Heroica juventud

Son evidentes los destacadísimos roles que viene cumpliendo la juventud en la confrontación al capital en todas las regiones del mundo, sobran los ejemplos en los que la juventud se destaca en la lucha por un mundo mejor.

Y precisamente en ese marco de recomposición de las fuerzas internacionales por la liberación nacional y el socialismo, marco en el que la juventud mundial se destaca, arriba a 65 años de combativa y firme existencia la Juventud Comunista de Venezuela.

Fue exactamente el 16 de septiembre del año 1947, a cinco meses de que el Partido Comunista de Venezuela decidiera la agrupación orgánica de los jóvenes comunistas venezolanos y esta sirviera como cantera de cuadros al partido, cuando se produjo el Congreso Fundacional de esta organización juvenil conocida por sus siglas: JCV.

La firmeza y convicción revolucionaria de la “jota” ha sido puesta a prueba desde el primer momento de su fundación pues en el mismo I Congreso Fundacional, que contemplaba una marcha por las calles de Caracas, la policía arresta a casi la totalidad de los delegados y delegadas obligándolos a completar su deliberaciones en los calabozos, así nació la JCV resistiendo las embestidas del enemigo de clase.

A partir de ese momento ha sido la Juventud Comunista de Venezuela un destacamento de cuadros cuya valentía, formación y disciplina les ha permitido cumplir un papel de primera línea en el combate al imperialismo y a las organizaciones políticas de la burguesía, combates que han permitido abrir brechas para la acumulación de fuerza progresista y revolucionaria que hoy se expresa en la actual etapa de liberación nacional en la cual la JCV, apertrechada de todo el acumulado de sus luchas y deliberaciones siempre bajo la orientación política del PCV, reafirma su condición de organización de avanzada que no solo acompaña y apoya al proceso bolivariano, según la línea del Partido Comunista, sino que cada día realiza mayores aportes en el seno de los jóvenes para profundizarlo; es decir, lograr su avance hacia la liberación social: interés supremo de los pueblos.

El orgullo de ser joven comunista radica, entre otras cosas, en la historia heroica llena de acciones concretas realizadas con la inmensa convicción de la necesidad de transformar la realidad pero ejecutadas según una plataforma y línea que niegan la tergiversada versión que las caracteriza como “acciones aventureras”; de un gran número de ellas podemos destacar la decidida participación de los cuadros de la JCV en la resistencia contra la dictadura de Pérez Jiménez, las acciones de guerra contra el Estado realizadas en el periodo de la lucha armada y en ese mismo marco el secuestro del agregado militar norteamericano, Coronel Smolen, en acción internacionalista exigiendo la libertad del revolucionario vietnamita Nguyen Van Troi.

Lo anterior son apenas algunas de las destacadas acciones que extraemos de los infinitos aportes prácticos y teóricos de una organización juvenil con enorme madurez en la lucha revolucionaria venezolana y mundial por el socialismo.

En la actualidad no ha sido menor la importancia de la querida JCV, su papel protagónico en la realización del 16° Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en nuestro país, sus propuestas y movilizaciones por la Ley de Educación, su decida participación en las movilizaciones clasistas de los últimos años y en especial su respaldo a la exigencia de una nueva y revolucionaria Ley Orgánica del Trabajo, hacen de esta organización una organización cuya firmeza y convicción ideológica marxista leninista, antiimperialista y bolivariana sea un indispensable factor para el avance revolucionario de la actualidad venezolana.

¡Feliz 65 aniversario heroica juventud!

Hablando de heroísmo

En nuestra América es imposible hablar de heroísmo sin recordar, entre miles de hombre y mujeres, el ejemplo luminoso de dignidad y resistencia por la liberación nacional y el socialismo que nos legó Salvador Allende, derrocado hace 39 años por la asociación fascista de la oligarquía chilena y el imperialismo norteamericano (cualquier parecido con la MUD venezolana NO es coincidencia) lo que trajo como consecuencia 17 años de dictadura con la conocida estela de muertos, desaparecidos y exiliados.

En su último Mensaje Allende dijo que “no se detiene los procesos sociales y que la historia la hacen los pueblos”, visionarias palabras de este inmenso marxista latinomericano que  como también él mismo dijera “pago con su vida la lealtad del pueblo”.

A 39 años de ese repudiable y repetido hecho en nuestro continente, siempre con las manos del gobierno gringo tras ellos, hoy se abren con mucha fuerza las alamedas de la liberación nacional y social, además de los gobiernos progresistas y antiimperialista de Cuba, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Nicaragua, Uruguay y otros en la propia Chile este 2012 el Partido Comunista ganó la Central Unitaria de Trabajadores: señales de avance revolucionario; sin lugar a dudas ¡Allende vive!.

[email protected]

(*) Militante del PCV

@edgarmelendez79


Esta nota ha sido leída aproximadamente 844 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a150059.htmlCUS