Tengo el honor de dirigirme a usted (Por favor no interpreten mi silencio)

Dirige una plegaria al cielo el que sabe una oración  “y en esa tribulación gime olvidado del mundo y el dolor es más profundo cuando no haya compasión”. (Davis “El loco”) y su “Filosofía de un Confinado”

Desafortunadamente para HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, los venezolanos que padecemos las necesidades  propias de una exclusión por encargo (La desidia de los gobiernos Adecos y Copeyanos), en casi todas nuestras oraciones (Buenos las personas que rezan) obligatoriamente debemos invocar su nombre (Que no debería ser), para medio llamar la atención de aquellos que están en las direcciones de las instituciones, que están obligados a darle respuestas a la exigencias de ese pueblo, que por más de varias décadas antes de la llegada de HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS a la primera magistratura del país, había venido siendo engañados, excluidos y olvidados por aquellos FUNCIONARIOS PÚBLICOS de aquellos Gobiernos de la cuarta república, y que, al parecer los vástagos COPRÓFAGOS servidores públicos enquistados en este proceso político de cambios profundos, aun en esas instituciones pretenden continuar con la saga de sus antecesores, nos pretenden imponer,  es decir, como que seguimos lloviendo sobre mojado.

De ahí pues, que nos tengamos que ver, una vez más, en la no muy tan agradable situación, de que cada vez que vamos a una institución, de tener que convertirnos en mendigos de nuestros DERECHOS, mismos que por mandato constitucional nos corresponde, para poder tener respuestas, efectivas y positivas según se desprenda del caso planteado; en mejores y más lucidas palabras, dependiendo de las cosas que les solicitemos al ente gubernamental al que dirijamos nuestras peticiones, en esa misma medida obtendremos las respuestas que necesitamos, no obstante, y en virtud del proceso revolucionario que por VOLUNTAD de HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, estamos llevando a cabo, solo pregunto:

¿No se supone que todas las instituciones deben tener una sistematización orgánica de tal manera que  las actividades burocráticas puedan ser erradicadas de la administración pública?   

OJO: no queremos una especie de anarquismo democrático, pero coño, tampoco necesitamos un burocratismo Socialista y Revolucionario, porque los extremos son dañinos y muy perversos, es decir camaradas, no podemos convertir las instituciones del Estado de este GOBIERNO REVOLUCIONARIO, en simples organismos reformados, con el único objetivo de preservar y conservar el código 1530 (quinces y últimos) y así continuar ejerciendo un cargo como “De mamón en boca ´e vieja”, sin evolucionar en la creación de un nuevo sistema que facilite, dinamice y llene de vitalidad, eficiencia y eficacia las actividades administrativas del Estado ¿se entendió?  

Se y entiendo que desde mi posición las cosas se ven distintas, pero cuando redacto mis escritos, no los redacto viendo las cosas desde afuera de los problemas, sino que me siento mucho mas adentro y compenetrado con este proceso político de cambios profundos, porque la simplicidad de criticar, sin padecer los embates de la desidia y los duros golpes de las cachetadas  hipócrita del destino y su inclemencia ante tanta traición contra nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, porque he llegado a comprender, que de no prosperar la consolidación de la REVOLUCIÓN de ¡CHÁVEZ! No valdrá ningún 1530 que nos pueda salvar de una debacle descomunal  en cuanto a la INDEPENDENCIA de la ¡PATRIA! ¿Se entendió?

CHÁVEZ es el camino, CHÁVEZ  es la razón

Sin CHÁVEZ no habrá ¡Patria! ni Revolución

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1925 veces.

Comparte en las redes sociales