Entre tanto

La mirada en el pecho

Voy por las distintas ciudades venezolanas y observo gente orgullosa de llevar en sus pechos erguidos la mirada firme y sonriente de la Patria.

El diseño de franelas multicolores muestra en enfoques rectangulares los ojos del comandante candidato de los patriotas, Hugo Chávez. El pueblo orgulloso se siente reconocido en esa mirada única e indiscutible que habla desde sus adentros, desde su humildad, desde su compromiso, desde su firmeza, desde su invariable y terca convicción de que vamos a ser definitivamente independientes, soberanos y libres.

Y es que llevar orgullosos en nuestros pechos, la mirada del líder de la Revolución Bolivariana no es un asunto de moda ni huera pantallería. Es hacernos asta de bandera de dignidad y asumir con convicción la fuerza que representa la mirada amorosa de quien sin esquivos habla desde su alma de pueblo, de guerrero, de rebelde y nos señala el camino correcto para seguir transitando como constructores hacia la Patria socialista.

La mirada en el pecho es un desafío muy interno para acercarnos a mirar como él, a ser Chávez y reproducir en nuestros actos el corazón venezolano que lo mueve de amor para forjar libertades, construir espacios de igualdad y salir airosos en la Batalla de Carabobo que en este campo coyuntural de elecciones en octubre sellará nuestra total y definitiva independencia.

Es el momento de andar con la mirada en el pecho, llena de latidos y bríos por el socialismo.

ivanpadillabravo@gmail.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1326 veces.