Por su culpa los periódicos huelen a guayacol

Vejetes de la 4ta-R in situ emigren a los gerontológicos

Es hora de que duerman, que se tomen su lechita, que se coloquen sus  pijamas con gorros de colador de café, busquen sus pañalitos, se beban sus pastillitas de cafenol, su gregoriana, sus elíxires paregóricos, se coloquen aceites alcanforados en las articulaciones, se relean los cuentos de Onza, Tigre y León y se busquen algunas cintas del legendario Andrés Cisneros que también hay CD. Usted Rafael Poleo, ubique a Ravell, a Ledezma, a Allup y a otros vejetes del diablo y póngase a jugar queto y rojo en cualquier lugar de su casa.  Usted, Poleo es experto en eso porque lo jugaba casi diariamente con Mantellini, el Negro Encarnación, Rómulo y aquel, anciano al que llamaban Gonzalo Barrios. ¿Se acuerda Rafael Poleo la vez que usted iba subiendo por la escalera aquella, ja, ja… cuando no era en la casa de El Paraíso, era por Prados del Este en la quintita del adeco con apellido italiano ¿cómo era que se llamaba? Nunca se cansaba de jugar rayuela, palito mantequillero y mogola que era su juego preferido.

Miren llévense al vejete cascarrabias de Teodoro Petkoff. El es experto en escondido y echando  gurrufio de botón. Por cierto una  vez  cuando se la daba de comunista, sus panas lo escondieron por La vega pues al vejete le dijeron que lo buscaba la Digepol y  le dio una tembladera de padre  y señor mío. Igual le pasó aquella vez cuando se fugaron del cuartel San Carlos, el único que se orinó en el túnel fue él y Simón el árabe cada vez que contaba eso se desternillaba de la risa porque Teodoro que además se la daba de ateo no salía de una oración esa noche de carnaval de Macuro a Jabonería. No se han dado cuenta, todo cobarde es bocón y grosero. En el baño de la “concha” era  experto dejando la puerta del baño abierto cuando se bañaba. Y reía y reía.

Eran los años en los cuales engañó a la juventud jurando que “A esa burguesía payasa que rectea no le daremos tregua hasta que sea eliminada para bien de la sociedad”, pero se volvió pura paja. Igualito a Santos Yorme que terminó rompiendo El Manifiesto, maldiciendo a Engels y colocándole La Tribuna Popular a su perro para que cague. Estos rolos de vejetes no saben el bien que le hicieron a la población; sin mucho esfuerzo el soberano les pilló la  mentira de que eran revolucionarios. Hoy soy unos menesterosos pensantes con Teodoro, jalándole a quienes una vez llamó bichos para poder publicar esa ofensa al periodismo llamado “pascual” y el anciano Santos Yorme garabateando comida de asno en el periódico del Majunche. Recuerda camarada: nuestros periódicos son Vea, Correo del Orinoco, Caracasccs y los alternativos, igualmente nuestras emisoras de radio TV y páginas Web.

Ya vejetes del infierno dejen en paz a la patria. Les sugiero un rincón de la plaza  Diego Ibarra para que recuerden cuando hacían trencitos corriendo uno tras otro como unos mismos  penepén echándoles papelillo en la boca a las muchachas y vistiendo vistosas máscaras de Dark Búfalo, y Blue Demon. Rafael Poleo una vez se disfrazó de El Chiclayano y tiró un tackle con la mala suerte que se lastimó una rodilla y salió llorando  envuelto en la capa de Superman que lucía Ramos Allup. ¿Te  acuerdas Rafael? Una vez, hablando de carnaval  a Manuel Rosales lo disfrazaron de zorro, pero como no consiguieron la letra z para colocársela en el traje, pues él se puso una S con una tiza...

Pero eran otros años, en los cuales se hacía el ridículo pero  alguien explicaba: “Son cosas de muchachos”, pero hoy esa ridiculez que ustedes protagonizan en conjunto son más pavosas que las uñas que usa Maricorina adheridas con pega loca de la mala. Por ejemplo, Rafael Poleo ¿con quién cuenta para salir corriendo si es que las circunstancias así se lo piden? ¿Cómo hace Ramos Allup para que no lo alcancen en una carrera corta o Ledezma? Los adecos son expertos en carreras de ochocientos metros, como la que pegó ese bocón pantallero y metiche llamado Pablo Medina cuando escuchó la voz del pueblo en Miraflores en 2002. Pero las condiciones no son las mismas: ahora hay arteriosclerosis  amuñuñaos, dolor de panza, y demás. Dígame Ledezma que tiene hongos en los dedos gordos de ambos pies.

Dejen en paz a la nación, Váyanse bien lejos ¿no les alcanza lo que se pillaron en casi 50 años? ¿No cobran pensión de vejez que ahora si vale la pena? Ramos Allup tiene que haber guardado de cuando se la pasaba durmiendo en el Congreso Nacional y sólo se despertaba para cobrar. Rafael Poleo quédate durmiendo en tu ranchito, Ledezma deja ya de protestar y métete en la mecedora esa que te regaló CAP cuando te quedaste descalzo para prestarle los zapatos de charol negro, porque CECILIA se empeñó en que esos eran los que le combinaban con el traje marrón que llevaba. Ya ancianos Belcebú, retírense que están más fastidiosos que una explicación del cegato pánfilo Julio Borges diciendo “Es que Chávez no ha hecho ninguna casa, ni apartamento, nada, nada…”

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1296 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Ángel V. Rivas


Visite el perfil de Angel V Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a149387.htmlCUS