Aprenda a hacer un balance

El entorno de amistades que tengo a mi alrededor (familia, amigos colegas, etc.), en estos últimos días, buscan discutir y confrontar en materia política sin tener las bases ideales de poder debatir sin violentarse.

Comienzo recordándoles, que muchos de ellos, contemporáneos conmigo (décadas del 60.70.80), se acostumbraron a ver aquella celebre ALTERNABILIDAD DEL PODER, sin poder dilucidar claramente, cual era ese propósito. Para ellos lo sensato es que deben seguir cambiándose de presidente con cada periodo vencido, porque es lo lógico. No evalúan el costo que representa para la patria, el tener que asumir los caprichos y negociados que candidatos de oposición han adquirido durante la campaña, donde deben honrar si salen electos ese financiamiento que reciben, que no es de GRATIS.

Muchos de ellos, comerciantes, empresarios y trabajadores asalariados, empezaron a vislumbrar como este gobernante que tenemos actualmente, empezaba por crear los controles legales en materia social y económica que no existían. Por supuesto, para muchos de ellos esto ha sido nefastamente perjudicial, y solo oírlos hablar de que este gobierno arbitrario no los deja trabajar honestamente, ósea, subir los precios de los bienes y servicios según como estuviera el estado de animo de ellos, no de la economía.

Les comento que traten de evaluar y diferenciar concienzudamente, lo logros obtenidos en estos últimos catorce (14) años y los cuarenta (40) años, entre democracia participativa y representativa.

Verlos llevar hoy, 2012, gorras con las ocho(8) estrellas que tanto negaron y criticaron, oírlos decir que nuestra constitución tiene los elementos necesarios para nuestro buen vivir, después que se opusieron fervorosamente a esta, me llevan a la conclusión de que sus líderes no saben lo que quieren y desean para ese pueblo que cree en ellos.

No les quito la razón que argumentan ellos, de que aún hay corrupción, SI la tienen, pero con todo y ello, el impulso social y económico que se está viviendo hoy, no lo teníamos durante su representatividad, solo teníamos que ver, escuchar y recibir lo que ellos consideraban pertinente.

He oído decir al presidente reconocer las fallas y omisiones que su mandato tiene todavía, quizás los errores se reduzcan con un mayor control auditor a los colaboradores inmediatos, no todos son malos, pero hay algunos que dejan mucho que desear, y eso es lo que el presidente debe corregir.

Con esto no les quiero decir que la corrupción, el desempleo y la inseguridad van a desaparecer para siempre, pero se ve el esfuerzo que se hace por minimizarlos, y en eso no se puede ser negado y mezquino.

Los valores y el amor hacia lo nuestro se han marcado profundamente con esta revolución. Oír al pueblo cantar el himno, decir con orgullo, SOY VENEZOLANO Y AMO A MI PAIS. Este pueblo ha aprendido muchísimo, y esta oposición sigue desconociendo a este pueblo que ha madurado.

Cierro recordándoles lo sucedido en Abril del 2002, cuando ese pueblo salió en defensa de su presidente, de sus intereses sociales y económicos recibidos, donde ningún liderazgo político se pudo abrogar ese movimiento espontaneo. Señores de la OPOSICION, siguen” IGNORANDO AL PUEBLO”. No digan después que no se les advirtió.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 763 veces.