La Cultura y sus obras

Asunto: La Ruta Nocturna de los Museos. Día: Viernes, cada quince días. El lugar: Bellas Artes, e implica al Museo de Bellas Artes, la Galería de Arte Nacional, el Museo de Ciencias, el Museo de Arte Contemporáneo. La hora de la cita: puede ser luego de la finalización de la jornada laboral. ¿En qué consiste esta idea, ahora hecha praxis?: es un Programa del Ministerio del Poder Popular para la Cultura (MPPC), inscrita en una política de rescate de los espacios, de integración de la gente, de masificación de la cultura, de acceso a sus diversas expresiones. Precio: ninguno. Valoración: ¡súper arrrrrecho!

El programa La Ruta Nocturna de los Museos es, sin duda, una gran obra de la Cultura en el marco de la Revolución. Se trata de acoger y visibilizar la cultura emergente, rebelde, multiversa, revolucionaria (en tanto ha transformado el modo de ponerla a disposición del pueblo)… La Ruta Nocturna de los Museos parte de pensar en Caracas desde otra perspectiva. Es más, esta concepción de ciudad deja de pertenecer al pensamiento y pasa a ser parte de la dinámica cotidiana. Este Programa es una evidencia de que Caracas puede ser disfrutada al constituirse y asumirse como un espacio para la vida, sin necesidad de acudir a los signos y símbolos propios de la llamada sociedad sambil. Esta ruta es un reencuentro con la vida originaria, no la impuesta por las marcas, establecimientos, franquicias… Es un volver al nosotros, al venezolano de puertas abiertas… Esta es una de las lecturas. Aunque no la única.   

La referida Ruta es una demostración de que el disfrute, la distracción, la risa, el baile, se puede experimentar en espacios como un museo. Lo anterior evidencia que Caracas se exhibe como una obra de la Revolución… Pues la cultura está dando un aporte determinante en la transformación no sólo de los espacios, sino de la concepción del uso del ocio o del tiempo para vivir.  

Dada la importancia del tiempo libre en las sociedades, un Diccionario de economía política lo define como la “parte del tiempo que, fuera del trabajo, los trabajadores emplean en el descanso, el estudio, el mejoramiento de su calificación, la labor social, la educación de los hijos, la cultura física, el deporte y la satisfacción de otras necesidades espirituales”. Y agrega el texto, basado en la concepción de Karl Marx: En el régimen capitalista, "el tiempo libre de una clase se crea convirtiendo en tiempo de trabajo toda la vida de las masas".

Ahora el tiempo libre cuenta con tiempo y con espacio. Dejó de estar en el limbo… El circuito comprendido entre la Galería de Arte Nacional y la Plaza los Museos, se transformó en un corredor Cultural: chamos, niños, adolescentes, adultos, adentraditos en edad, disfrutaron sanamente de otro viernes de Fiesta en Caracas. De esta forma se les arrebató a los decrépitos zamuros del fatalismo la agenda de siempre. Fue una noche heavy para unos, del carajo para otros, de rumba para otro tanto… en fin, una noche de cultura.

Allí se observaron jóvenes y adultos desfilando por los pasillos de los museos, eclipsados por las obras, por las exposiciones, por la jornada de poemas, la presentación de artistas de diversos géneros y estilos, la venta de libros, la degustación de comida… Música pop, riguie, tecno, salsa pusieron a bailar a esa marea de gente.

Como obra de la Revolución Bolivariana, la ruta nocturna de los museos puso en el tapete el debate sobre la residencialidad de Caracas y cómo esta ciudad, lejos de constituir una representación propia del discurso apocalíptico de los sectores mediáticos y políticos de la derecha, hoy se ha transformado en una acción cultural en la que se integran todos: Gobierno Nacional, Gobierno Local y el pueblo como principal actor…¡Nos vemos en la próxima Ruta Cultural!


El autor es: Profesor Asistente de la UBV

[email protected]  


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1178 veces.

Martín Padrino


Visite el perfil de Martín Padrino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.