Algunas tribulaciones militantes en la Venezuela de ayer y de hoy


Me traslado a los años setenta, que marcaron en mi formación, hasta tatuarse en la dermis, mas allá del pensamiento cartesiano muchos conceptos, los cuales se convirtieron en filosofía de vida y hasta llegar a definir un sistema conductual, a la hora de enfrentar la realidad, nuestra realidad o lo que percibíamos como realidad, cada una mas subjetiva que otra, ahora bien de donde vinieron esos conceptos como los adquirimos, no siempre fue en el aula, en el academicismo, en la enseñanza formal escolástica, los adquiríamos aunque si por supuesto en muchas de las veces dentro de los mismos espacios creados para ello los liceos y universidades, pero mas allá de los muros al fragor de la lucha política, que era para muchos de nosotros, para un sector del estudiantado de la época la única motivación , y el sentido de existencia de la vida misma , así lo creíamos y todavía creo que este estigma nos persigue, fuera de ese espacio nos sentimos perdidos aunque por supuesto de la política la nuestra como las concebíamos, porque en la otra, la politiquería nos sentimos mas solos aun, como elementos políticos (dentro del verdadero concepto, de política) con toda y su ética era la de la pólice griega asumida por muchos de nosotros como la vocación marcada por el destino de nuestra misión terrenal , hasta un grado tan profundo de estoicismo y entrega, peligroso en algunos casos por podernos producir una disociación de la realidad, o simplemente fundirnos el cerebro, y el cuerpo, pero todo esto que dan significado a través del tiempo, valga lo paradójico esa misma, cuando a alguien de los luchadores dentro de cualquier colectivo o fauna, esta que trato de describir, el grupo que nos agrupábamos por afinidades políticas y desarrollamos una actividad intensa en ese sentido las veinticuatro horas del día con esa intensidad de vida, cuando dentro de esta especie que desde ya nos comenzaban a ver como marcianos perdidos en la tierra. Hoy recuerdo que aquel que lo tildaran con el mote del Cura Rojo, y yo pará entonces bauticé a un par de ellos a pesar que casi caigo por unos años en ese Lote de clasificación, los llamáramos así no precisamente porque ese camarada rojo , vistiera los hábitos o fuese miembro de una iglesia, sino por lo extremadamente irracional de las conductas que asumían, las que consideraban deberían ser de un militante revolucionario, no tenían nada que envidiarle al OPUS DEI hasta coincidían los amigos, y me refiero por si acaso a estos dos en concreto que yo bautizara a la sentencia que el sexo solo debía practicarse como una acción únicamente reproductiva, por ello yo no formaba parte del grupo, aunque siempre estuve unido a ellos, y a las pruebas históricas me remito. A pesar de lo anteriormente narrado insisto que la política o los políticos, no los politiqueros además de ser una vocación todas ellas debe ejercerse como un apostolado creer realmente en lo que se hace intentando con ello acercarnos el máximo posible a una verdad, a una necesidad que quizás en muchos ejemplos no existe la cual siempre he repetido hasta el cansancio, y es valido para toda postura que asumamos en la vida que es: Debemos predicar con el ejemplo.

Lo más duro es no saber a qué altura del devenir nos encontramos lo cual en principio, desnaturaliza su esencia, con el fin de lograr esa máxima propias de seres carnales, terrenales, no es única de marcianos cura rojos, militantes comprometido, apósteles, y verdaderos prelados, no aquellos que aplaudieron y ejecutaron la originaria inquisición, bendijeron la matanzas de indígenas, aquellos que cambiaron igual que un espejo la cruz por tierra, a los originarios de estas geografías esos curas que hoy día vemos y reconocemos en nuestra iglesia, aquellos que para el diario actuar no coincide con la máxima de predicar con el ejemplo,¿ o es ese el ejemplo? Falaz , impropio de el verdadero cristianismo ( por cierto ahora recuerdo que también se la oí muchas veces al maestro visionario Alfredo Maneiro)en nuestra curia, o mas bien si el ejemplo tergiversado , se alejan dela condición cristiana cada vez que demuestran algunos de ellos la satánica capacidad que poseen de mentir, intrigar, medrar y confabular en torno al proyecto Bolivariano, habrá pronto que pensar si algunos de ellos están en un plan, Babel destruyó el Primer Templo y Roma destruyó el segundo, será que la orden secreta que gobierna a unos cuantos de ellos tiene como misión destruir el tercer templo en VENEZUELA , o desde Venezuela, será así hermanos , es la misión de modelo 111111, Así se cumpliría una de las profecías escritas en la Biblia, pero no en Jerusalén sino en Venezuela ó desde Venezuela.-

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 942 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Lorenzo Angiolillo Fernández

Ex Embajador, escritor, analista político, e Ideólogo Bolivariano

 angiolillo777gmail.com

Visite el perfil de Lorenzo Angiolillo Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a149521.htmlCUS