Capriles y los tontos útiles

Recordando mis clases en la Especialización de Opinión Pública y Comunicación Política en la Universidad Simón Bolívar y revisando mis apuntes, encontré la clase que nos dictara Armando Briquet, referida a Marketing Político.

Recuerdo que entre sus observaciones nos aseguraba la necesidad de la conformación de equipos de especialistas para la campaña, la importancia de las remuneraciones de estos líderes, así como el apoyo que debía obtenerse de los “voluntarios”. En su disertación y en forma muy cínica aseguraba que debíamos “utilizar” a los voluntarios pues estos estaban comprometidos y plenamente convencidos de la necesidad de apoyar incondicionalmente al candidato.

En este uso que debía dárseles a los “voluntarios” nos recomendaba que al momento de repartir las responsabilidades y el dinero que ingresaba –pues las campañas electorales costaban mucho dinero- no era necesario compartir con los “voluntarios”, sino que este dinero era para los líderes y el equipo de especialistas que acompañaban al candidato quienes debían estar bien pagados.

Siguiendo esta línea argumentativa, he visto en las esquinas de Caracas –sobre todo de los Municipios Baruta, Hatillo y Chacao- a unos compatriotas con unos recipientes recolectando dinero para la campaña de Capriles. Así mismo, por Internet están promocionando rifas para así obtener recursos. Ello, en un intento por hacernos creer que el pobre Radonski no tiene recursos financieros para costear tamaña campaña que está desarrollando.

Este escrito está dirigido no sólo a nuestros compatriotas confundidos, sino a estos voluntarios de Capriles que de buena fe están trabajando para él, sin saber que los están usando miserablemente.

Para ejemplificar porque aseguro esto, revelo los siguientes detalles: Capriles viaja por el país encaramado en un helicóptero de la organización Cisneros y con él viajan los periodistas y camarógrafos de Televen, Venevisión y Globovisión; esto a los fines de poder facilitar los montajes de escenas que el candidato hace alrededor del país; es decir, los representantes de la oligarquía mediática, financiera y económica apoyando al candidato opositor y con ello a sus propios intereses.

Otros detalles, que me revela un camarada y que reproduzco a continuación para demostrar mi punto son los siguientes: “Capriles Radonski, forma parte de la más rancia oligarquía cuyo capital en esencia no es venezolano. Jamás ha sabido lo que es pasar hambre”.

Su padre Henrique Capriles García, dirige y gerencia más de 16 empresas en asociación con EEUU (Kraft Food de Venezuela), esta empresa maneja las marcas como mayonesa Kraft, las ricas Óreo, Cheez Whiz, queso Philadelphia, queso en barra tipo americano, gelatina royal, polvo de hornear Royal, galletas club social, galletas Belvita, Reinitas, galletas soda Premium, guarapo Tang, chips Ahoy, refresco Cight; entre una gama de otros productos que producen millones y millones de dólares y bolívares fuertes de ganancias anuales.

Henrique Capriles García se alío con la empresa matriz que se encuentra en el estado de Illinois, muy cerca de la ciudad de Chicago y su especialidad es contribuir a la obesidad mundial.

En los años cincuenta Henrique Capriles García, invitó a Caracas al Vicepresidente Ejecutivo de NABISCO, para convencerlo de hacerse socio de una empresa criolla. Así nació NABISCO LA FAVORITA y comenzó una relación entre nuestro país y los productos de esa empresa, relación que tiene su mayor y mejor expresión en la distribución y producción de las galletas Club Social, Ritz, soda y las famosas galletas María. Años más tarde, se unirían a ésta, royal, la famosa marca de gelatinas, tortas, flanes y pudines. Hoy NABISCO y Kraft Foods forman parte de una sola empresa en virtud de la fusión y reorganizaciones que se dieron a partir del año 2001 tanto en el área andina como en el mundo entero, ofreciendo a los consumidores locales productos líderes.

Por otra parte, la señora madre de Capriles, Mónica Radonski Boechenek, no se queda atrás. Las inversiones Radonski Boechenek incluyen entre otras, el primer circuito distribuidor y exhibidor de películas gringas (CINEX) con casi 300 salas en los más lujosos centros comerciales de nuestro país.

Adicionalmente, a esta actividad están las inversiones inmobiliarias que es un mundo aparte, muy conocido por las inversiones en un club atlético en la lujosa Urbanización Valle Arriba de Caracas.

Todo esto demuestra ampliamente el doble rasero de esta oligarquía venezolana hipócrita y que sólo sabe usar a la gente para conseguir sus fines, que como comprenderán no son otros que llegar al poder para volverse a repartir entre ellos la torta de la renta petrolera, sin importarles para nada la salud, la educación, la vivienda y la comida del pueblo llano, a quienes tuvieron en la más absoluta miseria e invisibilización durante por más de cuatro décadas.

A los voluntarios de Capriles este mensaje: No se dejen engañar y mucho menos usar por este candidato y sus inescrupulosos líderes y su jefe de campaña: los están utilizando como el condón, pues plata para la campaña tienen y de sobra; no sólo por lo que revelo en párrafos anteriores, sino porque además recibe financiamiento del extranjero específicamente del gobierno y transnacionales norteamericanas e israelíes que les interesa sólo una cosa: volverle a ponerle la mano encima a Venezuela y a sus recursos naturales, así como a la renta petrolera. No se crean el cuento del gallo pelón, pues sus intereses no son los nuestros, los de todos los venezolanos que queremos y luchamos por un país mejor, más justo e igualitario; sus intereses son otros, son los suyos propios y los de su clase, eso compatriotas no debe quedarnos ninguna duda.

No se dejen utilizar ni engañar, no sigan haciéndole el juego a la oligarquía venezolana, no sigan por favor, haciendo de tontos útiles.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2299 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


María Alejandra Díaz


Visite el perfil de María Alejandra Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a148077.htmlCUS