de tensión e incertidumbre como consecuencia de la violencia político social que ha caracterizado el proceso”, y agregan, “se avizoran nuevas crisis y confrontaciones postelectorales”. Negar la realidad para justificar acciones perturbadoras es una cualidad inmanente a estos cenáculos ideólogos.

Pero es lo que domina en la opinión de diez personas entrevistadas: “excelente, cero nervios”, “Tranquila, esperando el gran día”.”No tengo miedo, todo se desarrollara con normalidad” frente al panorama oscuro que domina las mentes de la burocracia intelectual, están las opiniones optimistas del ciudadano de a pie”. Esta es la conclusión del reportaje de UN: “Mientras los sicólogos ofrecen tips para palear la ansiedad preelectoral, el ciudadano de a pie, esta entusiasmado, confiado y decidido”. (UN.30/10).

Ante esta práctica recurrente de los encierros ideológicos, exclama Luís Brito García ¿Por qué será que hay gente a quien le molesta la felicidad de los venezolanos?

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 854 veces.