El rostro virtual del Libertador

Es común en los días conmemorativos  al Padre de la Patria, que en la plaza mayor de cada pueblo  o ciudad se ofrendan flores, se oigan discursos y se coloquen coronas al pie de la estatua o busto del libertador.

Para cada caso los organizadores escogen un jefe de protocolo  que comienza agradeciendo la presencia al acto, para luego leer el orden del día: Himno Nacional, condecoraciones, reconocimientos, saludos etc., y  hablar un poco (bastante), sobre la fecha a conmemorar, dejando muy poco que decir al orador de orden.

Sucede, que mucho antes de que naciera simoncito, los viejitos de la Caracas de entonces  se acostumbraron a pasar las tardes sentados  en  la plaza (para entonces Mercado), contando cuentos, chismeando y piropeando a  las damas que pasaban por el lugar.

Entre cuentos, chismes y piropos los viejitos conocieron físicamente a quien años más tarde sería el  Libertador Simón Bolívar.

Más acá de aquel  entonces, los viejitos cuentacuentos  fueron testigos de cualquier cantidad de discursos y ofrendas a Bolívar: politiqueros, apátridas y traidores  (Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Carlos Andrés Pérez, Rafael Caldera, Luis Herrera Campin y el clero, se desgañitaron hablando con tanta propiedad sobre Simón Bolívar que hasta lo describían físicamente como un hombre alto, ojos azules, pelo liso, formido y de esbelta figura.

Los viejitos, sorprendidos ante lo dicho, se ven las caras unos con otros y ríen con tal disimulo que no dejan  ver sus encías desdentadas…Y pensar - dicen  en silencio – que Bolívar era pequeño, pelo churrusco, delgadito y pá más ñapa feo.

Viene a colación el tema en momentos cuando se recrea el cráneo del Libertador para dar con la figura virtual más acorde a su verdadero rostro.

REFLEXIONES: Si la oposición apátrida y  los pseudo intelectuales e historiadores han dicho las estupideces más estúpidas (valga la redundancia), por la exhumación de los restos del Padre de la Patria, lo menos que podemos pedir  a quienes tienen en sus manos la tarea de recrear el rostro de Bolivar,es que dejen el prejuicio a un lado y que el rostro virtual sea lo más cercano posible al rostro que conocieron los viejitos desdentados ...¡¡¡Cuidado ¡! , con la tentación pequeñoburgués de una figura distinta con nariz y verruga como la de Chávez..Porque así quien los aguanta.

             EL ROSTRO VIRTUAL DEL LIBERTADOR                                              

                                (PUBLICADO EN EL DIGALO AHÍ,  AGOSTO DEL 2010)

Periódico Dígalo Ahí Pág.03  Agosto –Sep. Del 2010 

digaloahiprensa @gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 777 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a147504.htmlCUS