La palabra de Capriles vale "todo"

Compatriotas, durante el cierre de campaña del candidato de la burguesía Capriles Radonski, este personaje se mostró como una alternativa de cambio al modelo de la IV República y al "desencanto" del pueblo luego de 14 años de promesas incumplidas. Lo que es importante no es presentarse como una alternativa sino que el programa de gobierno de la MUD represente los anhelos y reivindicaciones populares.

A continuación se presentan algunos de los puntos más destacados del discurso de la contrarrevolución para tratar de hacer que sea el pueblo quien defienda los intereses del gran capital venezolano y transnacional:

1) Cotidianidad: acusa a la revolución bolivariana de haber cambiado la cotidianidad, es decir, haber afectado los intereses de la burguesía y los estratos altos de la pequeña burguesía. Lo que ha realizado la revolución es un cambio gradual en beneficio del pueblo trabajador.

2)Coincidencia con el Presidente Chávez acerca de la necesidad de cambio: la burguesía culpable de todos los males que sufre el pueblo trabajador intenta presentarse sin pecados y sin ambiciones más que el deseo de cambiar el modelo de la IV República por uno mejor. Pero el modelo que la burguesía quiere vender solo puede ser el modelo neoliberal impuesto por el imperialismo a través de la institucionalidad financiera internacional. Este modelo solo responde a la necesidad de hegemonía imperial y refuerza el modelo explotador que llevó  al fracaso del pacto de Punto Fijo.

3) Chávez está enfermo de poder: la burguesía está desesperada por recuperar el control del estado que se encuentra influenciado por la revolución y el socialismo. Es por este motivo que intenta dividir a la Fuerza Armanada Nacional. Al no estar la burguesía dispuesta a dejar sus prebendas en el país e irse al extranjero, está intentando fortalecer su poder económico incursionando directamente en la política partidista. Ya no se trata de partidos representantes de los intereses de la burguesía, sino de partidos integrados directamente por la burguesía que sean capaces de ejecutar los planes de recuperación y perfeccionamiento de la maquinaria de violencia estadal contra el pueblo.

4) Los muertos por la violencia: Capriles dice estar preocupado por que a los muertos ni siquiera se les proporciona furgonetas nuevas. Ante el susto mayor que a burguesía está pasando con la irrupción de las masas populares a la vida política, esta burguesía históricamente ha sido capaz de masacrar sin misericordia a los trabajadores y al pueblo revolucionario. En este momento es la revolución socialista la que debe estar atenta para prevenir la violencia de la contrarrevolución y estar dispuesta a hacer respetar la voluntad del pueblo, y de ser necesario a desarrollar la violencia revolucionaria legítima y justa a favor del futuro de paz y armonía que merecen nuestros compatriotas a lo largo y ancho del país.

5)Hay un camino para construirlo entre todos: la burguesía está en desacuerdo con que la revolución esté planificando el desarrollo del pais por el sendero del socialismo bolivariano, donde el poder económico y político pasa a manos de las masas populares revolucionarias. Es por este motivo que la burguesía, al decir que el "camino" lo constriremos "todos", lo que intenta decir es que el camino debe ser construido en beneficio de la burguesía como clase social hegemónica, dejando de lado los intereses del desarrollo del ser humano.

6) No hay rencor, factura por pasar y no habrá más división: lo que realmente intenta la burguesía es aclarar las cosas. El pueblo traajador no debe pensar en su futuro, debe solo trabajar en beneficio privado de los capitalistas y asumir un papel sumiso y obediente; zapatero a su zapato, el control del estado debe estar en manos de la burguesía y el sacrificio debe ponerlo el pueblo. Para la burguesía, esta división de los asuntos de la política y de la economía es algo natural en la sociedad capitalista y debe seguir siendo así, debe existir la división de clases y el desprecio a los obreros. ¿Entonces en donde queda  la anhelada concordia y unidad?.

7)Los jóvenes no se deben emplear para construir un partido político y la revolución: la burguesía requiere la explotación de la fuerza de trabajo de calidad y barata y la fuente inagotable es la juventud, a la cual se le pide que no piense en su futuro sino que piense en los intereses de sus patronos capitalistas. Es la propia burguesía la que ha planificado la construcción de un partido "joven" y está utilizando a la juventud para consolidar el capitalismo en Venezuela, para consolidar el poder de la burguesía y para inyectarles odio clasista hacia el pueblo trabajador.

8)La palabra de Capriles vale todo: la palabra de la burguesía venezolana vale nada. Tuvieron toda la vida para desarrollar al país y lo sometieron a colonialismo y al neocolonialismo. Los hechos de la burguesía valen mucho ya que es ella la que ha prometido prosperidad y en la realidad ha sumido en la miseria y la violencia al pueblo. La palabra del pueblo trabajador vale mucho y se va a imponer ante sus enemigos burgueses. Lo nuevo es el socialismo, el capitalismo se ha desarrollado desde el siglo XIV y ha entrado en su etapa de vejez.

9)El gobierno ha prometido mucho y no ha cumplido: el gobierno tiene mucho que mostrar. Lo que no ha realizado en obras sociales es precisamente por que no ha derogado el aparato corrupto de la burguesía y ha implantado un estado nuevo. El Plan del candidto de la Patria se propone superar estas barreras que permitirán una mejor eficiencia en la gestión de gobierno del pueblo y para el pueblo.

10)Radonski quiere ser Presidente de los amarillos, de los azules y de los rojos: la palabra de la burguesía no vale nada. Ya este personaje al iniciar su gestión de gobierno en el Estado Miranda, las organizaciones populares revolucionarias debieron realizar una marcha y toma de la Plaza Bolívar de los Teques, ante los ataques de este burgués contra las misiones socialistas. Al pueblo rojo le aguarda represión y persecución en un supuesto gobierno de la burguesía.

A la burguesía le queda dos "caminos": uno, es ceder  a la presión de la revolución y permitir reformas a favor del pueblo y en contra de los beneficios empresariales y bancarios; otro, es tomar el camino de la violencia contrarrevolucionaria con apoyo del imperialismo. A los revolucionarios nos queda continuar construyendo el socialismo bolivariano en beneficio del pueblo y tomar en serio las amenazas violentas de la burguesía preparándonos para defender la patria socialista y nuestro futuro.

Independencia y patria socialista...venceremos  


El autor es: Delegado sindical Sintraintevep. Trabajador petrolero militante del PSUV

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1162 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a151435.htmlCUS