La vía es el socialismo y el Estado comunal

La oposición continúa con su libreto de satanizar todas las propuestas que vengan desde el gobierno bolivariano, con la finalidad de mantener los escenarios de incertidumbre de cara al 7 de octubre, cuando tienen previsto montar la guarimba para desconocer el apabullante triunfo de la propuesta de país, que marcha inexorablemente hacía la consolidación del socialismo y del Estado comunal, máxima expresión de la democracia protagónica y participativa, que presentó el comandante de la revolución bolivariana, al momento de inscribir su candidatura ante el Consejo Nacional Electoral, Hugo Rafael Chávez Frías, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, que va en pos de la reelección, para el período 2013-2019.

La gris escena protagonizada por el candidato de la MUD, frente al CNE cuando fue a lanzar su postulación para el torneo presidencial, aumentó el estrese, la desazón y la desesperanza en las filas de la Mesa de la Ultra Derecha (MUD), que ven como el señor Henrique Capriles Radonsky, no es capaz de provocar ni siquiera un mal pensaniento, con sus sosas arengas y chillidos al estilo de chamo asustado y solo en la oscuridad.

Esa realidad hace pensar y entender a los dirigentes de la MUD, que es imposible con esa calidad de candidatura, enfrentar a un monstruo,que en medio de chistes, anécdotas, canciones, bailes, planteamientos sólidos y con bases reales, es capaz de mantener a un pueblo durante horas y horas, pegado a una pantalla de televisión, en un programa cuyo formato es único y su resultado también es único en el mundo de las comunicaciones, nos referimos al Aló Presidente y a los consejos de ministros televisados, donde predomina el monólogo, pero en un lenguaje llano, inteligible, que llega al pueblo, quien lo decodifica, sin necesidad de recurrir a diccionarios y otros recursos. Esto crea una química entre el mandatario y su pueblo, que se identifica plenamente, con todos sus planteamientos y ocurrencias que de vez en cuando deja colar para suavizar la rigidez del discurso. Existe la comunicación, el pueblo entiende lo que plantea el líder, lo cual es imposible que lo consiga el contendor de la derecha, que cada vez que pretende hacer un chiste hace una morisqueta, como en el caso del desodorante, que ofendió a todo un continente al generalizar al europeo, como desaseado que no usa desodorante.

Esta situación desespera a sus seguidores y asesores, que no encuentran como sacarlo del encajonamiento en que se encuentra, que se refleja en las encuestas, donde el Comandante Chávez, lo duplica en la intención de voto. El llamado “Casa por casa”, no es más que un proyecto mediático. Visita tres casas previamente escogidas para evitar sorpresas, le hacen las tomas televisivas y las llevan a los medios audiovisuales, pero en la realidad no existe tal actividad.

Frente a esta realidad, no les queda de otra que descalificar. En el caso del reten de La Planta, donde ya saboreaban el triunfo del derramamiento de sangre que provocaría el enfrentamiento entre Pranes y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, situación que se evitó mediante el diálogo y dejó a la canalla mediática con las cámaras instaladas para transmitir en vivo y en directo el baño de sangre y los editoriales montados para la defensa de los derechos humanos y denunciar la represión del “dictador”. Frente a esta frustración, salieron las Ongs, observadoras de prisiones a descalificar la acción y, a vaticinar la violencia que esto generaría. Personeros, que valga decir debieran ser juzgados y enviados a prisión, para que observen mejor, desde adentro, porque para nadie es un secreto que son fachadas de la mafia carcelaria.

Las columnas periodísticas las han dedicado a magnificar la enfermedad del comandante y a sembrar odio y burla, en torno a su contingencia. Incluso hubo una columnista que se dio el tupé, de veladamente dar las condolencias al chavismo, porque el lunes sería un día triste, cuando irían a inscribir a un cadáver, mientras que para ellos el domingo era de júbilo, porque iban a inscribir un joven, sano, atleta que caminaría 10 kilómetros hasta el CNE. Lo vergonzoso de esto es que quien escribió eso es una educadora y que la recordamos, cuando en los talleres de formación que se desarrollaban en la gloriosa “Asociación Venezolana de Periodistas”, hacía gala de su capacidad de defensa de la ética y principios del periodista venezolano, para lo cual despellejaba a la TV, radio y medios impresos venezolanos por sus posiciones antidemocráticas y antipatrióticas y contra los valores éticos del periodismo venezolano. Hoy dice todo lo contrario.

El CNE que alabaron y aplaudieron cuando les dio los resultados del referéndum para la reforma de la constitución , única consulta que les resultó favorable y, cuando proclamó a sus gobernadores, alcaldes, diputados y concejales, obtenidos en el último proceso electoral; ahora genera desconfianza y no encuentran que condición imponerle para certificar su credibilidad. Mientras tanto el candidato HCR ya habla en los medios internacionales de trampa, robo de votos y fraude. ¿A q ue juega? ¡A la abstención..!

La idea no es otra, que desconocer los resultados del 7 de octubre y salir a cantar “Fraude” y a recabar las pruebas que tienen seis años buscándolas sin presentarlas a los medios, como prometieron ante las cámaras de la TV nacional e internacional, en el pasado proceso electoral presidencial. La otra alternativa del plan, sería retirar su abanderado en septiembre o antes, para alegar que no participan, porque no existen garantías de transparencia en el proceso y luego ir a arengar a la jauría internacional, que hoy se ocupa de Siria, pero que no saca de su lupa a Venezuela y sus aliados de la ALBA.

El proyecto de la oposición es claro y terminante, salir de Chávez, pero ellos están convencidos que por la vía electoral es poco menos que imposible y mucho menos con un candidato, que ni los Grant ni los Napólitan, con sus jingles vende jabón podrían posicionarlo, porque este pueblo ya no acepta candidatos detergentes y decide su voto, mediante el análisis crítico y la vista del proyecto de país que presenta el aspirante. La MUD solo ofrece regresar al pasado de las privatizaciones, los paquetes del FMI, la represión, las matanzas de inocentes y la tortura, mientras la revolución encarnada por Hugo Chávez, ofrece el socialismo bolivariano y la construcción de alternativas para salvar el planeta y la especie humana de las amenazas criminales del capitalismo y para ello la única vía es el socialismo y el Estado comunal.

Periodista*

CNP 2414 [email protected] [email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 932 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a145371.htmlCUS