Qué pueden aprender los PSUV Estadales y Municipales de Chávez?

Desde el sitio de Barcelona, donde Chávez tomó el camión-tarima para hacer el recorrido que lo llevó a la tarima central, ubicada en la Avenida Jorge Rodríguez, no debe haber más de 10 kilómetros y es un recorrido que con vía despejada puede hacerse en cinco minutos. Estos diez kilómetros de vía, no son ni siquiera el 0,001% de la vialidad de Barcelona y aún con la vía repleta de gente, Chávez pudo percatarse del estado de las calles e intuir, que así estarían muchas de las vías de Barcelona. Como candidato, líder, crítico de su gestión y exigente con la gestión de alcaldes y gobernadores del proceso; consideró que en su discurso no debía ser complaciente con ese estado de cosas. Estimó que no debía guardar silencio.

Haber determinado en un corto recorrido y viendo una pequeñísima parte de la vialidad de Barcelona, nos coloca frente a una persona con aguda intuición, que es un aspecto relevante de un ser inteligente y comprometido. La inteligencia no es una cosa que se compra, pero todos podemos practicarla e irla “añejando” para que cada día luzca más profunda. Esta actitud (molestia) de Chávez por ese hecho, que fue tan fácil para él detectarlo, coloca el asunto en LOS BUENOS RESULTADOS. Es decir, puede concluirse, que Chávez es un líder y político que se interesa fundamentalmente por lo resultados e impactos de las gestiones revolucionarias.

Esta segunda situación; Chávez interesados en los buenos resultados, es una constante en su accionar. Siempre está exigiéndoles a las autoridades comprometidas con la revolución, buenos y oportunos resultados. Así pues, que esta es una condición observable a primera vista en la capacidad y el liderazgo del comandante.

Muchas son las lecciones que cada uno de los 345 miembros de las direcciones estadales pueden extraer, sin exigirle mucho a su inteligencia. No hay que ser un superdotado para sacar lecciones. Una primera lección, los obliga a enterarse que hay una Ley Orgánica de Contraloría Social que nos ofrece algunos elementos para vigilar, supervisar, controlar y estar pendiente por los buenos y oportunos resultados. La tarea es entonces leerse esta ley y descubrir en la lectura, que la LOCS  fue aprobada con status de orgánica en diciembre de 2010, bajo una directriz del proceso. Es decir, es un instrumento del proceso para ser más efectivo y se supone que deberían usarla.

Otra lección que es de por si muy importante, tiene que ver con la calidad de la contraloría. No se requiere de muchas cosas para hacer una buena contraloría. Son suficientes dos ojos; Chávez tiene dos ajos y buena capacidad de observación. Cada Buró estadal tienen 30 ojos y con ese montón de ojos podemos saber muchas más cosas y ser más efectivos. Si se usa ese montón de ojos, se tiene inteligencia y se asume conscientemente una responsabilidad por la gente y los buenos resultados, están dadas las condiciones para ser un partido revolucionario.

No pueden saber si las cosas están bien o mal, solo montados en las pasarelas modelando en los actos de masas del PSUV. Es necesario pedir y tener los planes de gobiernos locales y recorrer las calles en carro o a pie. Si deciden ir en carro, deben llevar las ventanas abiertas para observar mejor el paisaje. No es necesario recorrer todas las calles, propónganse varios recorridos y lleven un registro. Hagan un conteo de los apagones y en Anzoátegui por favor, ojo con Hugo Márquez. Deben estar “quisquilloso” con él porque cuando fue diputado a la Asamblea Nacional se creyó estar en la clandestinidad y no se le veía por ninguna parte. Ayúdenlo para que se entere que estamos en el 2012 y que no está en la guerrilla. Confírmele que puede andar libremente por el país siendo un revolucionario. Es muy bueno sacarlo de esa idea para que tome en serio sus funciones. 

Otra lección que deben extraer de este discurso es el sentido y significado de “ser consciente”. Ser consciente y revolucionario no es vestirse de rojo para lucirse en las pasarelas de los actos protocolares. “Ser consciente”, es tener capacidad para ver las realidades que nos rodean y poder determinar -deducir a través de una observación/contraloría social- cuándo las realidades no cuadran con el discurso que tenemos. Al tener una conclusión sobre el descuadre entre el “deber ser” y el “ser/realidad”, es mejor –lo más recomendable- tomar la actitud de Chávez y exigir interna y públicamente rectificaciones. El silencio es volverse cómplice de esos hechos y aunque Chávez no lo dijo, se deduce que guardar silencio es ser cómplice y no “ser consciente”. Si oímos a Chávez, se entiende que una de las maneras  de ser un buen revolucionario, es no estar en silencio frente a los desastres.

Finalmente, tener presente una lección que Chávez siempre nos ha ofrecido y es muy sencilla. Esta lección nos remite a pensar y verle el sentido a esa pequeña pero trascendente frase: “POR AHORA”. Con esta pequeña frase estimados camaradas, Chávez nos comunico que siempre hay que asumir la responsabilidad en cualquiera circunstancia y para esto, tampoco se requiere de mucha inteligencia. Es sencillo, ser requiere “Ser responsable”.

Si tienen las lecciones y están en condiciones de aprenderlas: Verle el sentido y significado; es fácil entonces deducir qué deben hacer ahora y cuáles deben ser sus prácticas. Pueden seguir modelando en las pasarelas, pero adicionalmente; están obligados a: 1) contraloría y más contraloría, 2) Observación y más observación, 3) Reuniones de trabajo y más reuniones de trabajo, 4) Exigir planes, 5) Evaluar Planes y 6) Aplaudir lo bueno en publico y cuestionar lo malo también y  7) Así se ganan su derecho a modelar en los actos de masas del PSUV y verse bien bonitos y bonitas.  Como puede verse, es sencillo.

@ClaudioElcuaco

d[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2841 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas