“Cadáver Inmortal” Luis Miquilena te arrastró a los abismos de la traición

¡Eh, De Lima, querido viejo amigo! ¡Qué día el de extraer el puñal!

Yo estimo que nadie está  en posesión de toda la verdad, es por lo que me hago autocrítico; me tolero a mí mismo en lo posible para poder tolerar a los demás.

Nunca exhibo mis verdades como absolutas, puedo equivocarme pero se me da que ese “Cadáver Inmortal” que es Luis Miquilena embaucó a De Lima hasta arrastrarlo al abismo de la traición contra Chávez.

Supe que el dirigente escuálido David De Lima -amigo todavía, desde mi modesto punto de vista- hoy dio muestras de decencia y criticó  la perversa estratagema de su par Capriles Radonsky, de recrear a Venezuela en un mar de sangre.

Es tarde, muy tarde, pero todavía puedo y quisiera sentarme a conversar a solas, como antes lo hice, con David De Lima –repito, querido amigo- para tratar de leerle la cartilla.

(Os advierto que no es pedantería sino andragogía política).

Otros tres apátridas -“Ofidio” González (ex gobernador adeco), Héctor Pérez Marcano y Teodoro Petkoff- también metieron la cuchara en el asunto pero fue  “Cadáver Inmortal” quien metió su mano huesuda y lo arrastró a donde estuvo y de donde parece querer salir.

Pero, al grano:

Valoro francamente como un gesto responsable el pronunciamiento que De Lima ha hecho respecto al plan criminal que bajo la manga guarda Capriles para, en caso de llegar a presidente de Venezuela, destapar ríos de sangre.

Digo con la más  áspera crudeza que el gesto de recapacitar puesto de manifiesto por el compatriota De Lima es como tratar de extraer el puñal dado por él contra la revolución, pero, bienvenido sea, del compañero De Lima, su gesto, al menos de mi parte, y abro mis brazos para abrazarlo con respeto y afecto porque aprecio que es un gesto digno y valiente que enaltece, en defensa de nuestra patria.

No en función de perdonavidas sino de amigos francos es como quiero encontrarme con ese compatriota escuálido. 

Otan: Ofidio equivale a cambiar “f” por “v”. 

[email protected] 

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3572 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas