López Obrador, sigue en tu batalla. La calle es primero; que no te mamenacen, duerman o engañen

1. AMLO, pienso que hay que seguir caminando en el filo de la navaja, pero inclinado hacia la izquierda, es decir, hacia los intereses de los pobres y miserables que son el 70 por ciento en el país. Es muy difícil cuando toda la perrada derechista (PRI, PAN, Televisa, medios de información, empresarios, clero, tiene abierta sus fauces con el fin de destruirte. No a ti, sino a lo que representas: la voluntad para el inicio de un “cambio verdadero” en la vida de los campesinos, de los obreros, los sectores populares; así como en los servicios de salud, educación, vivienda y asistencia social. La burguesía tiene miedo porque todos los gobiernos en México han sido de derecha y no sabe que los gobiernos de centro-izquierda o socialdemócratas pueden lograr mejores cambios que no son radicales.

2. La campaña contra tu política es gigantesca y brutal. Quisieran que te ancles en la espera de resultados de instituciones como el IFE. El TRIFE y la FEPADE –instrumentos al servicio del Estado- que sólo se dedican a fabricar argumentos para rebatir tus pruebas. Y lo lograrán porque para eso son las instituciones que reciben –junto a la Presidencia y los jueces de la SCJ- el pago que ofende más al pueblo de la historia. Según se ha publicado los funcionarios del IFE cobran a diario 400 veces lo que gana un obrero. ¿Cómo entonces no dedicarse a inventar argumentos para rebatir a cualquier organismo de oposición? Pero además buscarán dando largas a la respuestas con el fin de enfriar el movimiento que debe salir a las calles y así garantizar la toma de posesión de Peña Nieto.

3. El plantón de 2006 (en el que estuve tres semanas) del Zócalo, las avenidas Juárez y Reforma estuvo bien, aunque nos encerró en un espacio de conferencias y actividades artísticas sin acción política importante. Hubiese estado mejor que de esos lugares hubieran salido marchas, organizado acciones como bloqueo de carreteras, de bancos, embajadas y mítines en los mercados públicos y privados. Esas, aunque Televisa, TV Azteca y Radio Fórmula quieran verlo como “violencia”, son acciones totalmente pacíficas de un pueblo que simplemente protesta para defenderse; no son acciones violentas porque no se llevan armas de fuego, ni caballos, ni perros policía. Ni llevan a la cárcel o asesinan, como sí lo hace el gobierno y sus seguidores que son la violencia efectiva. Por eso dices con razón: “los violentos nos acusan de violentos”.

4. Lo que ha sucedido es que tú, López Obrador, conoces muy bien a la clase dominante (gobierno, empresarios, medios y clero) y sabes que el camino está lleno de obstáculos y debe andarse de manera lenta para no provocar reacciones. Sabes que la burguesía es muy atrasada, conservadora, reaccionaria, con fuertes intereses económicos y financieros, que no está dispuesta a poner “en peligro” o a cambiar nada. Eso provoca en ti mucho miedo al desprestigio y a la calumnia a tu persona y te obliga a dar pasos atrás. Y ese temor es manejado por los medios de información para agitar a la población contra ti acusándote de izquierdista, de seguidor de Chávez, de Castro, de Morales y que les quitarás a los pobres su casa y sus propiedades. Ellos saben que mienten para desprestigiarte a ti y a esos gobernantes que están con los pobres y explotados.

5. He visto y vivido políticamente 10 elecciones presidenciales (de 1958 a 2012) y, aunque en las formas se han registrado cambios, en la esencia, en el fondo, han sido lo mismo: primero los gigantescos fraudes y compras de voto del PRI, dos elecciones de igual manera del PAN y ahora regresamos a lo mismo: el PRI. Como dicen por ahí: “La misma gata, pero revolcada”. Antes no había árbitro, no había IFE, el gobierno del PRI se encargaba de todo; hoy tenemos IFE, TRIFE, FEPADE (con gigantescos salarios) integrado por representantes de partido, y resulta exactamente lo mismo. Es decir, seguimos tan jodidos como antes, sólo que hoy somos más “modernos” porque las campañas de las empresas encuestadoras y los medios de información adelantan durante muchos meses antes al ganador.

6. Peña Nieto entregó cientos de millones de pesos a Televisa en 2005 (hay muchas pruebas en el periódico inglés The Guardian que lo demuestran) para publicitar a Peña Nieto como gobernador del Estado de México y para impulsar la campaña presidencial. Peña es un simple muñeco de Televisa y de los de más medios. ¿Qué hizo en tanto López Obrador? Dedicó seis años a visitar (uno por uno) tres veces todos los municipios del país sin contar con los medios y teniéndolos en contra. ¿Qué hizo luego Peña Nieto? Se dedicó a comprar millones de votos repartiendo tarjetas de la supertienda Soriana para obtener mercancías, repartió tarjetas telefónicas, compró a encuestadoras, gastó más millones en spot televisivos y toda su campaña la hizo en aviones y helicópteros particulares. Fue un descarado fraude antes de los comicios.

7. Pero nada de ese gran fraude debe intimidarte y menos desanimar. Lo que es necesario no retrasar es la movilización a tus fuerzas masivas con el fin de que no se engarroten esperando, que no se olviden y crean que ya estás derrotado. Mientras tú piensas mucho en que todo se llevará entre las instituciones para que no te acusen de violento; nosotros creemos que las instituciones sólo sirven para mentir a darle la razón al poder. Peña Nieto está confundido y sólo basta con presionarlo en serio para que se decida a aceptar otras elecciones. Urge poner en movimiento a todas las fuerzas que en estos momentos buscan una orientación. El Yo soy 132 está movilizado y sólo basta acercarse más a él para que el movimiento crezca. Nadie puede desanimarse ni confundirse entre las fuerzas que batallan y reclaman derechos.

http://pedroecheverriav.wordpress.com

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 909 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Pedro Echeverría V


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a146834.htmlCUS