Capriles-Rajoy-Uribe, el triángulo de las mentiras

Uno de los recursos más abominable de los hombres y mujeres es recurrir a la mentira, su utilización da muestra de inseguridad y desconfianza. El mentiroso, o embustero, o falso, o mendaz, o patrañero, o cobero siente temor de ser aceptado tal como es y por eso apela a la mentira. Cada quien podrá tener una idea de la mentira, la más sencilla, es lo contrario a la verdad. Una mentira es una afirmación expresada por un individuo, que a sabiendas que es falsa, en todo en una parte, espera que la audiencia le crea. Mediante tales ardides oculta la realidad en forma parcial o total con la finalidad de lograr un objetivo o quizás, para esconder algo. Cuando se miente se percibe un engaño intencionado con un propósito escondido. El mentiroso asume que éste es un recurso fácil de la cual se vale, dado que con poco esfuerzo, ni privaciones, puede avanzar hacia el logro de una meta.

Miente un publicista cuando ofrece un producto sin conocer sus bondades, miente un médico cuando somete un paciente a una operación o tratamiento, a sabiendas que existe otro más económico y de igual beneficio, miente los dueño de los medios de comunicación cuando da información parcializada y desinforma, miente los dueños de laboratorios cuando sacan al mercado alguna medicina sin ningún beneficio, miente un esposo o esposa cuando le es infiel a su cónyuge, miente un presidente cuando no cumple sus promesas electorales. En fin, podemos hacer una enciclopedia sobre las diversas mentiras de hombres públicos cuyas falsedades llevaron a la debacle a numerosos países.


En la política actual hay tres ejemplos notorios de políticos mentirosos. El primero a nombrar es a Mariano Rajoy, presidente del gobierno de España. El referido llegó a la presidencia ofreciendo aumentos de sueldos, eliminación del IVA, mejorar los servicios de salud, apuntalar la educación pública, entre sus grandes promesas electorales. Para tal fin contó con el apoyo del Partido Popular, de la misma tendencia derechista y fascista de PJ (puro joder) del candidato Capriles. Llegado al poder, el pueblo que lo eligió advirtió que su programa electoral fue una oferta engañosa, un verdadero fraude. A tal grado que, quienes votaron a favor o en su contra están viviendo la peor crisis de todos los tiempos. Todo consecuencia del modelo neoliberal implementado por el presidente mentiroso: desempleo, aumento del IVA, desmejoramiento de los programas de salud, reducción del gasto público y de los sueldos, aumento de la edad de jubilación, disminución de la pensión de vejez, eliminación de subsidios a la minería, entre tantos de los graves problemas que agobia a la Madre Paria.

Otro de los políticos mentirosos es el ex presidente Álvaro Uribe, asesor de seguridad del candidato de la derecha Capriles. El primero, el creador de los falsos positivos, el fundador de grupos paramilitares, el vinculado con los carteles de cocaína, el hombre con expediente en la DEA por traficante, el ligado con narco lavadores de dólares, el enterrador de la comarca de opositores en fosas comunes, el presidente que permitió la instalación de más de ocho bases militares norteamericanas en Colombia, el mismo que no invadió militarmente a Venezuela porque no tuvo tiempo, entre tantas de sus “virtudes”. Resulta que el ex presidente Uribe, admirador y amigo del “joven prominente” Leopoldo López; el jefe de varios senadores, alcaldes de su partido presos actualmente por narcos o protectores de paramilitares; familia cuyos miembros están convictos y confesos por narcotráfico; jefe del ex director del DAS también confinado; cabeza visible de los militares y generales de alta graduación detenidos por narcos, por lavadores de dólares y vinculados con los paramilitares, entre tantas perlas, en este momento, se hace el pendejo. Ahora, resulta que el pobre “Varito”, como se le conoce en los bajos fondos, no sabe nada de lo que estaba ocurriendo en su entorno durante su presidencia. Como se ve, esta es la muestra de un político que miente con desparpajo, a sabiendas que sus allegados, funcionarios, familias, amigos, y miembros de su entorno muy próximo, tenían que darle parte de las gestiones realizadas durante su gobierno. Hay que tener presente: Álvaro Uribe es vocero de la campaña de Capriles en los predios cercanos de la frontera, así como financista de su gesta electoral y curruña de de Leopoldo López y Armando Briquet, los directores de campaña de la derecha.

Bien dijo el político alemán Otto von Bismarck: “Nunca se miente más que después de una cacería, durante una guerra y antes de unas elecciones” o como reza el proverbio chino “la mentira produce flores pero no frutos”. Para cerrar el triángulo de las mentiras traigo a colación a otro político mentiroso. Se trata de Cpariles, el candidato de Rajoy y el favorito de Uribe. El aspirante de la derecha está conformando su campaña electoral, no basada en un pensamiento político, no en un proyecto, mucho menos en una doctrina, su cruzada la está desarrollando sobre la base de repugnantes mentiras, de un guion elaborado por el Departamento de Estado de los EEUU que le da las pautas para sus quiméricas aspiraciones. Para eso basta con revisar sus anodinas intervenciones en la cuales es fácil advertir la falacia de sus declaraciones. Veamos:

“Yo no tuve nada que ver con el golpe de estado”. Es público y notorio que Capriles junto a PJ (puro joder) participó activamente en el golpe de estado del 2002. Basta recodar los videos de la época.

“Soy el candidato de la paz y el amor”. Me pregunto ¿era un doble de Capriles quien apareció en la pantallas de televisión haciendo caso omiso ante las embestidas de cáfila de desalmados contra el ex ministro Chacín. Agresiones propiciadas por él y el fanfarrón Leopoldo López. Lo mismo sobre lo que ocurrió en la violación de la embajada de Cuba.

“Voy a resolver los problemas de seguridad del país en menos de un año”. Los residentes en el Estado Bolivariano de Miranda, vemos con estupor tal ofrecimiento. ¿Cómo el candidato de la derecha puede hacer tal ofrecimiento si en cuatro años como gobernador los índices delictivos y crímenes aumentaron?

“El documento militar forjado que apareció en mi twitter lo falsificó el gobierno”. ¿Hasta dónde llega el caradurismo el candidato de AD y Copey?

“En mi gobierno no se regalará el petróleo y ni un barril de crudo se regalará a Cuba”. Vale preguntarse, si Chávez regala el petróleo ¿cómo hace para pagar sus compromisos internacionales? Parece que nuestras reservas internacionales son de chapitas de refrescos. ¿Acaso los convenios de salud y deporte con Cuba no producen enormes beneficios al pueblo de Venezuela? Repulsivas mentiras del candidato de AD y Copey.

“Como ustedes pueden ver, a las casas que estoy entregando lo único que le falta es el frisado y la pintura. Porque lo estético es lo de menos”. Es fácil comprobar que el “plan de vivienda” de Capriles es un engaño, basado en menosprecio que los sifrinos de PJ (puro joder) sienten por el pueblo . Cambia un rancho por otro rancho. El candidato de la derecha está seguro que con un cheque de mil doscientos bolívares una persona podrá resolver el problema habitacional. Invito a los lectores dar un paseo por la avenida Lecuna y por la avenida Libertador de Caracas para que constaten en tiempo real las maravillas de edificios construidas, habitadas y en construcción por la Gran Misión Vivienda.

Lo anterior son mentiras de Capriles, a pesar que hay muchas más, que pueden verificarse de manera simple. Hay que tener presente: un político que miente una vez seguramente lo hará dos veces, o tres o quizás, tantas veces como lo desee con el fin de logar su objetivo por medios “non santos”. Si tienen duda observen lo que está sucediendo en el reino de España consecuencia de las mentiras de Rajoy y no olviden los apremios por lo que está pasando Álvaro Uribe, el amigo entrañable de Leopoldo López, asesor y aliado del candidato de la derecha, secuela de sus reiteradas falacias.

Por esas evidentes mal intencionadas mentiras de Capriles y sus aliados, la burguesía criolla chula y arrastrada más nunca volverán.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1192 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a148983.htmlCUS