Frente a la criminalización por parte de aquellos que defienden los intereses de los dueños de la ciudad

Comunicado del Movimiento de Pobladores

A la opinión pública.

El Movimiento de Pobladores, frente a la criminalización por parte de aquellos que defienden los intereses de los dueños de la ciudad,  y ante los intentos de responsabilizarnos de acciones con las que no guardamos relación, declaramos:

1. El Movimiento  de Pobladores es una plataforma que reúne a distintas organizaciones populares urbanas comprometidas con la producción popular del hábitat y por la democratización de la ciudad, y es resultado de un proceso de construcción política, articulación organizativa y luchas populares que se inicia en el año 2004. En tal sentido, el movimiento de pobladores se define por su articulación,  la política que defiende y  la lucha que impulsa. Es una unidad organizativa, política y de lucha.

2. Las organizaciones que forman parte del Movimiento de Pobladores expresan distintos sectores y luchas populares urbanas.  En el Movimiento convergen  barrios y comunidades populares urbanas, a través de los Comités de Tierra Urbana (CTU), que se proponen la regularización de los asentamientos populares y la transformación integral de nuestros barrios; familias sin techo, organizadas en los Campamentos de Pioneros, que pugnan por el rescate del suelo urbano y la producción autogestionaria de nuevas comunidades socialistas; los trabajadores residenciales (antes conserjes), agrupados en la organización Trabajadoras y Trabajadores Residenciales Unidos Por Venezuela, que enfrenta la doble explotación, la laboral de los patrones y la extorsión por la amenaza de perder el lugar en que viven; los ocupantes de edificios e inmuebles, a través del Movimiento de Ocupantes de Edificios Organizados de Venezuela, que demandan la regularización integral (jurídica, física y social) de cientos de edificios abandonados por décadas y rescatados por personas sin vivienda; familias en situación de arrendamiento que forman parte del Movimiento de Inquilinos, que luchan contra la especulación inmobiliaria y exigen respeto al derecho a la vivienda; y el Frente Organizado por el Buen Vivir, que agrupa a familias damnificadas que se movilizan por una vivienda digna. El Movimiento de Pobladores es una organización social y política. No asume acciones reivindicativas específicas ni sectoriales, pues estas son realizadas y reivindicadas por las organizaciones que forman parte de nuestro movimiento, así cuenten con el apoyo de las demás.

3. El Movimiento de Pobladores no es una organización viviendista. Nuestra lucha no es por viviendas, ni somos gestores de proyectos habitacionales. Nos planteamos la lucha por la revolución urbana, por la democratización de la ciudad, sustituyendo las relaciones capitalistas de producción y reproducción urbana, que generan pobreza, exclusión y opresión, por relaciones sociales, políticas y económicas basadas en la justicia, la igualdad y la solidaridad. El capital ha hecho de la ciudad su principal negocio, sea a través de la especulación inmobiliaria, sea a través de la industria cultural, de servicio y turismo, que tienen en el espacio urbano su espacio de producción y su principal mercado, o incluso de la industria criminal que recluta a nuestros muchachos de las comunidades excluidas. No habrá socialismo sino transformamos la ciudad, sino ponemos la ciudad, sus espacios, sus dinámicas, las prácticas sociales, económicas y culturales que en ella se realizan, al servicio de la reproducción de la vida y no al servicio de la reproducción del capital, como hasta ahora ocurre.

4. Desde nuestras luchas y debates, hemos venido aportando políticas y elementos para un programa popular y revolucionario para la ciudad, la vivienda y el hábitat. Proponemos enfrentar  la especulación inmobiliaria, el latifundio urbano y los desalojos arbitrarios, haciendo que la tierra y la vivienda dejen de ser una mercancía y se conviertan en un derecho para todos. Proponemos la producción social del hábitat, que a través de la organización popular y de la autogestión, garantizando acceso al suelo, al financiamiento y a los medios de producción,  el pueblo haga la ciudad, como siempre la ha hecho, pero ahora para el pueblo mismo y no para los que se apropian de su esfuerzo. Proponemos la transformación integral de los barrios y comunidades populares, pugnando por la justicia territorial, de modo que todos tengamos igualdad de condiciones urbanas, terminando de una vez por toda con las odiosas barreras que hacen que haya una ciudad para los pobres y una para los que pueden pagar por ella. Proponemos también la lucha contra la sobreexplotación en la ciudad que niega el valor del trabajo domestico basándose en relaciones de dominación no solo capitalistas sino también patriarcales y coloniales. Estas aspiraciones solo pueden ser logradas con la contundente victoria del candidato de la Patria y la derrota del proyecto restauracionista y privatizador de la derecha, que pretende hacer de la ciudad un negocio para unos pocos y perpetuar la exclusión de las grandes mayorías. Sólo con Chávez y la revolución tendremos vivienda y ciudad para todos.

5. El Movimiento de Pobladores no se pretende la única ni la principal referencia de la lucha popular urbana. No tenemos ninguna intención de convertirnos en los tutores de la organización popular por la vivienda y el hábitat. No somos sino una expresión de un sector social que en las últimas décadas emergen en toda América Latina como  sujeto de transformación: las pobladoras y los pobladores, aquellos que tienen como lugar de lucha la ciudad, la comunidad, el espacio en que viven. En tal sentido, respetamos y saludamos todas las formas de organización y lucha de las y los pobres por el derecho a la ciudad, y convocamos a debatir políticas y estrategias comunes. Por eso nos negamos a colocarnos del lado de los intentos de criminalización y descredito contra estas luchas.

6. La lucha por la ciudad, contra el negocio inmobiliario y el latifundio urbano, debe darse en condiciones favorables, porque al enfrentar intereses tan poderosos, debemos protegernos de derrotas innecesarias que pueden fortalecer a los dueños de la ciudad y a sus cómplices. Debemos prepararnos para una lucha que será larga y ardua, pero con la fuerza del pueblo y con la revolución, será victoriosa.  Creemos además que en el actual momento electoral, es necesario, sin arriar nuestras banderas ni desmovilizarnos, evitar provocaciones innecesarias, y más bien elevar el carácter político de nuestros combates. Pues finalmente si no tenemos vivienda digna, si la ciudad es ajena y excluyente, es por los intereses y negocios que hacen de la ciudad y de la vivienda un privilegio para unos pocos. Llamamos a enfrentar estos intereses, a derrotar al capital inmobiliario, al negocio de la construcción, a los bancos que se quedan con el ahorro habitacional, a denunciar estos intereses que ahora se encarnan en el candidato de la derecha, a levantar nuestras propuestas para el programa de la patria, para que la ciudad sea del pueblo. Llamamos a impulsar la revolución urbana, a la construcción de la ciudad socialista, nacerá de las luchas cotidianas de todos los pobres de la ciudad, más que de megaproyectos realizados por empresas transnacionales. Llamamos a impulsar la victoria del Presidente Chávez este 7 de octubre,  única garantía de tener una ciudad para todos.

UNIDAD DEL PUEBLO POR LA DEMOCRATIZACIÓN DE LA CIUDAD Y LA REVOLUCIÓN URBANA

PARA QUE LA CIUDAD SEA PARA LOS POBRES, QUIENES LA PRODUCEN

POR LA AUTOGESTIÓN COMO VIA SOCIALISTA PARA LA PRODUCCIÓN DE VIVIENDA Y HABITAT

CIUDAD PARA LA VIDA Y NO PARA EL CAPITAL

MOVIMIENTO DE POBLADORAS Y POBLADORES, RESTEADOS CON CHÁVEZ

Movimiento de Pobladores, Caracas 6 de septiembre 2012.

Enviado a través de [email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1005 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a149787.htmlCUS