Dardos de Curare

Uribe y la oposición venezolana: el degradante servilismo del mercenario

Bochornoso y horrendo show el que montaron algunos opositores venezolanos y el paraco mayor Álvaro Uribe en Cúcuta.

Que el “superagente 82” de la CIA, alias Varito, como lo llamaba el socio de su papá, el difunto Pablo Escobar Gaviria, ande vuelto loco atacando a Venezuela y a nuestro Gobierno, me parece lo más normal; pero que un grupo de opositores de derecha y conversos que traicionaron al socialismo, se vayan a hacerle coro, es un hecho verdaderamente grave que raya en la traición a la patria.

Estamos hablando de una alianza antivenezolana que avala la instalación de bases militares gringas para atacar nuestros procesos liberadores; que se hace cómplice de los delitos de lesa humanidad que cometió Uribe en sus ocho años de terrorismo de Estado, donde se desató el paramilitarismo que asesinó a decenas de miles de personas, produjo millones de desplazados y expatrió a varios cientos de miles de refugiados que huyeron a Ecuador y Venezuela, principalmente.

La vigilancia revolucionaria debe prestar atención a los movimientos de estos mercenarios, algunos de los cuales tienen antecedentes, porque estuvieron metidos hasta el cuello en el golpe de abril de 2002.
Ni impunidad ni conciliación. La Revolución deben parar en seco cualquier intento de ingerencia paraca y quinta columnas vende patria.

Ventajismo electoral en Venezuela

Algunas voces pregonan que en Venezuela hay ventajismo electoral. Tienen razón.
El candidato de la derecha es el fiel producto del ventajismo.

En 1998 tuvo la ventaja de que le “regalaran” un puesto salidor como diputado en las planchas de COPEI por el Zulia sin haber pisado nunca ese estado. El muchacho de 26 años no había hecho mérito alguno para obtener esa representación, pero hijo de papi y mami al fin, los reales lo impusieron sobre otros miles de desventurados militantes socialcristianos que lucharon duro por su partido.

Tal ventaja lo llevó a la presidencia de la Cámara de Diputados, luego a una alcaldía rica y a una gobernación con mucha plata.

Claro que de pequeño tuvo la ventaja de ir a los mejores colegios privados, sin tener que subirse nunca a una camionetita del transporte público ni al Metro. Lo mismo para la universidad extranjera y el postgrado en inglés.
Antes tuvo la ventaja de formarse en sectas que promueven la tradición, familia y propiedad, siempre con más énfasis en la propiedad porque lo demás se puede comprar.

También tuvo mucha ventaja en las elecciones internas de la derecha, con apoyo abierto de la gran televisión y la prensa, la burguesía, el Pentágono y el sionismo internacional.

Ahora mismo tiene el 90%, 40% y 15% de cobertura en las tres televisoras privadas más vistas del país, y el 90% de presencia en titulares y primeras páginas de la prensa nacional y regional; igual en la radio.
Tiene muchas ventajas el aventajado Carriles.

Aunque le falta la más importante de todas: el apoyo del pueblo. Ahí si es verdad que Chávez le lleva una morena.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 648 veces.