Se arrepentirán 500 años

Los venezolanos fuimos testigos de excepción, como en el marco electoral con miras al proceso eleccionario presidencial del próximo 7 de octubre, absolutamente todos los que albergan aspiraciones presidenciales, hicieron sus postulaciones ante el ente rector electoral, de manera libre y con el apoyo de un estado eminentemente democrático, poniendo al servicio todas las instituciones que garantizaba el ejercicio pleno de su derecho, extensivo a los ciudadanos que ha bien tuvieron el gusto de acompañarles y a los medios de comunicación quienes incluso sin haber hecho la cobertura presencial, lo reseñaron como les vino en gana o de acuerdo a su conveniencia. Todo ello no solo prefigura un ambiente garantista para dichas elecciones, sino que también da fe de la fortaleza y solidez de la democracia venezolana.

En ese contexto festivo, el avezado camarada Fernando Soto Rojas, solicito a la plenaria de nuestra Asamblea Nacional, que fuera aprobado un proyecto de acuerdo en respaldo al Consejo Nacional Electoral, hecho este que igual a oportunidades similares anteriores, fue desaprovechado por la bancada opositora, arremetiendo contra el árbitro electoral, el mismísimo a quien dos días antes habían hecho la postulación de su candidato.

En ese sentido, es necesario acotar que Venezuela es vanguardia de tecnología electoral, con el uso de las máquinas de votación modelo automatizado Smartmatic Automated Election Systems (SAES) alternativa innovadora, segura y cien por ciento auditable en todas sus fases. Y en el próximo proceso se implementa la primicia tecnológica del SAI (Sistema Autenticación Integrado) aval de que no se soslaye la voluntad popular y que se cumpla el principio democrático donde un ciudadano vale un voto, siendo el único medio que permitirá habilitar la pantalla electrónica, la huella dactilar del elector. Obviamente ya observamos como los medios de la derecha hacen lo propio para satanizar el SAI.

Como se puede observar los niveles de fiabilidad del sistema electoral venezolano hacen imposible tanto material como tecnológicamente que se cometa un fraude.

Así las cosas, entonces cual será la razón por la cual el oposicionismo sigue embistiendo contra el árbitro? Está muy claro, ellos no tienen los votos para ganarle a Chávez y solo les queda la baladí excusa, de generar una sistemática campaña de descredito al CNE, tratando de posicionar en el imaginario colectivo la falta de transparencia, y ante la demoledora derrota que se les avalancha el próximo 7-O, desconocer la voluntad popular cantando fraude y con desordenes, disturbios y comisiones a organismos internacionales tutelados, generar las condiciones subjetivas para una intervención, pero la respuesta de los patriotas será tan contundente que se arrepentirán pos más de 500 años.


@pedrocarreno_e

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1151 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Pedro Carreño


Visite el perfil de Pedro Carreño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a145363.htmlCUS