La Opinión Pública y el Poder Popular (II)

La opinión pública al parecer surge simultánea al concepto del Estado moderno, como resultado de la Ilustración en el siglo XVIII. Filósofos como Rousseau, Locke, Montesquieu, Kant y Hegel delimitaron la opinión pública vinculada al orden jurídico del Estado.

De hecho a Rousseau se le percibe como el progenitor de la opinión pública, él argumentó que ésta debe entenderse a manera de la manifestación de la voluntad colectiva. Así, para Kant es el resumen de la idea de la Ilustración de utilizar la razón y la ley pública. De tal forma Locke dedujo que tres leyes condicionan el comportamiento humano: la ley divina, la ley civil y la ley de opinión pública.

Mientras Hegel aclaraba que la opinión pública es la herramienta con la cual la sociedad expresa su apoyo o desaprobación por las medidas del gobierno y hasta de los mismos funcionarios. De este modo, es histórico que desde sus comienzos, anota Vincent Price: “la opinión pública era el ejercicio de reflexión de los individuos libres sobre su asociación y existencia universal como seres libres; era el consenso general, la opinión unitaria del público ciudadano respecto de la ley a promulgar y de la decisión a tomar”.

En consecuencia es en la época de la Ilustración con la Revolución Francesa, la rebelión encabezada por la burguesía, cuando el principio de soberanía se localizó en la noción del pueblo: “La soberanía radica en el pueblo”. Siendo esta la proposición inicial que aparece en la escritura de las constituciones de las nuevas Repúblicas y de los Estados soberanos. Entonces aquí es pertinente la explicación de Habermas: “En la opinión pública ilustrada, una minoría, en calidad de elite, asume la representación de unos intereses aparentemente universales, pero que en el fondo trabajaban a favor de los intereses de la naciente burguesía”.

Luego en el transcurso del tiempo el concepto de la opinión pública varía y sugiere el significado de lo público, esto indica las concepciones de: visible, manifiesto, accesible, propio del interés común, colectivo, conforme al provecho general y, en concreto, lo concerniente a cuestiones relativas para el beneficio del pueblo y a la gestión del Estado. Oportuna es la reflexión de Hans Speier quien comenta su noción: “entendemos por opinión pública las opiniones sobre cuestiones de interés para la nación, expresadas libre y públicamente por gentes ajenas al gobierno, pero que pretenden tener el derecho de que sus puntos de vista influyan o determinen las acciones, el personal o la estructura del gobierno”.

Con todo, la manifestación de los pueblos que exigen justicia, demanda un nuevo sentido a la legalidad de los Derechos Universales: en el sentido de trasladar a niveles de equivalencia social y material la igualdad formal de la ley. Por ende surgen exigencias de reivindicaciones para corregir las circunstancias del trabajo, de la educación, de las condiciones básicas para vivir con dignidad y justicia, a más de la esperanza personal, familiar y colectiva.

Pese a ello, es preciso permanecer vigilantes porque los valores de soberanía que distinguen como principio a la opinión pública pueden cambiar para razones oscuras de utilidad privada y además de antipopular, lo que contradice las posiciones democráticas. De esta suerte, con el aumento activo del poder de la esfera popular, la opinión pública irrumpe como una nueva forma de autoridad política que deviene de socializar la información.

Es que se democratiza la participación, la palabra, el conocimiento y la misma democracia transparentándose como sinónimo de Socialismo. Ejemplo ilustrativo es la concurrencia, no sólo política, del poder popular en la Revolución Bolivariana, enfrentando con conciencia de clase a la ideología burguesa, bajo el irremplazable liderazgo del Comandante Chávez.

[email protected]


REFERENCIAS

Habermas, Jürgen. Historia y crítica de la opinión pública. La transformación estructural de la vida pública, ed. GG, Barcelona, 1981, 1994 (4º ed.).



Hans, Speier. Desarrollo Histórico de la opinión pública, Roble, 1969, pág. 56.



Price, Vincent. La opinión pública: esfera pública y comunicación, Paidós, Barcelona 1994, p. 87.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 816 veces.