¿Usted respetará los resultados, candidato?

El “honorable” diputado Henry Ramos Allup está en su oficina del CEN de AD escuchando a Serenata Guayanesa: “...me la comiííí, qué atrocidaaaad, puse la torta por mi necedaaad...” El adeco sonríe y exclama: Ojalá te hubieses comido esa bicha con tó y cabeza y que se te atorara en el buche. Vuelve a la realidad, llama al “honorable” diputado Edgar Zambrano y le pregunta:

-¿Quihubo Diputado? ¿Logró que nos aceptaran la propuesta en el Comando Venezuela?

- Bueno jefe, sí y no. Les expliqué que ya no podían seguir desligando al candidato de la historia adeca y que era bueno que empezaran a hacer visible nuestras caras en la propaganda electoral. Dijeron que si hacían esa vaina ahí si era verdad que tendrían que recoger su gallo muerto, que qué bolas teníamos, que la brecha crecería con un adeco al lado del Capriles y que ninguno de nosotros pega con “progreso” ni con fotoshop.

- ¡Ajá! ¿Y entonces?

- Yo les dije que si así era la cosa pues que se jodieran en diciembre y los lechuguinos recularon. Pero sólo aceptaron poner el logo nuestro con el slogan ese de “Hay un camino”. Eso sí, cero fotos.

- Me imagino que le dijiste que no ¿Ah?

- Bueno jefe, algo es algo. Por lo menos aparece nuestro glorioso logo en sus pancartas.

- ¿Tú no te das cuenta chico, que eso es una amenaza contra nosotros? Ponen el logo y luego que hay un camino, o sea que tenemos que entrar en el aro que ellos digan ¡Carajo diputado, hágame el favor! Esa vaina está de anteojito. Me les dices que no es no y que se atengan a las consecuencias porque…

- Eso no se va a poder, jefe. Ya le dieron luz verde a la salida del material.

- ¿Luz verde? Cómo es eso ¿Los copeyanos también andan en eso?

- Si jefe y otra cosa: Nos llamaron a una reunión en el Comando esta tarde. Parece que están cuadrando lo del fraude. Antes de venirme me dijeron que si usted asiste, que por favor lleve las pruebas. Yo no entendí.

-----------------

El Comando Venezuela está a reventar. De pronto llegan CAPri y Armandongo. Agitan las manos como palomas para pedir silencio. Armandongo va a hablar y se le adelanta presuroso Ramón Guillermo Aveledo:

- Buscamos un consenso sobre lo que haremos el 7 O. Levanten la mano quien no recocerá los resultados del CNE…

- ¡Un momento! Dice Armandongo y todos se quedan congelados con un brazo como quien va a parar un taxi. Esta reunión sólo es informativa y es sobre aspectos técnicos de nuestra novedosa sala informática para evitar que nos hagan fraude.

Se forma otro alboroto de dimes y diretes. Henry se sonríe y le pregunta a la “honorable” diputada María Corina: ¿También van a desconocer a Súmate?

La susodicha le tuerce los ojos y como para darse importancia dice dirigiéndose a CAPriles:

- Henrique, hoy el régimen habló del PIB de la nación ¿Qué opinas tú al respecto?

El candidato pide silencio y dice, categórico:

- Esos implantes mamarios son chimbos y este gobierno no hace nada al respecto. Un verdadero fraude.

Aquella vaina parecía como un poema al nihilismo: La nada frente a la nada.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1367 veces.

Plácido Rafael Delgado


Visite el perfil de Plácido Rafael Delgado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales