Empresa privada vs actividad privada

Actividad la define el DRAE como el “conjunto de operaciones o tareas propias de una persona o entidad realizadas con diligencia y eficacia”.

Empresa la define el DRAE como “Organización dedicada a actividades industriales, mercantiles, agrícolas o de prestación de servicio con fines lucrativos”

Una cosa es la Empresa privada y otra la actividad privada. Los consultorios médicos, las modestas Clínicas, un Abasto, un pequeño Supermercado, una Peluquería, una Panadería,  un Taller Mecánico son todos actividades privadas llevadas por emprendedores que luchan día a día, que obtienen ganancias por un servicio o un producto comercializado pero que también arriesgan capital, se “sudan” trabajando mas de 8 horas día y forman parte de la población “normal” por cuanto conviven de manera natural y próxima con sus clientes actuales o potenciales.  

Otra cosa es la Empresa Privada, es decir los monopolios, los oligopolios, los oligopsonios  conformados por la mal llamada elite de la población, es decir los que por sus millonarios ingresos por segundo se ubican en la cúspide de la pirámide poblacional por ingreso.  

Cuando el Programa de la MUD, ampliamente denunciado en estos días, ofrece privatizar todo convirtiendo a nuestra nación en Venezuela C. A. no es para beneficiar a la actividad privada a la cual le caería el “ordenamiento legal” muy en boga en la cuarta república y caracterizado por aumento de impuestos nacionales y municipales, exceso de requisitos para iniciar o renovar  actividades, incremento de las tasas de interés para los créditos otorgados exclusivamente por la banca privada, competencia desleal al coexistir en la misma actividad la Empresa Privada con la actividad privada, por ejemplo no es leal la competencia que se establece entre un abasto y Excelsior Gama o entre una farmacia de barrio y un FarmaTodo.. 

No logró entender como venezolanos las clases trabajadoras C, D y E siguen creyendo en los beneficios que otorga la Empresa Privada, que no existen, pues ellos jamás dan puntada sin dedal y a todas sus acciones le buscan el beneficio económico ya que esa actitud forma parte de su código genético

Los amos del Valle son incapaces de buenas acciones por cuanto sus intereses son tan inmensamente groseros y por tanto objetivo de asalto y robo que sus iguales, si se descuidan, los dejan en la bancarrota, pues todos, absolutamente todos, son envidiosos y tramposos.

Todo ostentoso y presumido empresario siempre se opondrá a entregar aunque sea una alícuota de sus riquezas, de allí las evasiones en el pago de impuestos, los rechazos a la legalidad, su temor a las regulaciones y su amor al libre mercado   

Todos esos eventos a que no acostumbraron en la cuarta república: ferias, telemaratones, campañas anticancerosas, rifas, y otras actividades “filantrópicas” eran también grandes negocios pues nunca pierden cuando gastan. Ellos son verdaderos practicantes del famoso y viejo dicho “cobran y se cogen el vuelto”.

Hace 2.012 años Cristo alertaba a los pueblos de la peligrosidad de esta plaga cuando afirmaba “Primero pasa un camello por el ojo de una aguja que un rico entre al Reino de los Cielos”

En el supuesto negado que el majunche llegará al poder lo haría de mano de los Cisneros, los Mendoza, los Machado, los Zuloaga, Los Vollmer, los Phelps, los Delfino, los Sosa, los Boulton, los Tamayo, los Neuman etc, es decir la gran burguesía que por su vínculo servil al Gobierno Imperial Mundial le darían entrada a todas las trasnacionales del mundo.

Esta visión nos retrotraería a la Venezuela del pasado retoñado las tragedias del siglo pasado.

Volverían los niños desnudos, desnutridos y barrigoncitos parados a la puerta del rancho de lata

Volverían las papeletas de café, azúcar y leche en polvo para mitigar el hambre de los excluidos

Volvería el arroz picado al 20% para el consumo de los pobres

Volvería el preparado láctico en polvo por la leche entera en polvo

Volvería el consumo abusivo de polvos tóxicos son sabor a fruta como el Tang. 

Volverían las bandadas de niños cuida carros con el “se lo cuidamos señor”

Volverían los recoge latas.

Volverían los teteros con el agua del arroz.

Volverían los cortes de carne de 1ª, 2da y 3ª

Volvería la venta de hueso pelado para darle gustito a la sopa

Volvería la venta de azúcar moscabada.

Volvería la venta de harina de trigo semirrefinada.

Volvería la perrarina mojada en agua como el corn flake del pobre

Volverían los pobres con discapacidad en las extremidades inferiores, a arrastrase como gusanos o a empujar una patineta hecha con rolineras viejas.

Volvería el juego de terminales y el cuadrito de 5 y 6  como una vía imposible para salir de abajo.

Volverían los niños de los barrios pobres a rodar con un palito el aro de una rueda de bicicleta vieja.

Volverían las rifas y los bolsos como un resuelve al ingreso familiar.

Volverían la caza, con china, de matos y lagartijos para condimentar un caldo.

Volverían las conexiones ilegales al tendido eléctrico nacional y a la red del acueducto público

Volverían las carretillas direccionadas a mano con ruedas de rolineras viejas para llevarle el mercado a una señora o para botar escombros.

Volvería la venta detallada de arroz, azúcar, harina precocida, granos y pastas.

Volverían los zapateros remendones a hacer su agosto.

Volverían las cocinas de kerosén.

Volvería el reencauchado de los neumáticos de carros.

Volverían las ventas por abono

Volvería la venta de gallinas vivas para el sancocho

Seguiría la TV analógica para mantener las cableras

Volvería “Sábado Sensacional” a las ciudades del interior para el circo sin pan de la oligarquía.

Volverían las telenovelas desde el mediodía hasta la noche.

Volvería el crucigrama de fin de año de El Nazional.

Volvería la lucha libre los domingos

Volverían los pasquines amarillistas del Bloque de Armas

Volverían las ventas de revistas y objetos pornográficos a la vuelta de la esquina.

Volvería el canal 50 de Intercable con sus películas pornos a las 11 de la noche.

Volverían los gestores a acelerar las procedimientos en los organismos del Estado previo pago compensatorio.

Volverían los sub-contratistas de obras públicas.

Volvería el obrero contratado a destajo.

Volverían los limpiabotas con el cajoncito y el banquito.

Reducirían el precio de la cerveza, la Pepsi Cola y la Coca Cola

Se incrementaría el juego de terminales

Volverían los Bingos y casas de juegos

Se multiplicarían las licorerías

Y SERIAMOS NUEVAMENTE UN PAÍS SEGURO NO PORQUE DERROTEN LA INSEGURIDAD SINO PORQUE SUS MEDIOS DE COMUNICACIÓN OCULTARÍAN EL 99% DE LOS DELITOS.

AFORTUNADAMENTE, JAMAS VOLVERÁN


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1052 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a149792.htmlCUS