Para dar solución a los grandes problemas de la humanidad

Para dar solución a los grandes problemas de la humanidad, hay que dar soluciones sencillas, fundamentadas en satisfacer, las necesidades y los interese inherentes al buen vivir de la humanidad, y estos elementos vitales, deben ser asumidos de la manera más sencilla, e identificados como muy sencillos, pero no por ello sin importancia, sino que hay que darle muchísima importancia. Veamos rápidamente, esas necesidades del ser humano son: hábitat, alimentación, salud, aprendizaje, educación, recreación, prácticas culturales y deportivas en suma vivir la mayor felicidad, el acceso a ella, por parte de la humanidad debe ser lo más fácil posible. Algo así, como alzar la mano y tomar del árbol la fruta que precisas, sin trámite porque ello es parte de tu dotación cuando sales del vientre de tu madre. Ninguna de esas soluciones debe ser objeto de lucro ya hemos insistido en ello, so pena de ser simplón o elemental para los enciclopédicos,http://misiondignidadhumana.blogspot.com/2010/09/articulo-de-opinion-el-socialismo-del.html

No es necesario, plantearse grandes y complicadas soluciones, que son resueltas con grandes cantidades de dinero, de paso el dinero no estaba en el esquema original de la vida del humano. La consecuencia de la complejidad, con la cual rodeamos todo el acontecer de la vida de la humanidad aparte de perturbar, es colocar la satisfacción de las necesidades en el umbral de lo imposible. Pero, a nuestra forma de ver las cosas, todo debe resumirse a mirar la experiencia, donde podemos encontrar las condiciones, que enmarquen la forma de vida del humano y, hasta de todas las especies. Esa experiencia, está ahí, en el origen de la vida, nada de soluciones dogmaticas, morales, científicas, tecnológicas, suntuosas, sofisticadas, místicas, etc., dichas así en cualquier orden, en realidad no importa el orden, porque todas no tienen importancia relevante, observen que cada cosa de éstas, a medida que adquiere importancia para el humano crea problemas a la humanidad, por ejemplo, crea segregación, competencia, egoísmo sufrimiento, falsa a felicidad, hegemonía, desprecio, humillación, etc.

La fuente, donde debemos abrevar el conocimiento de la verdad, es el vientre de la madre de la vida. Fuente, que es tan común tan exclusiva, como colectiva y particular pero al final única, aunque totalmente ignorada, por ser natural, por incontrovertiblemente, tan autentica, y en consecuencia apartada a propósito, de lo importante y relevante. Pues, es ahí, donde debemos buscar el ejemplo que es obligante replicar, para dar a la humanidad la máxima felicidad en el transcurrir de la vida. Atrás deben quedar los paradigmas actuales, comunes y rebuscados, que solo sirven de chantajes, de penalidades de falacias existenciales, que hacen miserable la vida del humano. Atrás quedarán los iconos falsos, que producen hegemónicos, así como también tontos útiles, destinados a convertirse por obra de la injusticia hegemónica, en mano de obra barata, y consumistas cautivos, y en conciencia alienados, expectantes de una vida posterior a la muerte llena de felicidad, como recompensa.

¿Dónde está esa fuente? Pues, ella está, en el vientre de la madre de la mujer y el hombre. Dicen los amos de las consejas brutalizantes -con el perdón de los brutos-; que los niños pobres nacen con un bollo de pan debajo del brazo, o, que algunos niños nacen en cuna rica, otros, en cuna de pobre, o dicen también, lapidariamente, los niños nacen desnudos, lo que obtenga después, será ganancia. Igual los hegemónicos judeo cristianos, dicen en la mitología cristiana, que Cristo nació en cuna pobre, pero los más felices veneradores, en cada 24 de diciembre no son precisamente pobres, ni precisamente buenos, ni han realizado la mejor y mayor suma de buenas acciones en su vida.

El mejor, mas feliz, mas placentero modo de vida, transcurre durante nueve meses en el vientre de la madre, ese ser, antes de nacer, tiene toda la alimentación necesaria, segura, a tiempo, suficiente, nutritiva y no esta sujeta a los demonios de los sabores la apariencia la textura , etc. Antes de nacer, ese ser, vive en el mejor hábitat, sin calor incomodo, sin frio estremecedor, tiene ventilación la iluminación pertinente y adecuada a cualquier hora, tiene todos los servicios, agua potable, oxigeno, control y servicio de excretas, ni ofende ni molesta a su posadera o casera, su vida transcurre en un excelente vecindario, con la mejor relación con su entorno, no hace ruidos molestos, atrae con agrado la presencia de los demás vecinos. ¿Acaso, no es sencillo reproducir todas esas condiciones de vida al ser humano, cuando ingresa a este mundo desplanificado por humanos desalmados? Quienes a propósito, quieren llevarnos a ese estatus antes referido en este trabajo y, que no es otro que el desempeño de un rol ineludible pero importante para el hegemónico depredador, que a todas vistas, observa y muestra un desprecio tan grande por el ser humano, cuando construye excelentes y fuertes construcciones para sus ídolos muertos que le sirven como alucinador alienante para adormecer y alienar las conciencias humanas. Mientras, que para el humano tienen una pequeña gama de modelos de cuevas o covachas, que producen en cantidades industriales y aun no alcanzan. Constituyendo éstas cuasi viviendas como un símbolo del hacinamiento y la precariedad, algo así como una ofensiva compensación por el hábitat ideal del vientre de la madre.

Si por una sola vez volteáramos la vista hacia el mensaje - http://wcastilloperez-oligarcastemblad.blogspot.com/2012/09/articulo-de-opinion-reflexiones.html - de la madre naturaleza, -la gran maestra-, y abreváramos de ella la sabiduría suficiente, llegaríamos al mejor nivel de vida. ¿Acaso las especies menores no vienen dotadas para sobrevivir en el medio ambiente?, que de paso, -podemos agregar-, no es tan hostil como se nos muestra ahora, luego que lo agredimos constantemente. Por ello los humanos no tenemos coraza ni pieles gruesas y peludas, más otras características que lo hacen adaptable al medio ambiente. En consecuencia somos dotados de raciocinio, para que nos adaptemos al medio ambiente, nos integremos a él y convivamos con él en armonía, analícelo, y encontrará que entre las cosas sobrantes las más relevantes son el dinero y la propiedad privada. Demás esta decirles, que el socialismo es la forma de vida, que más nos acerca a emular, el maravilloso milagro de la existencia, por ello puede hacer posible la mayor suma de felicidad para el pueblo.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA Y SOBERANA!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1422 veces.