El enemigo mediático en el Foro de Sao Paulo

Interesadas en el encuentro de mujeres, que cuestionamos el sistema patriarcal, asistimos al foro de Sao Paulo, celebrado en el Hotel Alba Caracas, donde compartimos con las izquierdas latinoamericanas y del mundo, y con sorpresa también nos encontramos con el enemigo mediático. Les cuento que ayer último día del foro, en el espacio de la asamblea general, se nos acercó un periodista de la Editora Abril, ubicada en Sao Paulo, Brasil, su editor asistente internacional Duda Teixeira, y quien nos entrevistó un periodista de nombre Eduardo, muy interesado en conocer beneficiarios de la Misión Vivienda, acordando con él visitar la Comuna La Limonera ubicada en el Municipio Baruta.

Antes de llegar a la comuna, conversé con el periodista y le pregunte sobre su interés en la misión, y a que ideología política respondía ese interés, y al decirme que la revista se ubicaba en centro, empezó mi duda. Entre las preguntas que  realizó el referido periodista, insistía en el tema de la inseguridad, la corrupción, y las relaciones del gobierno venezolano con la FARC. También, el susodicho periodista opinó sobre el interés del candidato Capriles en las misiones, y su intención de gobernar con ellas como plataforma social, asegurándolas jurídicamente, y ante lo cual se le aclaró que las mismas tienen base legal propia fundamentada en el marco constitucional.

Al llegar a la comuna nos atendió una compatriota, con quien he trabajado e intercambiado saberes, por ser una triunfadora de la Misión Sucre, donde colaboro como facilitadora en estudios jurídicos. La compatriota atendió de manera amable al visitante, y respondió a sus preguntas con mucho entusiasmo y agradecimiento con el Presidente Chávez, habló sobre su proceso de dignificación desde que vive en esta comuna, y lo que ha significado para ella y su familia esa maravillosa transformación de su vida desde el punto de vista personal, social y político. Explicó sobre el proceso de organización de la comuna y su desarrollo endógeno.

Luego de terminada la jornada y ante las dudas que tenía sobre la procedencia política del periodista y de la revista que representaba, busque por Internet la página www.veja.com.br., y me encuentro con una revista de ultraderecha, que califica al Presidente Chávez, de dictador y caudillo, y fotografías de compañeras que asistieron al foro, calificando su actuación como seguidoras del dictador. 

Hoy me siento víctima del enemigo mediático, y esperando la puñalada, que seguramente será  descontextualizando la información suministrada de buena fe, por estar confiada en que todos los asistentes al foro eran gente de izquierda, de confianza, y que no había infiltrados. Que ingenuas fuimos, caímos en la trampa del enemigo mediático, a pesar de creer que era un espacio seguro, pero con el enemigo de la derecha no hay espacios seguros. Tenemos que actuar con mayor malicia ante los desconocidos, y estar alertas siempre, más en estos momentos de lucha electoral. Me siento apenada conmigo, pero esta experiencia la comparto con mis compatriotas, para que vean que el enemigo mediático está en todas partes, y tenemos que actuar con inteligencia social y política.


[email protected].


Esta nota ha sido leída aproximadamente 911 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a146463.htmlCUS