¡Claro que no!

Yo no votaré por Chávez

¡¡Claro que no votaré por Chávez!!

Yo solo votaré por los 60 millones de enfermos que pudieron acudir a Barrio Adentro…

Por las 256 millones de consultas que dieron nuestros médicos de medicina integral…

¡Yo no votaré por Chávez!

Votaré por todos mis compañeros que millones de veces se montan en el tren del Tuy, que les hace la vida mas llevadera a ese puñado de obreros…

Votaré por la justicia social de millones de ancianos con sus merecidas pensiones y jubilaciones incompletas, que gracias a un soldado que lucha día a día, para que su patria no se vea al revés como nos dice Galeano, de todo el mundo…

Votaré por el poema más hermoso que mis ojos han visto jamás:

Como las cientos de edificaciones en construcción para los pata en el suelo, el Metro Cable de San Agustín y el de Mariches, el Cable Tren de Petare, por los cientos de obreros trabajando de manera redoblada en el Metro de Guarenas-Guatire a Caracas.

Votaré por esa señora que le dijo a mi comandante: “Que ella solo quería un abrazo”…

Le daré mi voto a la abuelita del 23 de Enero, que años atrás daba golpes en el piso, cuando casi llorando nos decía, que Chávez se quedaba…

Votaré por los viejitos de Hornos de Cal de San Agustín, que ya no zapatean los cerros gracias al Metro Cable…

Votaré por esas miles de familias que se moretearon todos sus brazos, para convencerse que no era un sueño, cuando les entregan las nuevas viviendas totalmente equipadas…

Le daré mi voto a Mercal, que alimenta día a día a toda Venezuela y freno para siempre las desestabilizaciones de Fedecamaras…

¡Claro que no votaré por Chávez!…

Votaré por mi bandera de 8 estrellas…

Por el niño aquel que personificando a Bolivar, lloraba de la emoción frente a la presencia de su presidente y jamás perdió la compostura, terminando su obra a pesar de las lágrimas…

Le daré mi simple voto, al soldado que saco la carta de las rejas de La Horchila con aquello de:

“No he renunciado”

Yo solo votaré por todos aquellos que hoy se pueden llevar una comida caliente a su boca, por el milagro con aroma a sacrificio de un soldado, por los comedores populares…

Votaré por los miles de niños que ya no se nos mueren, por obra y gracias de nuestro Cardiólogo Infantil…

Votaré por los precios solidarios de nuestra Cantv, de Corpoelec, de nuestra gasolina, de nuestro gas y porque más nunca serán privatizados…

Votaré por los miles de tractores que labran nuestros campos y no aran en el mar…

Les daré mi voto a nuestros atletas de oro…

A la majestuosidad de los nuevos estadios gracias a la Copa América realizada en Venezuela por pedido de nuestro presidente…

Votaré por los miles y miles de niños que recibieron su Canaimitas, para ser mejores venezolanos…

Votaré por las ferias escolares, por las ferias de diciembre, por las ferias del pescado, por el cochino de Navidad para mi gente,  todo lo que acaricia a mi pueblo y ahuyentan pesares…

Mi voto será para los CDI, que logran espantar tristezas…

Le daré mi voto para todo mi pueblo, que hoy tiene las tres papas diarias…

Votaré por los Simoncitos, por las madres de los barrios, por el satélite Simón Bolivar, y el de Miranda que llegará pronto…

Mi simple voto por los 3 meses de aguinaldo, sin distinción de oficio ni profesión, por el regreso de las prestaciones, lo que nos robo Teodoro…

Votaré por el milagro de un SAIME dignificado, por un transito terrestre que también cogerá camino…

Daré mi voto al Centro de Arte La Estancia, monumento a la eficiencia…

Porque como ya les dije…

¿Yo?...Yo no votaré por Chávez…

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4520 veces.

Comparte en las redes sociales