Lo “viejo” y lo “nuevo”

Está bastante claro para la mayoría de los venezolanos que para la próximas elecciones presidenciales del 7O, se plantean dos modelos de País, no sólo distintos, sino diamentralmente opuestos. Más allá de las promesas electoreras1, se interpretan dos caminos diferentes, desde el enfoque socio-económico. Uno promete “profundizar el Socialismo”, lo que significa quitar mayor poder a la hegemonía del capital que actualmente mueve al mundo globalizado. El otro promete “abrir nuevamente las puertas al sector privado”, lo que se entiende muy a grosso modo como una propuesta “más capitalista y menos comunista”2.

Venezuela ha sentido muy de cerca los desmanes del capitalismo y las políticas neoliberales, porque no hay que hacer una investigación digna de un PhD para saber lo aquí vivido durante los años 90. Tampoco hay que ser un notable economista para entender que en la “Euro-periferia”, las políticas socio-economicas capitalistas rebajan sueldos y pensiones, aumentan los años de servicio para la jubilación, reducen gastos en eduación y salud, sólo para “salvar los mercados”, en vez de “salvar vidas”.

Ahora yo me pregunto, insisto en hacer caso omiso a las promesas electoreras, ¿Qué ha propuesto de “nuevo” el candidato Capriles Radonsky?

Para aquellos que creen que Capriles es “lo nuevo”, y Chávez “lo viejo”, les recomendaría estudiar un poquito más, porque hasta ahora, en mi humilde opinión, no he visto absolutamente nada de diferente entre la propuesta de Capriles y el capitalismo venezolano de los años 90, desde el punto de vista conceptual por supuesto.

Un abrazo


1. Estos son los momentos en que todos lo candidatos prometen acabar con todos los problemas que existen en el País... Todos van a acabar con la inseguridad, con la corrupción, con la burocracia, con el desempleo, y un muy muy largo etcétera.

2. Me imagino la cola de personas que van a objetar esta simplificación de los discursos de ambos candidatos. Si se hace un ejercicio de análisis de los discursos, y se llevan éstos a sus puntos más fundamentales y sencillos, alejando las promesas electoreras, no se llegará a una conclusión muy diferente a lo escrito aquí.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 737 veces.

Comparte en las redes sociales