Capriles un hacedor de mentiras fofas

El candidato de la oposición –el embusteroso Capriles sin enmienda- es el number one dentro del ranking mundial de los aspirantes primerizos a presidente que, goza a plenitud de su desparpajo para decir las cosas que ve y las que no ve, que le vienen de Miami bien explicaditas por el “marketing y comunicador integral” venezolano que lo pone a vibrar en el ámbito nacional con una bien sabida encomienda de negarlo todo que, el que niega contra el gobierno de Chávez: hace camino al caminar que los desatinos por venir emparejan las cargas de la doble espera que los venezolanos no son la excepción de la virginidad nada concebida y, candidato por favor no aflojes –le recomienda- que si no ganas empatas que, para ello te fabricaremos encuestas que sino te ponen a ganar tampoco te ponen a perder y, sigue por demás sin mucha hablantina que te puede producir una urticaria lingual y, eso no le conviene a su corta edad de peregrino callejero y, que tampoco se entregue a los  malos brazos de la atracción que eso desconcentra la rutina de la agitación y, que resguarde las pocas neuronas que todavía le quedan de lástima para ensuapararse de afectos involuntarios que a la larga, la alegría por venir lo pueden inducir al matrimonio que debe seguir pendiente como un incentivo más de atraer muchas mujeres a su futuro de esperanza.

Y, la recomendación descriptiva es tal que en incisos precisos y laboriosos le recalcan que cuando pase cerca de un puente sople con fuerza que los puentes del gobierno viven cayéndose y que se afinque en eso de que los que no pueden viajar lo apoyarán, entre más puentes se caigan mejor y, que se siga acuñando en decir y repetir que, la gente no come y que si no comen mejor para él, pues no tendrán fuerza para ir a votar el 7-O y, en suma serán menos votos para el candidato Chávez que la abstención lo mata.

También en observaciones particulares le sugieren que se pegue de las lluvias y que pida mucha lluvia y que no nombre para nada a san Isidro Labrador que ese carajo está con Chávez, ya que es sabanero y, que además diga que, las lluvias que están cayendo en todo el Territorio son por culpa del gobierno de Chávez: por no tapar –éste- el boquete solar por donde ellas vienen y, que además lo hace para que la fábrica de paraguas que es de los chinos crezca a falta de sol.

Y es casi obligatorio que tiene que puyar los aires de la desconformidad donde deba que eso deja votos inciertos que irán directo a él sin llegar al altar de los compromisos duales y que, como en el país hay muchos ciegos y, por lo tanto corazones que no sienten que por demás es positivo a su candidatura meter las manos del tanteo del sueño: tirándole sin piedad a los ministros como los grandes culpables del desastre del campo en que la tierra no florezca de frutos de exportación y, que por eso los venezolanos están desnutridos al comer mal –los pocos que comen- todo lo que viene de Brasil y de Centro América.

Que le dé duro en contradecir a las encuestas y que recalque con emoción matutina que todas ellas –sin excepción- son pagadas por el gobierno nacional y, que por lo tanto no son dignas de creer y el que tenga ojos que vea por Globovisión el tumulto de personas que lo acompañan siempre en la escalada electoral que lleva adelante con la consabida habilidad de sus consejeros más íntimos.

Y, finalmente le remacha de toda comprensión a la intemperie que deshaga la promoción que hace el presidente Chávez con la misión vivienda y, que por el contrario estafe a sus seguidores manteniendo con asidero publicitario que las hechas por él como gobernador de Miranda son mejores en amplitud recreativas y, tienen más soporte vivencial que las del gobierno y, que las suyas poseen todas las comodidades que individuo alguno pueda desear con piscinas y jacuzzi invisibles que en un momento dado pueden ser manoseadas como un cuadro en la pared y, además con aire acondicionado bajo tierra con subterfugios anti temblores que, no las tumba maleficios inducidos de envidia ni el soplete del odio, ya que fueron construidas de bases nuevas al cubo en el plano de la imaginación capitalista.

Y, finalmente debe recostarse como peso pesado en el cuadrilátero de la confusión en poner en tela de juicio lo que afirmó el BCV de que hemos crecido y, compararlo con la inseguridad que esa si crece con pasos agigantados en la escala del tanto por ciento al mayor, por lo que ese ente no ve para afuera y, preguntarse sin responder, al decir que no hay país en el mundo que crezca si todo lo importa y dejar que esa piedra de la duda ruede por la pendiente libre sola y, como sebo resbaloso de impacto televisivo es lucrativo rentable presentarse a esos medios con un chupón rojo en el cuello y si le dan una paloma blanca de aceptación y cariño debe, jugar con ella con habilidad que ponga a pensar al público de su capacidad de atrapar todo lo bueno para Venezuela y, que se mire como algo nuevo que viaja a través del autobús del progreso hacia el futuro que nos espera. Y que nosotros decimos desde otro ángulo de observación que, ¡Dios nos libre!

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1696 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a148607.htmlCUS