Plan de la Patria

05 Grandes Objetivos Históricos, 23 Objetivos Nacionales, 136 Objetivos Estratégicos y 549 Objetivos Generales.

La Propuesta del Candidato de la Patria para la gestión socialista 2013-2019, conocido popularmente como “Plan de la Patria”, es el preludio del Segundo Plan Socialista. Este a su vez es la continuación del Proyecto Nacional Simón Bolívar, que abarcaba la planificación nacional para el periodo comprendido entre los años 2007-2013.  En esta nueva propuesta se encuentra la planificación de la gestión socialista 2013-2019, y por lo tanto está plasmado en ella todos los proyectos no culminados en su totalidad durante la actual gestión, los que se consideran deben ser impulsados, reorientados y aquellos nacidos como respuesta a las necesidades encontradas, producto del devenir histórico y la nueva realidad consecuencia de la profundización en la transición del modo de producción capitalista al modo de producción socialista.

 Esta propuesta, mucho más específica que el actual proyecto, está dividida en cinco Grandes Objetivos Históricos, veintitrés Objetivos Nacionales, ciento treinta y seis Objetivos Estratégicos y quinientos cuarenta y nueve Objetivos Generales.

El primer Gran Objetivo Histórico, “Defender, expandir y consolidar el bien más preciado que hemos reconquistado después de 200 años: La Independencia Nacional”, está dividido en seis Objetivos Nacionales, cuarenta y dos Objetivos Estratégicos y ciento y un Objetivos Generales. Su principal meta, y de la cual se derivan o dependen las otras, es lograr la victoria el 07 de octubre, para de esta manera y solo así, continuar profundizando el socialismo y por lo tanto la independencia nacional. Lo cual sería imposible siguiendo el esquema del Sistema Mundo Capitalista donde estamos destinados a ser de la periferia y por lo tanto una neocolonia exportadora de materia prima, dependiente económica y políticamente de los grandes centros de poder.

De esta manera, luego de la victoria del presidente Hugo Chávez y teniendo como centro la consolidación del Poder Popular, este primer Gran Objetivo Histórico se propone consolidar de forma definitiva la soberanía del Estado sobre nuestros recursos naturales estratégicos, en especial el petróleo. Ello, mediante el fortalecimiento de PDVSA y la creación de un Estado Hegemónico en el control de estos recursos, para así garantizar el poder de decisión sobre los mismos. De igual forma, se propone profundizar la influencia de Venezuela en los organismos internacionales que conjugan a los productores de materia prima, como lo es la OPEP, para garantizar los precios justos a nivel internacional. Y por supuesto la participación del pueblo y los trabajadores de estas empresas en la defensa de dichos recursos, mediante la creación de una conciencia política e ideológica. Garantizando no solo el manejo soberano de los recursos, sino también de los ingresos derivados de los mismos.

Se propone igualmente garantizar la soberanía alimentaria, por medio de la eliminación definitiva del latifundio, la participación del Poder Popular Campesino en la planificación, el aumento de la producción nacional de alimentos, el mejoramiento de la infraestructura de los grandes polos socialistas de producción primaria agropecuaria y la consolidación de las redes de producción y distribución. Haciendo énfasis en las redes de distribución socialista Mercal, PDVAL, Bicentenario, mercados comunales y programas de distribución gratuita.

Todo ello mediante el desarrollo de las capacidades científico técnicas que sustenten la soberanía tecnológica indispensable para romper la relación centro periferia. Esta debe estar asociada a la estructura productiva nacional, a las necesidades del pueblo y a la creación de un trabajo liberador. Conjugado con el aumento del poder defensivo nacional, ya que se está claro que todos los intentos por lograr la independencia económica y política son amenazas graves a los países centrales, los cuales no dudan en utilizar las armas para invadir los pueblos si es necesario para hacer prevalecer sus intereses.

Continuar construyendo el Socialismo Bolivariano del siglo XXI en Venezuela, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo y con ello asegurar la “mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad” para nuestro pueblo,  es el segundo Gran Objetivo Histórico. El mismo se conforma de cinco Objeticos Nacionales, veintitrés Objetivos Estratégicos y ciento sesenta y nueve Objetivos Generales. Parte de la construcción de un nuevo modelo productivo, el socialista, colocando los medios de producción al servicio de la sociedad, democratizándolos e impulsando nuevas formas de propiedad. Transformando las relaciones de producción capitalistas basadas en la explotación, en relaciones de producción socialistas, complementarias y solidarias. Todo ello con la participación directa del Poder Popular.

Para eso, es necesario expandir las cadenas productivas, fortaleciendo el aparato productivo, especialmente donde se encuentren ventajas comparativas, realizando actualizaciones tecnológicas. Impulsando también la pequeña y mediana empresa privada. Todo de forma conjunta con la creación de una nueva cultura del trabajo que se oponga al rentismo petrolero.

Estimulando una sociedad donde la justicia y la igualdad prevalezcan, mediante la promoción del trabajo digno, la igualdad de género, las Misiones y Grandes Misiones en las comunidades indígenas, el fomento de nuestros valores y expresiones culturales, la difusión de revistas y libros, la transformación social del privado de libertad, la masificación del deporte y la recreación, entre otras.  Profundizando de esta manera valores socialistas como la igualdad, el respeto y la corresponsabilidad.


Lo cual, se complementa con la lucha contra la desigualdad económica, la eliminación de la pobreza extrema y la disminución de la pobreza general, la ampliación de la matricula escolar, incorporación de las TICS, la investigación en la educación, la transformación universitaria, la consolidación del Sistema Público Nacional de Salud, el desarrollo del Poder Popular y los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras en las Empresas, la consolidación de las Grandes Misiones Socialistas, la promoción de Consejos Comunales, Comunas Socialistas, transformación de la administración pública, entre otros.

El tercer Gran Objetivo Histórico, “Convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, lo económico y lo político dentro de la gran potencia naciente de América Latina y el Caribe, que garanticen la conformación de una zona de paz en Nuestra América”, se divide a su vez en cuatro Objetivos Nacionales, treintainueve Objetivos Estratégicos y doscientos Objetivos Generales. Tiene como punto de partida el desarrollo de los recursos ubicados en La Faja Petrolífera del Orinoco. Ampliando y mejorando la capacidad de producción, almacenamiento y distribución de hidrocarburos (basándose en la soberanía tecnológica). Fortaleciendo también la industria petroquímica y gasífera para así consolidar la seguridad energética del país.

De igual manera, se prevé el impulso y aprovechamiento de los recursos minerales del país, en cuanto a su extracción, procesamiento y distribución. Construyendo a partir de allí un tejido industrial acorde a las necesidades y potencialidades de la nación. Desarrollando los eslabones productivos (Hierro, Acero, sector automotriz, electrodomésticos, materiales de construcción, entre otros), mediante el afianzamiento, aceleración y desarrollo de proyectos. Haciendo énfasis en el desarrollo de la nueva geopolítica nacional que permita desarrollar todo el territorio, acabando con la estructura geohistórica impuesta desde fuera por la lógica del capital.

El cuarto Gran Objetivo Histórico, “Contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional en la cual tome cuerpo el mundo multicéntrico y pluripolar que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria”, está compuesto por cuatro Objetivos Nacionales, dieciocho Objetivos Estratégicos y cincuenta y dos Objetivos Generales. Aquí se prevé las relaciones internacionales de Venezuela, teniendo por base y prioridad los proyectos conjuntos y acuerdos políticos y económicos con los países de Nuestra América (Alba, Petrocaribe, UNASUR, MERCOSRUR, entre otros) en primer lugar y con el África y Asia en segundo. Para de esta manera impulsar la unión política y económica que permita a los países del Sur competir y dialogar en igualdad de condiciones con los del Norte. De igual forma, se establece los acuerdos para la creación de un nuevo orden comunicacional que contrarreste el poder de las grandes cadenas internacionales de información aliadas con los poderes económicos y que constantemente contribuyen con la manipulación mediática y la dominación ideológica. Afianzando también las relaciones con países industrializados que colaboren con nosotros sin pretensiones hegemónicas (China, Rusia, entre otros).

¨Por último, el quinto Gran Objetivo Histórico, “Contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana”, se compone de cuatro Objetivos Nacionales, catorce Objetivos Estratégicos y veintisiete Objetivos Generales. Partiendo de la transición al socialismo, se contempla un modelo productivo eco socialista que a diferencia del capitalismo, se realice mediante la convivencia armónica con la naturaleza. Para ello se defiende la soberanía de Venezuela en las decisiones sobre los recursos naturales y ambientales. Promoviendo de igual manera la participación en los acuerdos internacionales de preservación ambiental, para hacer escuchar la voz de los países del Sur sobre las pretensiones depredadoras de los países industrializados, e impulsar el cumplimiento por parte de estos últimos de dichos acuerdos. Protegiendo también el patrimonio histórico y cultural venezolano y nuestroamericano, mediante el fomento de una educación crítica que promueva los valores, y la lucha comunicacional contra las manifestaciones culturales impuestas desde afuera y que conforman parte de la ideología dominante.

Como se puede observar en esta pequeña síntesis, el “Plan de la Patria” es mucho más que el contenido que a manera de información e introducción se está repartiendo en forma de tríptico. Y que a manera de manipulación o por ignorancia el candidato retador se encuentra divulgando, haciendo parecer que es un programa escueto. Sé que la flojera de leer es grande para algunos, pero que un candidato presidencial sea capaz solo de leer un tríptico para discutir el programa de su adversario ¡es el colmo!

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 18405 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US N /actualidad/a150373.htmlCUS