Carabobo: batalla del Socialismo vs. Capitalismo

Este primero de julio se abrieron las compuertas de manera formal para que el CNE diera luz verde a los aspirantes a la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela para iniciar la campaña electoral que les permitirá contarse el próximo 7 de octubre, fecha escogida para la elección presidencial.

El desbalance que inicialmente causó incertidumbre entre los venezolanos; sobretodo en los seguidores de las fuerzas patrióticas lideradas por el Comandante Chávez, ahora parece despejarse  con la participación del líder de la Revolución en buen estado de salud y con buenas señales de recuperación, para bien del soberano.

El líder del 4 de febrero reaparece dispuesto a dar la batalla en una contienda donde estará en juego la soberanía nacional, frente a la política entreguista y neoliberal que caracteriza a las fuerzas de la oposición, las cuales aspiran nuevamente regresar al poder por la vía electoral con su candidato Capriles Radonski.

El candidato proveniente de la alta burguesía criolla y escogido por los intereses capitalistas no sólo nacionales sino mundiales, saltó todos los escollos y logró, gracias a un pacto de las fuerzas de derecha en la MUD, imponerse en las primarias y proyectarse al escenario nacional como presidenciable, gracias a los medios de comunicación que le han fabricado hasta su propio currículo.

Para nadie es un secreto que la campaña electoral se había iniciado ilegalmente desde hacia varios meses, con el candidato majunche en la calle, vestido de patiquín y disfrazado de pueblo para tratar de ganarse las masas venezolanas.

Se han utilizado, desde luego, los mismos trucos que siempre han aplicado los partidos de derecha y que todavía los mantienen en muchos países del mundo para afianzarse en el poder y desde allí, impedir los cambios sociales que reclaman los pueblos.

Al inicio de la campaña electoral este primero de julio, el pueblo venezolano, especialmente el del centro del país, demostró en las calles de Carabobo y Aragua con su presencia, la verdadera encuesta con su apego y amor por la revolución bolivariana.

Pudimos de igual manera observar – porque le preguntaron por dónde comenzar, ya que él no sabía, ni jamás había ido a esos sitios - como el candidato de la oposición Capriles Radonski inició la campaña electoral por La Guajira y por Santa Elena de Uairén, con una manifestación preparada para la TV; de una manera insípida, sin amor, y haciendo un gran esfuerzo como actor de telenovela ( con poses, fotos y gestos) para engañar al pueblo venezolano, como siempre lo hicieron los partidos de la derecha en Venezuela.

Hoy tenemos un pueblo invicto y que igualmente llegará invicto a Carabobo - como lo dijo el Presidente Chávez en la avenida Constitución de Maracay, al momento de su intervención.

En realidad el inicio de la campaña del Comandante fue una multitudinaria marea roja, la cual congregó a un pueblo dispuesto a afianzar y a defender sus conquistas.

El programa del gobierno socialista está en la calle para la discusión del pueblo; cosa que no ocurre con la oposición, quien oculta sus  verdaderas intenciones y su programa de gobierno, porque ya está a la vista de todos los fracasos de sus gobiernos neoliberales y capitalistas en los Estados Unidos y Europa.

Es ante el fracaso del capitalismo que el pueblo venezolano ha encontrado una respuesta. Es la existencia de un líder y un proyecto como garantía del buen uso de sus riquezas, ahora orientadas  a satisfacer las necesidades básicas de salud, educación, vivienda y alimentación.

La lucha del pueblo venezolano en las próximas elecciones, es para  consolidar un sistema humanista, bolivariano y socialista. Es la lucha de un pueblo contra el capitalismo el cual será derrotado el próximo 7 de octubre, en la Batalla de Carabobo y para asegurar más de 100 años de vida de nuestra patria como futura potencia de América Latina.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 919 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US N /actualidad/a146223.htmlCUS