Por qué ganará Chávez las elecciones el 7/O

A sólo horas de lo que podría considerarse una de las elecciones presidenciales más controversiales del continente, por no decir del mundo entero, me propongo exponer algunas razones estrictamente personales, pero con fundamento en el análisis político e internacional de porqué, el próximo domingo, en actual jefe de Estado y comandante de la revolución bolivariana Hugo Chávez, ganará sin dudas las elecciones presidenciales.

La oposición en Venezuela trata de presentar las elecciones del próximo domingo como una elección cualquiera, con esta estrategia se busca presentar a Chávez como una “opción” simplemente, como un candidato más por el que bien se puede o no, votar. Chávez aparece en este caso “desvanecido” de lo que representa la Revolución Bolivariana a nivel continental y global. Esa miopía política hace pensar a los opositores que se trata de una oferta electoral cualquiera donde el que más tape huecos en las calles, pinte mejor las urbanizaciones y controle “el malandraje” del barrio contra las quintas, es el candidato que merece el voto por ser la “opción” que completa o satisface los intereses más adecuadamente: “La Venezuela Disney”.

Chávez no es una opción electoral más, es el proyecto político que confronta al capitalismo mundial en su fase más radical. Bien que nuestro proyecto no esté delineado con exactitud, sino que practicamos el ensayo y el error, Chávez representa la “alternativa” a un sistema capitalista y hegemónico, de carácter totalitario, que pretende montarse sobre los ciudadanos y convertir al planeta en una suerte de campo de concentración donde los anglosajones dicten lo que “tiene” o “debe” de ser el destino de la humanidad; Un mundo dominado por las trasnacionales! En este sentido, Chávez está mucho más allá de ser una simple “oferta” electoral, en momentos en que el esclerótico sistema atlántico capitula por la acción de los movimientos de rebeldía del tipo “Occupy Wall Street”, 15-M, y “Occupons la Défense”, y en donde los cimientos del capitalismo se tambalean, Chávez pertenece a la línea de los contestatarios, de los rebeldes -a buena hora!,- de los insurgentes. He aquí la clave de su triunfo!

Cuando en 2001, “Mister Danger” lanzó su cruzada genocida contra el mundo para saquear los recursos de otros pueblos en favor suyo, y someter por la fuerza bruta a países con ideologías distintas, Bush estaba radicalizando las posiciones a nivel mundial. Ese “ellos” y “nosotros” desplegado por el todopoderoso señor de la casa blanca, hizo que se polarizara la situación planetaria. Por una parte, aquellos que debían inexorablemente seguir el modelo propuesto y dirigido desde Washington, y por el otro: los que decidimos resistir. En ese mundo de confrontaciones antitéticas, la propuesta de Chávez era la voz de los descamisados, de los eternamente golpeados por el capital, la voz de los pueblos oprimidos. En ese contexto, el candidato de la MUD no tiene ningún lugar que ocupar, en la batalla de los grandes, del capitalismo bárbaro frente de las alternativas nacientes, el pequeño “mini-danger” no tiene ningún pito que tocar!

La gente no votará por un candidato a medias, quiero decir, un candidato que representa los intereses del capitalismo hegemónico, pero lo “medio-dice”, o lo “medio esconde”, en ese vaivén de intereses globales radicalizados, el pichón esté fuera de juego, La batalla es global, y por ende los llamados a combatir son los grandes: Socialismo o Barbarie!

No se trata pues de una simple elección por un candidato neutro que pinte las calles de amarillo pollito, o ponga los farolitos a funcionar- no digo con esto que no sea importante el mantenimiento del espacio urbano en buen estado- Se trata de la continuidad de un sistema de gobierno, de un proyecto que está literalmente evitando que América Latina continúe siendo la sirvienta de Estados Unidos, además con prerrogativas íntimas y lascivas de éste sobre aquella. Se trata de un proyecto continental que ha sabido replantear el papel del Estado frente a las transnacionales, revertir los procesos de privatización de las desgatadas políticas neoliberales de los 90’, llegando a fisurar así la burbuja económica que planteaba “míster” Bush con el ALCA, y en éste sentido Chávez ha renovado la política en su esencia más pura: La búsqueda del bienestar de las mayorías por medio del interés general. El poder no por el poder, el poder necesario para desde un Estado “fortalecido”, transformar las condiciones de vida de una población deprimida.

Venezuela ya eligió, ya decidió, y esto lo hizo hace 13 años cuando llevó a Chávez al poder, lo que se va a hacer el domingo no es tantear cuál candidato nos da más, vamos es a ratificar un momento histórico, a consolidar un logro, a remarcar una victoria; la de la lucha y la insurgencia de los oprimidos contra el capital, la batalla de la vida frente a la muerte, la lucha de los trabajadores contra la burguesía y así poder asumir nuestro combate, ese marcado por un ellos y un nosotros. Este 7 de octubre Venezuela le dirá al mundo porqué la revolución caribeña que lidera no se revierte! Diría Salvador Allende, “los procesos sociales no se detienen”, las fuerzas del cambio están en constante fricción contra aquellas de la dominación y sus pseudo líderes locales, las tradicionales burguesías hijas directas del sistema colonial.

Chávez no dará una opción electoral este 7 de octubre, sólo le recordará a Venezuela cuál es el destino que hemos decidido seguir, el de la paz, del retorno a la tierra, a los valores auténticos de nuestra Madre América! Viva Chávez, viva el pueblo bolivariano!

Charles Giuseppi
[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2208 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




US Y /actualidad/a151659.htmlCUS