Chávez no debe responder los exabruptos de Capriles

Lo primero que tiene que hacer el presidente Chávez con acciones y con ideas grandilocuentes que desnuden su diccionario verbal de eficacia y compromisos es, demostrarle firmemente al pueblo venezolano en general (escala social) y, al candidato Capriles en particular como el majunche que es, de la oligarquía y, de la oposición que: El águila no caza moscas que reafirme de verdad, la locución latina: Aquile non capit muscas, que lo eleve definitivamente como la mejor carta a las elecciones del 7-O como representante del proceso revolucionario venezolano y, dejar tranquilamente al otro como la cosa que es a que, se ahorque y agonice lentamente en cada una de sus apariciones en que el fiel de la balanza de su pensamiento se disloca y comienza a soltar frases mal ensayadas que en vez de atraer y acercar a su público lo confunden dentro de una serie de necedades y ofrecimientos sin precaución ninguna que, adonde llega aunque, sea una empanada sin cazón ofrece y, tapa huecos y asfalta calles y siembra granos de pendejadas a menudo que algún día darán su fruto en el subconsciente de sus mentiras y cuando se dirige a nuestro candidato es vergonzoso repetir lo bajo de su nivel social y cultural que da grima con piquiña la intención de calar en el momento que afecte a su opositor y, por lo común cae como cualquier pez boquiabierto y, cuando la rectificación llega está en la mesa servido que lo mantiene a solas, envuelto en sus disparates políticos.

Capriles, un mejor papel haría si se presentará después, de caminar frente a sus seguidores y en vez de hablar lo hiciera por señas como un vidente sordo-mudo de la comunicación y, lo más seguro que se convertiría en un fenómeno de la revelación andante S-XXI que atraería grandes masas a sus actos y, así se pondría en una dinámica efectista presencial como moda atractiva más cercano al candidato presidente Chávez y, la interpretación sería de libre albedrío para su gente y, posiblemente otro gallo cantaría y, con la sencilla razón de poner por delante una afonía persistente grave, le daría los puntos necesarios a ser el futuro presidente y, mundialmente se vería como el mejor actor político-farsante del tercer mundo y, los observadores serían permanentes al comprobar que él –Capriles- enmudeció de repente y tendría a sus seguidores felices a lo mejor: muertos de risa en cada acto suyo y, además, los titulares rasgarían el espacio cielo de lluvias de meteoros que se harían sentir por todos los medios sin gastar tanto dinero como lo está haciendo actualmente en cada aparición que necesita de acompañantes.

Como la oposición y su candidato a las elecciones del 7-O necesitan de muchas ideas que le den un buen jalón de acercamiento popular les regalamos sin sobre precio alguno lo que podría ser un buen regocijo de avance hacia el poder que se le ha puesto chiquitito y lejano a Capriles y, si quiere llegar a viejo mandando: que coja consejos que el poder sigue allí.

El pueblo venezolano no sabe ni lleva registro alguno que compruebe a quién se le va más la luz si a Capriles o Corpoelec –aunque se dice- que Capriles lo que tiene es un fusible quemado en el cerebro que le agota la carga eléctrica a sus neuronas y que a lo mejor va a necesitar de un chip de compasión de la otra parte a ver si llega de pie al 7-O, sin cantar fraude y, respete la Constitución y las leyes sin condición alguna y, que no le pare a las cadenas que hace bastante años que el pueblo las rompió y los eslabones malos están en este momento en la oposición entre tantos traidores y corruptos que la conforman y la oligarquía siempre ha vivido encadenada: robándose lo nuestro y, menos mal que ahora somos libres, no dependemos de ningún imperio ni institución alguna que nos quiera subyugar y como tal somos: Alma Mater o Alma parens que es la Patria.

Entonces, presidente Chávez, recuerde que ese joven de 40 años no es nada intuitivo ni creativo y razones más que suficientes hay al pertenecer a esa oposición apátrida que no existe un solo “bicho” bueno y la gran mayoría tiene rabo de paja que de alguna forma ellos se han ganado y, esa es la gran cruz que el “niño” Capriles carga encima con la Conferencia Episcopal incluida.

estebanrr2008@hotmail.com

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1285 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Esteban Rojas


US Y /actualidad/a146761.htmlCUS