Sentido de responsabilidad

El diccionario de la Real Academia define la Responsabilidad como la “capacidad existente en todo sujeto activo de derecho para reconocer y aceptar las consecuencias de un hecho realizado libremente…” Fernando Savater, filosofo y escritor, amplía esa definición: “es responsable aquel que toma decisiones sin que nadie le indique lo que tiene que hacer, tomando decisiones por si mismo coherentes con sus principios, y así se va formando la persona y se va transformando con responsabilidad y coherencia sobre sus actos…” En nuestra Patria, el tema de la Responsabilidad es vital, tanto que, por el solo hecho de haber asumido su Responsabilidad ante los hechos del 4 de Febrero de 1992, el  hoy Presidente de la República, Hugo Rafael Chávez Frías, se fundió con el pueblo venezolano en un solo cuerpo. “Compañeros lamentablemente “por ahora” los objetivos que nos planteamos no fueron logrados. (…) Ya es tiempo de evitar más derramamiento de sangre y reflexionar. Vendrán nuevas situaciones y el país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un destino mejor”, esas palabras dejaron en nuestro pueblo tal sentido de compromiso militante que, desde entonces, Pueblo y Chávez son un mismo cuerpo, un mismo sentimiento. Ahora, qué haría, que tal unificación se lograra, ¿tan desprestigiada estaba la palabra de los gobernantes de la cuarta república? Sí, así pareciera ser, que apenas un hombre, el Comandante Chávez, dirigiendo un puñado de soldados, intentara el derrocamiento de uno de los presidentes más corruptos que tuviera nuestra Patria, y pese a ser derrotado militarmente, tiempo después, el propio pueblo le reivindicaría ante la historia, haciéndolo su Presidente.

  Recientemente, fuimos testigos de un hecho vergonzante, sobre todo si consideramos que, quien lo comete es un aspirante, nada más y nada menos, a dirigir los destinos de la Patria de Simón Bolívar, el candidato opositor Henrique Capriles Radonski. Pues bien, este personaje de la fauna política opositora, se le ocurrió colgar en su cuenta twitter  un radiograma militar en el que se dejaba entrever la prohibición, para las/los miembros de la FANB, de ver el mensaje grabado para televisión por el candidato oposicionista Capriles.  Tal prohibición, emanaba del puño y letra del ministro de la defensa, según afirmaban, G/F  Henry Rangel Silva. La investigación del radiograma, condujo a la verificación de la autenticidad del mismo, demostrándose que el mencionado documento no era otra cosa sino un documento forjado, cuyas fechas de publicación y firmas aprobatorias no coincidían con las fechas actuales. En tal caso, la firma del remitente no era la del actual  ministro de la Defensa, sino como se demostrara posteriormente, correspondían a la del ex ministro y hoy candidato a la gobernación del Estado Nueva Esparta, G/F Carlos Mata Figueroa, y los hechos allí contemplados no se correspondían con la situación que denunciaba el candidato opositor. Como era de esperar, el Comandante en Jefe de nuestras Fuerza Armada Bolivariana se pronunció muy enérgicamente contra esa pretensión oposicionista de introducir nuestra FANB en el debate político electoral, desacreditándola. Desde entonces, la presión popular se activó en función de solicitarle al candidato de la burguesía que solicitara disculpas ante tamaña irresponsabilidad, cometida en perjuicio de las y los soldados de la Patria de Simón Bolívar. Para alguien, que se ha planteado la Responsabilidad de dirigir los destinos de nuestra Patria y, en concreto, ser el Comandante en Jefe de nuestra FANB, lo correcto hubiese sido reconocer el error cometido. Pues no, el señorito Capriles, demostrando, una vez más, de la calaña que está hecho; en primera instancia, le adjudicó la autoría del documento forjado a las propias FANB:


"Por ahí hay sectores que dicen que yo forjé ese documento. Yo no he forjado nada. Eso circuló en las Fuerzas Armadas  y yo sólo me encargué de difundirlo. Con la verdad ni ofendo ni temo" sentenció desde la zona del Sur del Lago en el estado Zulia, en donde realizó un recorrido…” (Últimas Noticias, 17-07-2012). Para, una vez darse cuenta de la bestialidad cometida, concluía ahora, descargando su propia Responsabilidad en el forjamiento del documento, en: "Si alguien forjó ese documento, lo forjaría el propio Gobierno", dijo el aspirante de derecha desde el estado Zulia…” (AVN, 17-07-2012).

 Esa conducta irresponsable del candidato opositor, no es para nada distinta de la que asumieron los gobernantes de la extinta cuarta república, quienes se comprometían con el pueblo a realizar políticas tendientes a mejorar sus condiciones de calidad de vida y, una vez, ganaban la presidencia terminaban haciendo todo lo contrario, sometiendo al país a los dictámenes del imperio norteamericano y sus agencias financieras, el FMI y el BM. Por lo demás, tampoco es para nada distinta, de actitudes como la de ese presidente alcoholizado que padeció nuestro pueblo, Jaime Lusinchi, quien asumió la deuda de la burguesía “criolla”, socializándola, en lo que llamó el “mejor refinanciamiento del mundo”, para años después afirmarle al pueblo que: “la banca me engañó”.  Cuando el pueblo comenzaba a despertar de esa pesadilla que fue su gobierno hasta explotar de ira, tiempo después, el 27 de febrero de 1989. El sentido de responsabilidad de Capriles no es nada distinto que, el del ministro de planificación, en tiempos del difunto Caldera, Teodoro Petkoff, quien ante las exigencias de la clase trabajadora de que les cancelaran sus Pasivos Laborales, éste se negaba, afirmando que “se trata de una deuda impagable…” O, del sentido de responsabilidad del difunto presidente Luis Herrera Campins, quien, al inicio de  su gestión afirmaba “he recibido un país hipotecado”, pero, al final de su gestión dejaba a la Venezuela de aquellos años, doblemente endeudada, doblemente hipotecada.  El sentido de responsabilidad del candidato del “progreso”, sin pasado, como pretende presentársenos, no es nada distinto del que representara aquel jerarca adeco, el difunto Gonzalo Barrios, quien evidencia su grado de moralidad y decencia, su calaña, con aquella frase para la historia republicana de nuestra Patria: “En Venezuela, los funcionarios públicos roban porque no tienen motivos para no robar”.

 Es la típica conducta del que tira la piedra y esconde la mano. Así lo vimos, en las televisoras privadas encadenas el 11 y 12 de Abril de 2002, como protagonista del golpe fascista y ahora pretende borrar esa actuación, negándonos que fue partícipe de tal funesto hecho. En la toma de la embajada de la hermana República de Cuba, en la que lo vimos en su escalera penetrando a territorio hermano a exigir al embajador Otero que le permitiera requisar la residencia y verificar que, no se encontrasen allí asilados miembros del gobierno depuesto de Hugo Chávez, violentando con ello el Derecho Internacional. Para, luego justificar esa actuación, victimizándose: “Yo estuve preso después de la situación que hubo allí, donde fui a calmar los ánimos de las personas que estaban afuera. El que no la debe no la teme, estuve en la cárcel y me calé 20 días en un cuarto. La cárcel cuando es  injusta es doblemente dura”, expresó el aspirante de la derecha.” (VTV, 12-04-2012). Es tal, el sentido de Responsabilidad del candidato de la burguesía, que termina irrespetando a venezolanos y venezolanas, viéndonos caras de pocetas. Una vez fuera de la residencia del embajador cubano, Sánchez Otero, eso lo vimos todas/todos a través de ese reality show montado en las afueras de la embajada, en declaraciones del candidato opositor Capriles, afirmando que: "No puedo negar ni afirmar que aquí no haya ningún venezolano asilado; no lo puedo hacer porque, simplemente, yo no pude dar una revisión a la embajada...". Incitando a la gusanera mayamera que se encontraba en las afueras, a proseguir su hostigamiento violento contra el personal diplomático de esa hermana República que es Cuba. Ese es el sentido de Responsabilidad con que se manejaba, el entonces alcalde del Municipio Baruta, Capriles Radonski, nada distinto, a como se maneja en la actualidad, tanto como gobernador y candidato presidencial. Así lo vemos, exigiéndole responsabilidades al Gobierno Nacional por el tema de la inseguridad, cuando él es gobernador del Estado más inseguro del país, Miranda. Responsabilidad para otros, exige Capriles, para sí, Irresponsabilidad, esa es la postura ante la vida de ese triste personaje de la política opositora.

  Esa misma irresponsabilidad que, los llevó a exigirle al Gobierno Nacional seguridad para el candidato Capriles: “Si a Henrique Capriles le sucede algo, Dios no lo quiera, será culpa de Chávez. La Seguridad de Capriles es responsabilidad del señor Chávez y del Gobierno”, señaló Diego Arria, luego de las declaraciones del Jefe de Estado, donde aseguraba que se estaba orquestando un supuesto atentado contra el candidato de la Unidad y Gobernador del estado Miranda…” (http://www.lasaeta.net/index.php/nacionales/3517-47696). Para luego, una vez garantizada la seguridad del candidato de la burguesía, denunciar esa seguridad aportada: “Capriles Radonski, denunció la noche de este miércoles, desde su cuenta en la red social Twitter, @hcapriles, que está siendo perseguido por un supuesto grupo de efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin)…” (El Universal, 11-07-2012). Platón decía que, cuando alguien permite que la pasión le ciegue el juicio o fija su atención en lo bueno que puede tener lo malo, es responsable; y, que la falta de responsabilidad es ignorancia. Por lo tanto, añadiríamos nosotros, no es un ser libre, ni independiente. En todo caso, irresponsable.

 En contraposición, el camarada Hugo Chávez, a todo lo largo de sus trece años dirigiendo los destinos de nuestra Patria, nos ha dado cátedra de Responsabilidad, con mayúsculas. No sólo exigiéndosela a sí mismo, sino también a sus colaboradores y colaboradoras, así ocurrió a comienzos de año: “Ministro Loyo, el bosque lo veo muy descuidado, encargase ministro”. Agregó que “Pdvsa también tiene corresponsabilidades, no puede permitirse que un árbol se caiga y este ahí escuálido, como otra gente que hay por ahí”. Recordó que “ustedes saben como soy yo, uno tiene que estar viendo. Uno tiene que llamar a la conciencia, que es una variable que se va generando y va creciendo. Las realidades enseñan, uno e debe tener “conciencia de”, y para tenerla hay que conocer”. “Solo hago ese llamado de atención”, finalizó…” (Aló Presidente, 08-01-2012).

  El camarada Pérez Pirela, lo describe correctamente: “A Chávez se le puede criticar por muchas cosas, pero si hay un político venezolano que asume su responsabilidad es Hugo Chávez, incluso él dice que asume su parte en el tema de la inseguridad”, explicó mientras realizaba el análisis crítico del manejo del tema por parte del Estado. Y es que Pérez Pirela asegura que el Jefe de Estado ha asumido la responsabilidad de sus acciones desde el 4 de febrero, tras el fallido Golpe de Estado, por el cual estuvo tiempo en la cárcel. “El problema es que yo la única forma que veo de que asuma la responsabilidad completa es militarizando al país y él se ha negado en muchas ocasiones a eso (…) él respeta mucho el tema federal, pero se le critica por ser centralista”, expuso como paradoja. “Si estructuralmente me preguntas cómo se resuelve, te digo que es con más educación, más comida, más salud y es eso lo que se ha hecho. La Unesco ha mostrado los índices, ese problema se ha venido resolviendo, pero aquí ocurre lo contrario: a mayores medidas sociales, mayor inseguridad, entonces ahí hay que ver el tema puntual de los estados”. (Caracas, 1 de abril 2012, Noticias24) 

  Es el mismo sentido de Responsabilidad que lo condujo a llevar su enfermedad con entereza, comunicándole a su pueblo cada etapa de su tratamiento, quien padeció con su presidente las dolencias y tristezas propias de una enfermedad tan dura. “Ustedes saben que como yo no me pertenezco a mí, sino que les pertenezco a ustedes, tengo la responsabilidad de sanarme totalmente para poder seguir viviendo”, expresó el Jefe de Estado, quien se encuentra internado en el Hospital Militar de Caracas…”  (Correo del Orinoco, 01-09-2011). Meses antes, de ese mismo año, anunciaba: “El Jefe de Estado, Hugo Chávez, ratificó este miércoles su responsabilidad con el pueblo venezolano de ser nuevamente candidato a la Presidencia de la República para los comicios de 2012. Durante su discurso en el Palacio de Miraflores, a propósito de la victoria cívico-militar del 13 de abril de 2002, señaló que “nosotros no necesitamos primarias ni secundarias. Yo he asumido la responsabilidad de ser de nuevo candidato a la Presidencia de la República para el período 2013-2019″. (AVN, 13-04-2011). Responsabilidad, no es una mera palabra en boca del camarada Chávez, es una forma de actuación ante la vida, ante su pueblo. De alguien que es libre de actuar, regido solo por sus principios y el cumplimiento de los  compromisos adquiridos con su pueblo.

  En palabras de Fernando Savater:

“En una democracia, gobernantes somos todos y políticos también, porque “los que mandan son nuestros mandados, ósea aquellos a los que nosotros les hemos mandado mandar”, por eso en democracia nadie se puede quedar fuera. Optar por no meterse en política es también una actitud política. “La Educación en una Democracia ha de ser una Educación para Príncipes porque muchos de ellos lo sepan o no, se les conceda o no (…) pueden tener una responsabilidad pública” Algunos políticos viven gracias a la esperanza de la ignorancia del ciudadano. Los ignorantes también tienen voto…”

Caracas, 22 de julio de 2012

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1035 veces.