La CIDH y el caso Venezuela

Ayer viernes 27 tenía programado una entrevista por el canal NTN24, me encontraba en el Campus Universitario de la Universidad Arturo Michelena, lamentablemente el Wi-FI de dicha universidad estaba dando problemas y mi celular dejo de funcionar por falta de batería. El debate seria sobre los últimos acontecimientos relacionados sobre la supuesta renuncia a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) y a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CorteIDH). He aquí algunas observaciones sobre esta coyuntura.

La ComisionIDH, es un órgano principal autónomo de la OEA encargado de la promoción y de la protección de los derechos humanos en el continente americano. Se componen de siete (7) miembros “independientes”, la cede de dicho organismo son los EEUU, puntualmente en Washington DC. Debemos ser enfático al decir que esta es la primera contradicción de dicho organismo, ya que los EEUU no pertenece y, no fue firmante, ni avala la Convención Americana sobre los Derechos Humanos donde esta Venezuela ( por ahora) y 23 países mas, y se firmó, en 1969. Después de esta aclaración continuemos: La CIDH fue creada en 1959, forma conjuntamente con la CorteIDH (1979) y otros organismos parte del Sistema Interamericano de los Derechos Humanos (SIDH). Este sistema nació abruptamente en 1948 el mismo año que el de la OEA, en Colombia, y de paso el mismo año cuando asesinaron al líder -mártir Jorge Eliecer Gaitán.

Todo esto está enmarcado en la “Carta Democrática”. Un instrumento de la OEA para puntualizar los “Derechos Fundamentales de la Persona Humana”. Se basan los criterios de la CIDH en: Observancia y defensa de los derechos humanos y, como órgano permanente consultivo. Utilizan el sistema de petición individual, monitoreo de los estados miembros y atención a las líneas prioritarias. En 1969 se firmó conjuntamente con 24 países la “Convención Americana Sobre los Derechos Humanos”, fue refrendado por esos 24 países de los 35 que forman la OEA, en esta firma no aparecen EEUU y Canadá. Esta convención crea de manera directa la “Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CorteIDH)” que se hace efectiva en 1979. Pero he aquí las contradicciones que no debemos soslayar a la hora de hacernos más o menos un juicio sobre estos organismos. De los 35 países que forman la OEA, solo 24 países firmaron la creación de la CorteIDH, es decir 11 países no estuvieron de acuerdo incluyendo a los dos gigantes del norte USA y Canadá. Algo aquí comenzó desde sus inicios a salir mal.

Caso Venezuela: La CIDH en una de sus prioridades, sobre todo en la parte que dice: “Atención a Líneas Prioritarias”. Esta sección enfatiza que la CIDH debe: “Dar atención a las poblaciones. Comunidades y grupos históricamente sometidos a discriminación”. Cualquiera persona debe darse cuenta que esto es letra muerta. Una de las más grandes atrocidades contra el ser humano, es la miseria, el hambre, la insalubridad. Estos factores que trituran los derechos humanos nunca han sido expuestos por la CIDH en nuestra región. Hoy en día Venezuela combate de manera efectiva esas variables. Se ha reducido la miseria y la pobreza a un digito, durante estos 13 años de Revolución Bolivariana. Otras de las situaciones dramáticas que debe monitorear y estudiar la CIDH y sus filiales como las diversas Relatorías, son los casos de: Tortura, Derechos Económicos, Desaparición Forzosa de Personas, Masacres contra la población, influencia de los medios privados en cuadros desestabilizadores etc.

He aquí esos factores que vinieron sucediendo en Venezuela durante la IV república y otros tantos en la V república sin que se enterase la célebre CIDH. 1) Desapariciones Forzosas de miles de personas contrarias a los regímenes seudo democráticos de la IV República. Donde se torturaba y se lanzaba desde helicópteros a personas, así como la ejecución por golpes, ahorcamientos en las décadas de los 60,70 y 80. 2) Allanamientos represivos y cierres de Universidades y diferentes casas de estudios, atentando contra un derecho humano como es la educación.3) Masacres de exterminio total contra poblaciones y grupos disidentes a las políticas neoliberales durante la IV república. Las más emblemáticas son: Masacre de Cantaura(1982), Masacre de Yumare(1986), Masacre del Amparo(1988) y el Caracazo con sus más de 5000 personas ejecutadas y exterminadas ( 1989).

En el caso del Caracazo los culpables andan suelto, unos han muerto, pero la gran mayoría vive dulcemente en los EEUU como si nada ha pasado y, la CIDH no ha hecho nada al respecto. Apenas después de 7 años fue que vino a pronunciarse sobre este genocidio. La CIDH es muy eficiente a la hora de tratar casos políticos que motiven alguna desestabilización en el país, caso emblemático el de Leopoldo López que lo resolvió en horas a favor del terrorista, cuando todos sabemos los actos de corrupción que involucran a este lechuguino.

Sobre los autores de las masacres arriba nombradas, todos están gozando en plena libertad en los EEUU. Posada Carriles, López Cisco, los más emblemáticos. Otros con antecedentes terroristas en casos de colocación de explosivos en embajadas y en el atentado terrorista que perpetraron contra el fiscal Danilo Anderson el cual perdió la vida en esa acción, también hacen vida plena en los EEUU. El grupo ORVEX (Organización venezolana de exiliados) reúne una serie de personas con antecedentes terroristas. Esta organización fue una de las más activas para lograr la expulsión de la cónsul en Miami. Uno de sus activistas y acusado de Terrorismo en el país es el Sr. Raúl Díaz Peña, que fue absuelto por la CorteIDH. Este señor fue avalado y representado por la congresista cubana, anti venezolana, Ileana Ros-Lehtinen, quien se ha caracterizado por tener un odio contra el Presidente Hugo Chávez y contra el Pueblo que mayoritariamente lo sigue. Hay que destacar que en esta “liberación de Culpa” en los EEUU de Díaz Peña, ya que en Venezuela sigue estando solicitado, hubo un voto disidente de uno de los 7 magistrados. Estas actuaciones de la CIDH nos alejan cada vez más, y esta última decisión se convirtió en la “Gota que rebasa el vaso”.

Venezuela no solamente ha sido dejada a un lado en casos de asesinatos, torturas y terrorismo. Sino, en asuntos de “Los Derechos Económicos”  también hemos sido maltratados. La pérdida de patrimonio económico durante la IV república, donde banqueros inescrupulosos colapsaron la banca pública y privada llevando a la ruina a millones de venezolanos, estos hechos nunca fueron tratados en la CIDH. El terrorismo económico ejecutado por tecnócratas y empleados que residen hoy en día en los EEUU, hechos ocurridos durante el saboteo de PDVSA durante más de 64 días, donde las reservas internacionales de la nación por ende de todo el pueblo se redujeron casi a la mitad, tampoco la CIDH ha dicho esta boca es mía. Y todos los “terroristas económicos” viven a sus anchas en los USA. Igualmente sucedió con la quiebra intencional de Bancos privados recientemente, donde el estado revolucionario tuvo que asistir a un millón de personas casi todas de oposición para que no perdieran su patrimonio económico. En los EEUU y Panamá están los causantes de esa reciente debacle, El más emblemático por ser dueño de un Canal opositor el Sr. Mezerhane, también involucrado en los hechos no resueltos aun sobre la muerte del Fiscal Danilo Anderson. El golpe de estado del 2002, también fue un caso donde la CIDH se hizo la vista gorda dándose el lujo que su secretario ejecutivo Santiago Cantón  reconoció el Golpe de Estado.¡¡. Es por esto y por mucho más que la CIDH ha sido enemiga de nuestro Proceso Revolucionario, intereses ocultos la mueven hacia ello. La CIDH ha atentado contra la integración de nuestra américa. No olvidemos los casos de Manuel Zelaya, el golpe de estado en Ecuador, Guantánamo en Cuba etc.

Para terminar debemos decir que, La CIDH en 46 años solo ha procesado 19.423 casos en américa latina. Concerniente a Venezuela en el periodo que va de 1977 a 1999 (22 años) solo 6 denuncias fueron observadas. Durante el Proceso Democrático y Revolucionario (12 años) han procesado 66 casos con 14 de ellos en condena contra el país y contra el pueblo. A buen entendedor sobran las palabras.

Debemos ir a un nuevo orden interamericano, vacilar es perdernos.

Nota: La CIDH exige a Venezuela una indemnización al Terrorista Díaz Peña. Otras matrices de opinión provenientes de la MUD, es sobre la incursión de Venezuela al Mercosur, que puede ser afectada al salirse de la CIDH, mas lejos de la realidad, ya que los mismísimos EEUU y Canadá no pertenecen a esa institución y ellos como grandes potencias económicas están involucrados en todo el orbe americano. Entonces a otro perro con ese hueso…

Venceremos

Red Bolivariana

[email protected]

venezuelaeconomicaypolitica.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1998 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a147532.htmlCUS