Espacio crítico para la construcción socialista #95

Chávez: ¿Y la clase media?

En esta campaña, la extraordinaria ventaja de Chávez sobre Capriles se concentra, en el marco de esta antipática estratificación social de las encuestadoras, en los denominados estratos C-, D y E. Las clases A, B, y C, C+, son poblacionalmente la minoría, pero económicamente la de mayor concentración de capital y opináticamente con un fuerte impacto, lo que es proporcional a la generación de matrices de opinión nacional e internacional.

Dentro de esta fotografía, lo que extraña es que siendo este un gobierno revolucionario, cuyo objetivo fundamental ha sido el de elevar el nivel de vida de los venezolanos, y donde la clase media (clase C+, C, C-) se ha visto ampliamente beneficiada de sus políticas redistributivas, de protección y de estímulo a las iniciativas empresariales e industriales, este sector aún responda favorablemente a cualquiera que represente al pasado, al neoliberalismo y al capitalismo salvaje.

El fenómeno sorprende más en el sector clase media hijos de inmigrantes, que parecieran aún no comprender la magnitud de la crisis europea y estadounidense producto de las políticas de libre mercado y competencia, donde el Estado se minimiza, poniendo en riesgo la subsistencia de su clase media “a la buena de Dios”.

Estoy seguro que sobre este rechazo en sectores de clase C y C+, incide proporcionalmente una serie de características de desclasamiento típico de este estrato, que entre otras cosas se creen oligarcas o capitalistas porque son dueños de una bodega, un taller mecánico o una oficina con el sobrino de asistente, en una especie de emulación o fantasía de ser dueños de grandes capitales, cuando en realidad son unos autoexplotados, proletarios o pequeños burgueses con ínfulas de rodearse con la más alta estirpe criolla.

La verdad, es que gran parte de la clase media venezolana es desclasada y enajenada, y quizá uno de los principales impedimentos para que se genere la conciencia de clase en estos sectores, que de inmediato generaría una asociación y afinidad con el proceso revolucionario, ha sido el lenguaje y las formas de aproximación de la dirigencia socialista.

En este sentido, y conciente de que no sólo la clase media desclasada, sino los extremistas del proceso, que pierden las perspectivas de lo radical que debe ser la estrategia de sumar voluntades para la revolución, verá con desprecio y generará afirmaciones y epítetos de descalificación, entre los cuales de seguro se me señalará de “pequeño burgués”, como consecuencia de estas observaciones, paso a enumerar algunas, en conciencia del fin noble y no de las miserias humanas que rodean a algunos, recomendando que el candidato Chávez:

1. Refuerce el mensaje crítico y autocrítico de su gestión de gobierno, pero ya no sólo como enunciado, sino, acompañado con medidas de destitución de funcionarios ineficientes e ineficaces.

2. Diminuya al máximo la descalificación al contrincante electoral, ya que le quita prestancia al discurso y al proyecto, dándole una importancia al contrincante que no debería tener en el discurso, esto impactaría favorablemente en sectores sociales y culturales que rechazan esta práctica.

3.   Haga aún más visible los beneficios obtenidos por la clase media gracias a las políticas públicas del proceso revolucionario.

4. Desarrolle encuentros con la diversidad de sectores sociales y económicos, tales como PyMEs, sectores religiosos, inmigrantes, profesionales y técnicos, diversidad sexual, mujeres y jóvenes, en una etapa final de campaña que atienda sectorizadamente al músculo organizacional tanto del partido como del GPP.

5. Convocar a una reunión con Fedeindustria, Empreven, y otras organizaciones del sector económico a una mesa de trabajo sobre el ingreso de Venezuela al MERCOSUR.

6. Diversificar la presencia del candidato en medios de comunicación fuera del SNMP.

7. Proponer el lanzamiento de la Gran Misión Vivienda Venezuela para profesionales y Clase Media, para la compra de vivienda con la banca pública en condiciones aún más favorables que las actuales y aumentar el monto de financiamiento del Fondo destinado para tal fin, además de lanzar un sistema de compra de viviendas programadas.

Para finalizar es importante resaltar, que bajo ninguna circunstancia la revolución debe ceder ante los interés de la oligarquía, pero una mejor estrategia en el estilo de comunicar la propuesta podría generar un impacto favorable en un sector social importante, que está poderosamente influenciado por los amos del valle y que puede aportar mucho si vuelve a sumarse a la esperanza de continuar la trasformación de nuestro país, a favor de  aquellos que no poseen grandes capitales, con un Estado fuerte en la construcción de un Estado Comunal.

Nota aparte: A partir del 13 de agosto a las 9 p.m., a través de Canal I, junto al colega Farith Fraija, comenzaremos un nuevo proyecto: “Cara o Sello, las dos caras de la moneda”, donde abordaremos la política desde una visión distinta. Los invito a ver, opinar, criticar y aportar. 

[email protected]

evansnicmer.blogspot.com

@NicmerEvans



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3025 veces.

Comparte en las redes sociales