“…. El regalo de los banqueros a todos los venezolanos, sin distingo de clases …”

Si los dueños y/o accionistas de  Banesco, andan  tan preocupados  por toda la  Sociedad Venezolana, ejemplo  los nuevos  emprendedores de todo el país con la llamada "banca comunitaria", (muy bien por los beneficiados),   y  todo lo que dicha entidad  bancaria ha querido  mostrar en este sentido y muy especialmente en un evento con sus invitados internacionales. Banesco, junto a la banca privada, debería proponer a Sudeban que, motivado  a la excelente  y solida economía en Venezuela en los últimos años,  y debido a las  grandes ganancias  que ha tenido el sector  bancario, mucho más que en los últimos  20 años antes de 1998 y que en aras  de ayudar  a todos los venezolanos, sin distingo de clases de ningún tipo,   PROPONEN aplicar  una medida  legal  de seguir  bajando  las tasas de interés  de como están ahora;  es decir,  que los   créditos hipotecarios   para Vivienda  Principal sean  de una tasa igualitaria única de  4,66%  indistintamente de los niveles de ingreso, y que la Vivienda Principal  tenga un precio máximo a considerar según los valores promedios del mercado  de hoy (por ejemplo   Viviendas  hasta  de  Bs. 1.200.000  o algo  similar)  y que la tasa  para la adquisición de vehículos sea de hasta el 10%. Es así como de verdad se ayuda  a un país. Toda la Banca Privada,  en  combinación con las buenas  políticas  sociales del gobierno revolucionario, deberían proponer ideas  como ésta, para apalancar aún más la economía  y se multipliquen los créditos a corto, mediano y largo plazo.  

 Vaya cualquier  venezolano, a pedir  un crédito  a Banesco e inclusive en cualquier  otra institución bancaria, y le pedirán  la partida de nacimiento hasta  de su tatarabuela, con el respeto que se merecen nuestros ancestros. Aún hoy, hasta en la banca pública  el trámite, para muchos casos, sigue siendo engorroso y exigente de ciertos requisitos, lo que hace  para algunos  inviable  la posibilidad de un crédito. Deberían establecer y/o proponer que con simplemente presentar su cédula de identidad, una constancia de ingresos y una certificación de que vive e Venezuela,  le otorguen un crédito y sea aprobado casi en tiempo real. Tanta  tecnología  y aún no somos capaces  de implementar mecanismos simples  que le den agilidad a los actos administrativos, allí ganamos todos.   Es  inadmisible que un Crédito  para Vehículos, que se  otorga a corto  Plazo, es decir,  hasta 60 meses  y  cuyo beneficiario preferencial, de dicho bien, debe aparecer la institución bancaria  y estás obligado a mantener el Seguro a Todo Riesgo mientras dure el crédito; con todas esas exigencias, aún  están aplicando tasas   por encima del 22%; un grave error, cuando lo que debe ocurrir  es que la tasa sea  del 10%  o menos y disminuir  el tiempo   de 48  a 36 meses. Así ganamos todos.

Igual  pasa con los créditos Hipotecarios, es decir,  cualquier  persona normal, indistintamente de su clase social,  que NO tenga VIVIENDA  PRINCIPAL  y que necesite  un crédito, pueda decidir  si compra una vivienda de  Bs.F.  300.000, 400.000, 500.000, 800.000  o hasta  Bs.F. 1.200.000; en el interior  o en la capital (donde lo encuentre) y lo más importante, sabiendo que su tasa de interés igualitaria única no pasará del 4.66%;  aquí  ganamos  todos; la clase de menos recursos, la clase  media  y la clase alta, es decir,   sin distingo de clases podrá optar  a su Vivienda Principal a una Tasa igualitaria única.

Es imperativo hacer un ejemplo: Cuando Ud.  va al Hospital Universitario de Caracas  o al Hospital Cardiológico Infantil al Oeste de la Capital o al Centro de Diagnóstico Integral  Salvador Allende, Urbanización Chuao Municipio Baruta; en ninguno de estos centros de Salud  te preguntan: ¿A qué clase social perteneces? para poder  ser atendido, simplemente te atienden   y prestan  todas las atenciones médicas que el caso amerita. Cuando el gobierno, conjuntamente con el ministerio  correspondiente, realiza mercados de cielo abierto, para que todos los venezolanos puedan acceder a dichos alimentos, pues todos  hacen sus colas respectivas  y adquieren  sus productos, sin distingo de clases.

Entonces, algo muy simple  para el caso de las viviendas,  si  yo clase baja, media baja o media alta y alta inclusive, necesito  una Vivienda Principal, como lo consagra la constitución nacional, pues se espera  que  las condiciones  sean igualitarias y todo según sus capacidades y eso es muy correcto: es por ello  que la aplicación de una tasa distinta,  según tus  niveles de ingresos, contradice los lineamientos sociales  que  estamos pregonando todos los días. La Gran Misión Vivienda Venezuela esta solucionando aquellos casos de quienes se inscribieron en tal misión; eso anda en curso y con realidades todas las semanas con las entregas de las viviendas, pero eso aún no es suficiente; veamos  como es el cálculo hoy:

Ejemplo nro. 1 – Caso normal, familia con ingresos de Bs. 4.800: Vivienda de Bs.F.300.000 (de las que esta otorgando el gobierno). Su crédito es  a 25 años a una  Tasa del 4,66%, ya que su VIVIENDA ES PARA USO PRINCIPAL.  El monto a financiar será de Bs.F. 200.313, subsidio  Bs.F. 69.867,oo. Las cuotas quedan en  Bs.F. .  1.131,67.

Ejemplo nro. 2 – Caso normal, familia de Clase media, con ingresos de Bs. 16.000:  Vivienda cuesta  Bs. 678.000 (del mercado secundario). Su VIVIENDA ES DE USO PRINCIPAL. Su crédito es  a 25 años y una  Tasa del 11,42%, su inicial  será del 20%, es decir, Bs.F. 135.600 y un monto a financiar  de Bs.F. 542.400  a  veinticinco (25) años. Las cuotas le quedan en Bs.F. 5.482,64.   Si para este caso se aplicara la Tasa Igualitaria única del 4,66%, la cuota mensual justa le  quedaría  más  o menos en Bs.F. 3.064.62.

Estos  ejemplos reflejan la gran  desigualdad  social,  en este sentido. El objetivo primario es la adquisición de  UNA VIVIENDA DE USO PRINCIPAL, como lo establece la constitución nacional, pero  estamos penalizando a la familia del caso nro. 2  con una tasa de 11,42%. Esta es una gran contradicción que sigue practicando  la revolución. Lo correcto, justo y objetivo es la aplicación de una Tasa igualitaria única, para todos los casos que requieran su vivienda principal, en beneficio de todas las clases sociales,  sin distingo de clases,  ni de sus niveles de ingresos. En el mismo ejemplo, la persona del caso nro. 2 con una tasa igualitaria única del 4,66%, pagaría una cuota más o menos de Bs. F 3.064,62; aquí si aplica verdaderamente  lo que dice  nuestro Comandante todos los días: “… el que  tenga menos que pague menos, pero el que tenga más que pague más….”. No así la metodología de tasas según escala de ingresos,  porque estoy DISCRIMINANDO A UNA PARTE DE LA SOCIEDAD QUE TAMBIEN DESEA  SU VIVIENDA  PRINCIPAL A UNA TASA IGUALITARIA UNICA. HASTA  EL TIEMPO MÁXIMO DE CANCELACIÓN DEL CRÉDITO  SE PUEDE DISMINUIR  HASTA 10, 15 Y  HASTA 20 AÑOS.

Mas temprano que tarde nuestro Comandante se dará cuenta de está situación y  propondrá revisar  la Ley en este sentido. No hacerlo es seguir manteniendo una brecha de diferencia entre las llamadas  clases  sociales (Clase baja, media Baja y Clase Media  Alta).

No existe, por ahora,  una Ley que regule el precio de venta de las  Viviendas  y que esta regulación  permita  controlar la distorsión  en este sentido. Hasta el propio gobierno  dice  que  las viviendas  que el Estado esta construyendo actualmente a un costo de Bs. 300.000,  cuesta en el mercado  secundario  hasta Bs.F. 1.000.000 y más;  lo que quiere  decir,  que existe un amplio sector, de ese mercado secundario, que  establece  un precio  de dichas viviendas. Aún no hay una regulación del costo de las viviendas  en el Oeste, Este, Sur  o Norte, por ejemplo de la Capital. Lo que obliga a las personas  que desean una vivienda  a buscar los desarrollos habitacionales de los bancos  y/o empresas privadas  para lograr tener  un techo propio y/o digno. Sin tomar en cuenta la Gran Misión Vivienda Venezuela que sigue su marcha, pero que no es la solución a mediano plazo del problema de la vivienda.   Hoy, la continuación en la aplicación de una tasa  variable, según los niveles de ingreso, se hace cada vez  más evidente.   Allí esta la verdadera  clave  para que todas las clases sociales se vean  incluidas, muy especialmente, en el renglón de Viviendas Principales. Claro aquí el control para el uso de Viviendas Principales debe ser sumamente estricto para evitar  a los  “negociadores de oficios”.  Plataforma tecnológica existe para controlar las distintas  variables en este sentido.

El método actual tiende a ser clasista en los términos reales de la palabra. Si todos necesitamos una VIVIENDA PRINCIPAL, pero el que esta en el interior  puede comprar solo hasta una vivienda de  Bs.F. 300.000  ese  será por ahora su tope,  para poder cancelar sus cuotas; pero si hay alguien de la clase media baja o media alta, que puede comprometerse a la compra de una vivienda de hasta Bs.F. 1.200.000, pues ese será  su tope; lo importante  es que  todos  tengan el beneficio de  una tasa igualitaria única.

Una revisión a tiempo de esta medida, es justa y necesaria  en esto tiempos de revolución.

Patria, Socialismo….. viviremos y venceremos…. Estamos en el camino correcto  y venciendo….. somos muchos….

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1221 veces.