A Henriquito le duele la barriga

- Les juro que no aguanto el dolor de estómago. Si esto sigue así, me voy a rendir, dijo el candidato a sus asesores.

  Sus consejeros, dentro de los cuales había gringos, colombianos y venezolanos, se vieron las caras y pararon los ojos y uno de ellos, exclamó: “No, Henriquito, tú no nos puede echar esa vaina, acuérdate que de hacer eso, perdemos un dineral, porque por eso nosotros estamos aquí, independientemente que se ganen o se pierdan las elecciones, y tú lo sabes muy bien.

Henriquito se quedó pensativo y luego señaló: “Pero lo que pasa es que no son ustedes los que tienen que hacer el sacrificio y el esfuerzo que tengo que hacer yo por todo esos pueblos feos y horribles que tiene este país, que ahora estoy conociendo y en verdad que es bien grande”.

  “Además  -prosiguió Henriquito- las encuestas no me favorecen y en verdad no sé qué carrizo están haciendo ustedes. O sea quieren ganarse la plata y no se le ve la eficiencia”.

- Tranquilo, chamo, que nuestro trabajo se va a ver pronto, pero tenemos que seguir haciendo el aguaje de que estamos en campaña y que hay que dar la impresión  que estamos trabajando fuerte para ganar la presidencia y al final  tratar de sacar o comprar algunas encuestas y dar empate técnico, porque ahí está nuestro plan cuando se den las elecciones.

- En verdad voy a tener que hacer un sacrificio, porque al comer esas porquerías que me brindan en esos pueblos, como una cosa que llaman mondongo, cruzado de rabo con gallina, empanadas de yo no que sé diablos, huevos batidos, pabellón y guarapos o brebajes que saben a demonios; les digo sinceramente que me duele el estómago y se me afloja el barro, y es entendible porque ustedes saben que yo siempre he comido delicateses.

  Al escuchar esto, sus asesores sonrieron y gritaron: “Así se habla Flaco”.

NOTA: Cualquier pedacito que se parezca con la realidad, por favor, es pura casualidad, pues este cuento es todo imaginado por el autor.

ema[email protected] / @Malavermillo


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1586 veces.