Chávez es Limpiabotas

Estoy sentado frente al mar del Paseo Colón, degustando un exquisito guayoyo. Y veo a un joven de piel morena con su caja de limpiabotas. Le llamo para que me haga el favor de hacerle un cariñito a los pisos.

Rápido le abordo. Luce fuerte y contento. No tiene esa pinta de bolero tan característico: harapiento, caja destartalada y la cara manchada de betún, como el bolero de Cantinflas.

¿Dónde vives? ¿Cómo te llamas?

-“Me llamo Saúl López y vivo en Valle Seco. A la orilla del mar. Con la escuela al frente y el dispensario y la policía al lado. En una casita que me regaló Chávez con, baño, tres habitaciones, cocina, porche y lavadero: Aparte de un bulevar donde todas las tardes paseo con mi muchachita y mi mujer. Tengo dos hijos”.

- “Sabes. - dijo orgulloso y altivo - en Valle Seco comemos pescado fresco barato todos los días. Un kilo de cojinúa, por ejemplo, te lo venden en la playa a ocho bolos el kilo. Por algo Chávez ayudó con crédito a los pescadores para la compra de motores y de botes. En mi pueblo vivimos tranquilos. Somos muy felices gracias a mi Presidente Chávez. Chávez es Valle Seco. Yo soy Chávez limpiabotas”.

Le planteo al personaje ir a Valle Seco para hacer un reportaje para TVO. Un caballero que está en la mesa de al lado me dice Américo: Yo conozco a Benito, que es el tipo clave en el pueblo para hacer ese trabajo. Pero toma el teléfono de Luis Quijada, el galeronista llamado El Secretario, que es uña y mugre con el Secretario.

Saúl López, el bolero, termina su trabajo y me dice: “Un adeco el otro día estaba limpiando los zapatos conmigo y cuando le eseñé la llave de mi casa que me dio Chávez se paró y se fue con un zapato limpio y otro sucio. Y para qué me pregunto por quien votaría yo pues”

Andrés Barrios, contertulio de ese día y chavista cien por ciento, celebró la anécdota acotando que Chávez también le dio un apartamento En El Rincón.

TINTERO. Los alumnos de La Milagrosa, otrora jóvenes con problemas de drogadicción y hoy hombres útiles a La Patria, le cantarán cumpleaños feliz a la directora, María Cecilia Marcano de Bastos en compañía de su esposo, Frank Bastos. La Milagrosa es una fábrica de hombres nuevos auspiciada por el Gobernador Carneiro.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 958 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a151021.htmlCUS