Oscar López Rivera, los cinco héroes cubanos, Luis Posada Carriles, Orlando Bosch

El colonialismo: es uno de los crímenes más aberrantes que se puedan cometer contra una persona, contra un colectivo, contra un pueblo. Bajo esa dictadura, se asesinan: la soberanía, libertad, independencia, auto determinación de los pueblos. Generalmente los colonialistas opresores, se disfrazan de bondad, de beneficio, de libertad. Pero en realidad su esencia es dictadura simple y pura en su más grotesca expresión. La dominación colonial se puede ejercer de forma violenta, arrebatando por el uso de las armas, del terrorismo, o por leyes maulas, todos los derechos humanos y riquezas de los pueblos invadidos. Pero también se puede ejercer el colonialismo por medio del lavado de cerebro, con imposición de falsos valores, destrucción de la autoestima y el sentido de pertenencia, sustituyendo sicológicamente las culturas propias e imponiendo la del colonizador. De esa forma se logra hacer creer al colonizado que es parte del sistema que paradójicamente lo desprecia y sub valora. El daño puede ser tan terrible, que la condición de inferioridad política, económica, social y de educación que le imponen, es justificada, aceptada y hasta defendida por el infeliz sometido. De esa manera encontramos a personas como Beatriz de Majo, María Corina Machado – la suripanta – Enrique Capriles Radonski – Luis Muñoz Marín, solo por decir algunos nombres - defendiendo intereses y cultura de otras naciones muy diferentes a su idiosincrasia. O a latinos sirviendo en el ejército yanqui, asesinando a otros pueblos inocentes.

La colonización no se logra realmente mientras la voluntad, fortaleza ideológica, cultural y de nacionalidad no se quiebre. Incluso hasta se puede atemorizar, pero el temor solo es un freno temporal a la reacción que por lógica se dará, llegado el momento propicio. Es decir por temor no se coloniza. Se somete, pero no se quiebra la pertenencia a una raza o nacionalidad. A la larga, siempre triunfa la liberación.

No es ninguna novedad eso de la colonización, ni es un invento reciente. Es la acción consecuente del egoísmo, de la avaricia y del complejo de inferioridad de algunos imbéciles y cretinos, que para superar sus limitaciones mentales imponen regímenes de dominación a los fines de creer que son superiores en su ego. Asi nacen los imperios controlados por minorías asesinas.

Borinquén, la isla latino sur caribeña, la amada porción norte del Abya Yala, es victima de un colonialismo enfermizo y cobarde por parte de los anglosajones yanquis en conjunción con el sionismo. Los herederos de los piratas ladrones de la pérfida Albión. Le jugaron una broma bien diseñada a los estúpidos del sub imperio español*, primero les dieron armas para tratar de impedir la independencia de los pueblos invadidos del sur Abya Yala. Luego cuando determinaron que no era posible tal cosa, ante el avance de las fuerzas patrióticas cubanas hacia su soberanía. Inventaron un atentado a uno de sus navíos, para justificar la guerra contra la España sub colonialista debilitada. De esa manera se posesionaron en Borinquén, Cuba, Filipinas, etc.


En el caso cubano todos conocemos la historia, la forma digna y honorable que esa gran nación ostenta hoy en el mundo, resistiendo con coraje, valor y fortaleza las agresiones de un imperio que es a la vez colonia Yanqui.


Borinquén: “la tierra del edén” - como le canta Gautier -, libra una batalla muy desigual, pero sus hijos gloriosos dan la pelea por su liberación. Borinquén no es una colonia como tal, es un territorio invadido, pues su pueblo mayoritariamente mantiene su cultura, su sentido de pertenencia, sus anhelos de libración, su idioma y su idiosincrasia, es decir el sabor del Abya Yala, caliente, rítmico, improvisador y libertario. No se parece en nada el aguinaldo al Country. No es igual comerse un ajiaco, que una hamburguesa de chatarra y basura.


Oscar López Rivera: es llamado el prisionero político más antiguo de nuestra región. Dicen nuestros hermanos de “contra injerencia”: “El 29 de mayo de 2011 el prisionero político puertorriqueño Oscar López Rivera cumplió 30 años de cárcel en Estados Unidos. Al igual que con los demás patriotas puertorriqueños encarcelados antes y ahora, hasta sus propios captores reconocen que no se trata de un prisionero común; que sus actuaciones han sido regidas por una causa de conciencia que para él es más valiosa y trascendente que su propia libertad, e incluso que su propia vida: la causa de la independencia de Puerto Rico.” Pero no es solo López el único preso político: Antonio Camacho, Haydee Beltrán, Juan Zegarra Palmer, José Solís y Carlos Alberto Torres, entre otros dignos hijos de la patria.
¿Cual es el delito de Oscar López y el pueblo boricua? Simple y llanamente luchar por el sagrado derecho de ver a su Borinquén libre, soberana, con su bandera gloriosa ondeando en el mundo; soberanía, sin dependencia de ninguna nación parasitaria e inferior. Desplegando toda la capacidad creadora de sus hijos para gloria propia. Esa inferioridad de nación que la expone y luce el imperio yanqui, cuando encierra por fuerza de ilegalidad a Oscar López, mientras mantiene sueltos a terroristas asesinos de la calaña de Luis Posada Carriles y a lacras como Orlando Bosch, criminal que murió en la impunidad de castigo, pero podrido de culpa.

La misma inferioridad demuestra el imperio yanqui, cuando mantiene secuestrados a cinco personas cuyo delito es el de haber prevenido; gracias a la labor de inteligencia, actos de terrorismo en Cuba por parte de las mafias gusanoides protegidas por los gobiernos de USA, mientras permite que se instalen campos de entrenamiento de terroristas en Florida y otros estados de esa nación, o impulsan y pagan a lacras como el narcotizado ¿periodista? Carlos Alberto Montaner, para generar matrices falsas de opinión que desubican sicológicamente a las personas inocentes de ese país y de los países blancos del ataque mediático deliberado.
No existe duda de que el sionismo económico, que gobierna en USA, en su enfermiza desesperación por más poder y riquezas, pretende secuestrar los derechos y libertades de todos los pueblos del mundo. Pero más temprano que tarde su locura se acabará y las naciones como Borinquén y el propio pueblo de Estados Unidos, serán definitivamente libres. Estúpidamente esos avaros creen que encarcelando a personas como Oscar López, a los cinco luchadores heroicos cubanos, encerraran las ideas y conciencias libertarias. Están equivocados. Gracias a las luchas y perseverancias del pueblo borinqueño, cubano y latino-sur-caribeño, la anhelada libertad llegará más pronto de lo imaginado y el imperio del mal desaparecerá.
http://www.nuso.org/upload/articulos/379_1.pdf
http://www.avizora.com/publicaciones/politica_y_economia_americanas/textos/0051_puerto_rico_una_colonia.htm
http://ortizfeliciano.blogspot.com/2007/07/ideas-vision-y-filosofia-de-pedro.html

* Denomino sub imperio español, por que estos imbéciles a la vez debían pagar tributo a los alemanes e ingleses. De todo lo que se robaron en nuestras tierras, la mayor parte fue para los imperios amos del sub imperio español

(*) Abogado Bolivariano
[email protected]
www.planetaenpeligro.blogspot.com / lo que será
Facebook: Javier Monagas Maita


Esta nota ha sido leída aproximadamente 883 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a147036.htmlCUS