Vintila Horia: el de la derecha ideal

El escritor rumano Vintila Horia (1915-1992), conoció la cultura campesina a fondo desde sus vivencias en el pequeño pueblo de Sergare, en Rumania, y murió en una serranía madrileña, añorando su vida campestre. Su pensamiento filosófico-literario se enmarca en una "derecha ideal", militante, alejada por completo de esa "derecha" donde los hombres del actual sistema pueden camuflar su falta de visión de futuro y su entreguismo constante a los grupos de presión financiera.

Horia fue fiel a su vocación militante; en 1971, fundó la revista "Futuro Presente", que editó 41 números imprescindibles para la comprensión de las contradicciones de la modernidad, para su superación intelectual y para una crítica correcta del devenir. La obra de Vintila Horia, fue un todo donde de daban cita al completo las diferentes ramas de la cultura: filosofía, arte, ciencias, tradición, futurismo, política, sociología, psicología, erotismo, crítica literaria..., un todo que, lejos de ser un simple sincretismo, formaba una verdadera visión del mundo, una "Weltanschauung", siempre dirigida por un hilo conductor: la muerte del materialismo y el resurgimiento de la alta espiritualidad.

En 1971 publica "Viaje a los Centros de la Tierra", una serie de entrevistas realizadas a los más influeyentes pensadores y científicos del siglo XX; a ellos directamente o, si ya fallecieron, a sus colaboradores próximos: Husserl, Heidegger, Fellini, Unamuno, Jung, McLuhan; desfilan por sus páginas ofreciendo una visión final de conjunto: si las élites del siglo XIX eran laicistas y agnósticas, materialistas en el sentido filosófico de la palabra, la vanguardia científica de la postmodernidad, a partir de la revolución cuántica. Su obra más visionaria fue la "Introducción a la literatura del siglo XX", texto obligatorio para conocer todas las corrientes del pensamiento ético, político y social que se han expresado a través de la literatura durante esta centuria atormentada; obra doblemente interesante en cuanto que recupera para el público escritores que, por sus ideas anti-sistema, son hoy prácticamente ignorados.

Vintila Horia produce uno de los ensayos más auténticos y crudos del mundo moderno: "Encuesta detrás de lo visible"; éste es un libro de encuesta sobre temas de tipo parapsicológico, con entrevistas directas a personas que han sido actores o testigos directos de fenómenos paranormales, requiriendo además el punto de vista de los más cualificados expertos en la materia. No en vano, Vintila Horia fue fundador de la Sociedad Española de Parapsicología y del Instituto Internacional de Investigaciones Parapsicobiofísicas, instituciones donde dejó presente su interpretación espiritualista de los fenómenos paranormales, en oposición a las tesis materialistas de cierta parapsicología oficial.

Vintila Horia, en su obra y en su figura, constituye uno de los representantes esenciales de esa generación que ha sabido abrir brecha en la denuncia de las falsedades de la modernidad, del espíritu triunfante aquel año fatídico de 1789, del valor que supone llamar al materialismo por su verdadero nombre: irrealidad e incultura. Vintila Horia, por todo ello, constituye una referencia esencial en la lucha cultural contra la mentira establecida, contra un mundo que, precisamente por su necesidad constante de autojustificarse mediante ideologías que se derrumban cada treinta o cuarenta años, es por ello injustificable. La esencia del mensaje de Vintila Horia enseñó que "todos los imperios caen; solamente pervive el imperio eterno del espíritu".

Publicó muchos ensayos y relatos; en esa inmensa producción literaria destacan: “Presencia del mito” (1957), “Poesía y libertad” (1959), “La rebeldía de los escritores soviéticos” (1960), “Dios ha nacido en el exilio” (1960), “El caballero de la resignación” (1961), “Los imposibles” (1962), “Giovanni Papini” (1963), “La séptima carta” (1964), “El despertar de la sombra” (1965), “Diario de un campesino del Danubio” (1966), “Una mujer para el Apocalipsis” (1966), “España y otros mundos” (1970), “El hombre de las nieblas” (1971), “Viaje a los centros de la tierra” (1971), “Pepi Sánchez” (1972), “Consideraciones sobre un mundo peor” (1978), “Literatura y Disidencia” (1980), “Un sepulcro en el cielo” (1987), “Las claves del crepúsculo” (1990); y ya en las postrimerías de su partida se publicó en Santiago de Chile, “Reconquista del descubrimiento” (1992), una serie de ensayos que ya había publicado en los diarios españoles y que bien vino a reforzar la visión crítica que con la celebración de los 500 años de la llegada de Cristóbal Colón a continente de América, se estaba gestando en todo el continente que los europeos bautizaron como Nuevo Mundo.

*.-[email protected] 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1534 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Ramón E. Azócar


Visite el perfil de Ramón Eduardo Azocar Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




US Y /actualidad/a145432.htmlCUS