Revolución ecológica

Hemos venido articulando con diversos temas políticos plasmados en este espacio del “Sentir Bolivariano”, los cinco grandes objetivos históricos que enmarcan la propuesta del candidato de la patria, comandante Hugo Chávez, para la gestión bolivariana  socialista 2013-2019.  En esta oportunidad quisiera referirme al último, pero no por eso menos importante, objetivo que refleja lo siguiente: “contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana”, a propósito de haberse celebrado recientemente el 75 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana, en una fiesta hermosa llevada a cabo en Boca de Anaro, municipio Pedraza, mediante la Jornada de Reforestación y Liberación de Especies de la Fauna Silvestre. Allí lanzamos al agua 5 mil tortuguillas Arrau y Terecay, de los 7 mil que se lanzaron a nivel nacional; así como 18  caimanes  autóctonos y varios miles de plántulas y semillas de diferentes especies forestales, de las 100 mil plántulas y 10 millones de semillas que se plantaron en todo el país. De esta manera estamos, todos y todas, contribuyendo a fortalecer las políticas y misiones revolucionarias, como lo es la Misión Árbol; priorizando el tratamiento y preservación de las especies  en peligro de extinción.

Un real engranaje desde todos los niveles de gobierno, con diversos aportes, colaboraciones pero sobre todo, con la voluntad política que caracteriza a esta revolución socialista, ha permitido venir cumpliendo con la meta de reforestación en todo el territorio nacional en las áreas seleccionadas por diversas unidades operativas y la misión árbol, de tal manera, que en los últimos años, solo la Guardia Nacional Bolivariana, ese cuerpo de compatriotas comprometidos con la patria ha sembrado más de 420 mil 600 plantas que se han traducido en la reforestación de casi 3 mil hectáreas. Una misión digna de reconocer y que permite seguir elevando la conciencia revolucionaria en nuestra ciudadanía en lo que respecta a la conservación de nuestro ambiente, de nuestra naturaleza…la Pachamama, que viene siendo seriamente amenazada desde hace muchos años por la implantación del sistema voraz y despiadado del capitalismo.

Precisamente, dando muestras de que el avance del proyecto bolivariano realmente refleja un desarrollo integral y en armonía permanente con nuestro ambiente, con nuestro ecosistema, es que el Candidato de la Patria, lo plasma amplia y directamente en su propuesta de programa de gobierno 2013-2019  para, de esa manera, seguir impulsando el ejemplo y la esperanza que somos hoy en día para el mundo, al transitar por un camino que, sin duda alguna, nos permitirá seguir transformando el sistema de vida de los habitantes de este planeta. Recordemos con convicción la frase eterna del revolucionario Ernesto Che Guevara: “Seamos realistas y hagamos lo imposible”.

En el desarrollo de los objetivos nacionales derivados del gran objetivo histórico ya mencionado resalta: “1.- Construir e impulsar el modelo económico productivo ecosocialista, basado en una relación armónica entre el hombre y la naturaleza, que garantice el uso y aprovechamiento racional, óptimo y sostenible de los recursos naturales, respetando los procesos y ciclos de la naturaleza; 2.- proteger y defender la soberanía permanente del estado sobre los recursos naturales para el beneficio supremo de nuestro Pueblo, que será su principal garante, 3.- Defender y proteger el patrimonio histórico y cultural venezolano y nuestroamericano; y 4.- Contribuir a la conformación de un gran movimiento mundial para contener las causas y reparar los efectos del cambio climático que ocurren como consecuencia del modelo capitalista depredador”.

Este último objetivo, genera a su vez objetivos específicos, que son sumamente importantes y valen la pena destacar para su discusión permanente y para que a partir de estos, se generen planes y acciones mediatas e inmediatas que permitan contribuir al equilibrio que debe imperar entre la existencia de la especie humana con las demás especies del ecosistema, así como con la madre naturaleza: una coexistencia armónica, que al fin y al cabo, conlleve a la salvación de la vida misma en toda su expresión.

Dentro de esos objetivos específicos, se destaca: “Promover la transformación de aquellos sectores productivos, a nivel nacional, alineados a la ética transformadora del modelo económico socialista, con especial énfasis en el sector energético, agrícola o pecuario, gestión de desechos sólidos y bosques y; diseñar un ambicioso plan Nacional de Adaptación  acorde con el compromiso ético bolivariano ecosocialista, que permita a nuestro país prepararse para los escenarios e impactos climáticos que se producirán debido a la irresponsabilidad de los países industrializados, contaminadores del mundo”.

Son dos objetivos que nos invitan a activarnos ya, a mantenernos en constante formación y aprendizaje y que, indudablemente aportan en lo que a profundizar en nuestras convicciones revolucionarias se refiere. Por ello, muy necesario es recordar que la coyuntura política hoy no nos lleva a escoger solo un candidato presidencial, nos lleva a escoger entre dos sistemas muy diferentes y contrastantes. Uno, el capitalismo, que promueve el consumismo desmedido, los intereses individuales y egoístas, la desigualdad y la pronta destrucción de las especies vivientes en “nuestra única nave espacial”, como dice Walter Martínez; el otro, el Socialismo Bolivariano, que promueve la vida misma, la preservación de nuestros recursos naturales, el coexistir armónicamente con la naturaleza, la igualdad, solidaridad y humanismo. Es como sentenció Rosa Luxemburgo: Socialismo o Barbarie. Que nadie se llame a engaños, que nadie caiga en la trampa del discurso engañoso del candidato de la burguesía criolla e internacional; no existen terceras vías o salidas intermedias, no existe burguesía “Progresista”. No es cierto que propiciarían cambios importantes para el pueblo; en todo caso, como también dijo el CHE, quisieran una “caricatura de revolución”,  porque: “…las burguesías criollas han perdido toda su capacidad de oposición al imperialismo si alguna vez la tuvieron y solo forman su furgón de cola…”.

Por ello, la mayoría del pueblo venezolano no dudará en darle el voto a Hugo Chávez, propiciador de vida y esperanza cierta. Sumaremos 10 millones de voluntades y conciencias para seguir construyendo la patria  libre, soberana e independiente que Bolívar soñó; hacía una verdadera Revolución Socialista.

[email protected]

Independencia y patria socialista

Viviremos y venceremos!!

30 de julio de 2012


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3096 veces.

Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.