Entre tanto

Simular no es volar

Es una práctica, un ejercicio en profundidad. Un ensayo con todos o casi todos los elementos, pero ensayo al fin. Para el aspirante a tripular un avión o un cohete de aeronavegación interespacial la simulación es requisito siene qua non. Pero no es volar.

Siempre el acto real tiene elementos claros y distintos que pueden deparar sorpresas.

Sin embargo, el entrenamiento, el ensayo, el simulacro es importante e imprescindible. En la preparación para la participación electoral en Venezuela, pese a que contamos con un árbitro electoral de probado equilibrio y ética, de responsable trabajo y de óptima dotación tecnológica blindada ante los riesgos de alteraciones o fraudes, el simulacro es cada vez más importante. El del pasado domingo 2 de septiembre fue especialmente importante. Primero, porque el CNE tuvo la oportunidad de demostrar su eficacia, equilibrio y probidad. Segundo, porque la maquinaria encuestadora que elabora en laboratorios sus muestreos quedó rebasada por una realidad en la que las cifras tenían rostros, piel y emociones muy mayoritariamente parecidos a la voluntad de seguir construyendo patria, bajo el lIderazgo del comandante Hugo Chávez. Y, tercero, porque la militancia revolucionaria, las patrullas de vanguardia, pudieron revisar autocriticamente sus mecanismos organizativos y el uno por diez, incluyendo alertas, traslados y logística.

Pero simulacro de vuelo no es vuelo y, por tanto, no tomemos el simulacro como lo real, como el acto, sino como un entrenamiento. Los revolucionarios tenemos muchísimas tareas por desarrollar todavía. Tenemos fallas por corregir, maquinarias por aceitar y organización por fortalecer.

Así que el llamado es a desechar toda tentación de triunfalismo y de arrogancia. No ganamos. Demostramos ir por buen camino, pero para vencer hace falta seguir luchando, seguir trabajando, seguir construyendo.

La Misión 7 de Octubre no ha concluido. Y la definitiva independencia está después, mucho después de este importante octubre.

Simular no es volar, pero perseverando en esta revolución alcanzaremos el vuelo de la Patria socialista e independiente!

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1034 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US N /actualidad/a149526.htmlCUS