¿Enfermedades degenerativas?

Un oyente del programa radial en el cual participé, me solicitó que por qué no publicaba una explicación en el diario EL HERALDO, con respecto a las mal llamadas enfermedades “degenerativas” o aquellas cuyas causas son “desconocidas” para que la comunidad pudiera informarse un poco más al respecto.
Hoy le respondo a la comunidad a través de este prestigioso medio, para atender su inquietud.

Sí efectivamente, me atreví a manifestar en el programa radial que algunas enfermedades hoy en día, son enfermedades crónicas metabólicas inducidas, programadas y repotenciadas.
El metabolismo es el mecanismo mediante el cual el organismo procesa el combustible (alimento), para producir la energía que requiere, Una enfermedad crónica es aquella que generalmente no desaparece espontáneamente, una enfermedad metabólica es aquella que surge en el cuerpo y no se contagia a otra persona. Afirma el doctor Ernest Krebbs Jr(Bioquímico de San Francisco), que en toda la historia de la ciencia médica no ha habido ninguna enfermedad crónica metabólica que haya sido curada o prevenida con drogas, o manipulación mecánica del cuerpo. En todo caso la solución final fue encontrada solo en factores relacionados como la nutrición, y ello es un factor importante para centrar la atención en la búsqueda de una solución a las mal llamadas enfermedades “terminales”, “degenerativas” o de “causas desconocidas”.

En el año de l963 a través del Codex Alimentarius la ONU a través de la OMS y la FAO se autoriza el uso de un dulce veneno conocido como Aspartame, en más de 1,5 millones de productos entre ellos, alimentos, bebidas, medicamentos,suplemetos nutricionales, alimentos para bebés, productos Light.etc.

El Aspartame es un compuesto formado por Metanol (alcohol de madera: veneno), ácido aspártico y fenilalanina. Según estudios, este compuesto (Aspartame), al ingresar al metabolismo se descompone en sus tres compuestos. Éstos destruyen el sistema nervioso central (neurotóxicos), al entrar al organismo se descompone en formaldehído (formol).Igualmente la fenilalanina, de acuerdo a estudios realizados por el doctor Richardo Wurtman, jefe de ciencias del cerebro del MIT, bloquea la producción del serotonina (neurotransmisor), puede resultar en estados de ánimo cambiante, desórdenes del sueño, leves depresiones de suicidio y comportamiento aberrante en algunos.Un boletín informativo publicado por la Asociación de niños que nacen con defecto demuestra que la fenilalanina en el Aspártame puede ser la responsable por los leves y severos defectos de nacimiento,incluyendo daños neurológicos permanentes. El DPK (Diketopiperazina), un conocido portador de tumor cerebral, es un producto que se descompone del aspartame El doctor John Onley de la Escuela de Medicina de la Universidad de en St Louis, de Washington demuestra que un 10% de incremento en las dos formas específicas de tumores cerebrales que se revelaron en los análisis de laboratorios Astrocystomas y Glioblastomas (tumores celulares glio: clasificación de la OMS a los tumores del sistema nervioso central).

El ácido aspártico, el otro componente del aspartame (recordemos que está compuesto por metanol, fenilalanina y ácido aspártico), 40% de la molécula en aspartame puede cambiar el ADN, crea hoyos en el cerebro de animales de laboratorio y está clasificado como un aminoácido neuroexitatorio.

El Instituto de Medicina Legal de nuestro país conoce muy bien los efectos del metanol en los ojos, el hígado, el páncreas (alerta a diabéticos).
El caso del aspartame, comercializado como Nutrasweet, Equal, Sponfull, como edulcorante el cual al ser ingerido a través del metabolismo se convierte en Formaldehído (formol), causante de migrañas, pérdida de visión (ojo a los diabéticos), síntomas parecidos al lupus, mal de parkinson, esclerosis múltiple. También encontramos una serie de aditivos, unos colocados en las etiquetas de algunos productos como “excipientes”, y el caso más grave es que ni los mencionan, hay bebidas refrescantes que mencionan el aspartame, la fenilalanina, pero en ninguna etiqueta mencionan al metanol.

Existen otra cantidad de neuro tóxicos (glutamato monosódico E625), el cual a través de las papilas gustativas actúa inmediatamente en el cerebro y produce una voracidad (acuérdense del comercial a que no te comes sólo una), además utilizan el Trimetil Santina para producir la adicción a los productos. En fin fíjense ustedes amigos lectores, que la célula para cumplir sus funciones vitales sólo requiere de tres elementos como son proteínas en un 50%, lípidos un 40% y glúcidos 10%, al organismo le estamos suministrando sustancias que no sólo afectan el metabolismo, sino la actividad neurotransmisora del cerebro(sabotaje en las comunicaciones:estrategias de guerra, aplicadas al cuerpo humano), si le adicionamos corrosivos como el ácido fosfórico, es lógico que la mielina de los nervios se va destruir(mielina es la capa aislante que cubre los nervios, imaginemos un alambre eléctrico con su cubierta aislante, si se pela se va a tierra, así sucede con los nervios), allí está la esclerosis múltiple y por añadidura la descalcificación, el metanol transformado a través del metabolismo en formol, endurece los tejidos nerviosos. Debemos tener en cuenta que el metabolismo es un proceso que arranca desde el momento mismo de la concepción hasta la muerte.

La célula está constituida en un 50% por proteínas, 40% por lípidos (grasas) y 10% por glúcidos (azúcares).

La energía de los seres vivos para cumplir sus funciones vitales de combustión y transformación requiere de tres clases de sustancias orgánicas: azúcares, grasas o lípidos y proteínas. El metabolismo es un procedimiento en el cual intervienen simultáneamente dos tipos de actividades, la fabricación de tejidos corporales y la descomposición de tejidos corporales y de reservas de energía para generar combustible necesario para las funciones corporales, por otro lado tenemos el anabolismo o metabolismo constructivo, que consiste en fabricar y almacenar, es la base de crecimiento de nuevas células, el mantenimiento de tejidos corporales y la creación de reservas de energía para el futuro. Encontramos también el catabolismo o metabolismo destructivo, que es el proceso mediante el cual se produce la energía necesaria para todas las actividades. En este proceso las células descomponen moléculas de gran tamaño-mayoritariamente de hidratos de carbono y grasas-para obtener la energía. La energía producida aparte de ser el combustible necesario para los procesos anabólicos, permite calentar el cuerpo, moverlo y contraer los músculos. Cuando descomponen compuestos químicos en sustancias más simples, los desechos liberados en el proceso, son eliminados al exterior a través de la piel, los riñones, los pulmones y los intestinos.

Después de ingerir los alimentos unas moléculas presentes en el sistema digestivo denominadas enzimas descomponen las proteínas en aminoácidos, las grasas en ácidos grasos y los hidratos de carbono en azúcares simples (como la glucosa), aparte del azúcar el cuerpo puede utilizar tanto aminoácido como los ácidos grasos como fuente de energía cuando la necesita. Estos compuestos son absorbidos por la sangre, que es la encargada de transportarlas hasta las células, una vez en el interior de las células, intervienen otras enzimas para acelerar o regular las reacciones químicas necesarias para regular esos compuestos. Durante este proceso, la energía procedente de los compuestos se puede liberar para que la utilice el cuerpo o bien almacenar en los tejidos corporales, sobre todo en el hígado los músculos y la grasa corporal.
Interferir el metabolismo constructivo mediante productos químicos (ya sean neurotóxicos, neuroexitatorios, corrosivos o inhibirlo del suministro de proteínas) es sabotear el proceso de renovación celular, es predisponer al organismo humano a “enfermedades degenerativas”.

En conclusión el metabolismo es el conjunto de reacciones químicas que efectúan las células de los seres vivos con el fin de sintetizar sustancias complejas a partir de otras más simples, o degradar aquellas para obtener éstas.

Un caso clásico de enfermedad degenerativa es la osteoporosis, que se puede considerar metabólica inducida. Según el profesor doctor Carlos Alexandre Fett, (Magíster en nutrición de la UFMT(Universidad Federal de Manto Grosso. Brasil), cuando se bebe una lata de refresco, los primeros 10 minutos ,10 cucharadas de azúcar golpean el cuerpo, un 100% del total recomendado diariamente. No se vomita inmediatamente por el dulce extremo (aspartame: mezcla de Metanol, ácido aspártico y fenilalanina)), porque el ácido fosforico corta el gusto. A los 20 minutos el nivel de azúcar en la sangre explota, provocando un chorro de insulina. El hígado responde transformando todo el azúcar que recibe en grasa(es mucha para este momento en particular).

A los 40 minutos La absorción de cafeína está completa, las pupilas se dilatan, La presión sanguínea sube, el hígado responde bombeando más azúcar en la corriente sanguínea. Los receptores de adosina en el cerebro son bloqueados para evitar mareos. A los 45 minutos el cuerpo aumenta la producción de dopamina, estimulando los centros de placer del cuerpo (físicamente funciona como la heroína). A los 50 minutos el ácido fosfórico empuja calcio, magnesio y zinc para el intestino grueso, aumentando el metabolismo.Las altas dosis de azúcar y otros edulcorantes (aspartame), aumentan la excreción de calcio en la orina, o sea, se está orinando los huesos, una de las causa de la osteoporosis. A los 60 minutos, las propiedades diuréticas de la orina entran en acción. Se orina, con ello se está garantizando más eliminación de calcio, magnesio y zinc, los cuales harán falta a los huesos. Según el profesor Carlos Alexandre Fett, a medida que la onda baja, se sufrirá choque de azúcar, se pondrán irritados. Ya habrá eliminado todo lo que estaba en el refresco, pero no sin ello también haber eliminado junto, elementos que nuestro cuerpo necesita. Aís mismo el profesor se pregunta ¿ Y esto se lo dan a beber a nuestros niños?, por eso existen a tan corta edad niños con diabetes y obesidad.

Pero no tanto el problema radica allí, sino en la desinformación a nivel de academias, asociaciones, como por ejemplo, en fecha 15/11/96, el New York times reportó que la Asociación Dietética Americana recibe dinero de la industria alimenticia para endosar sus productos, pero no solo está ese caso, sino que los fabricantes del Aspartame(endulzante falso, compuesto por metanol, fenilalanina y ácido aspártico), generosamente han financiado a la Asociación Dietética Americana, a miembros de congreso de los Estados unidos de Norteamérica y a las facultades de medicina tanto de prestigiadas universidades como a otras.

Es muy preocupante la forma como las transnacionales no sólo de la industria alimenticia, sino farmacéutica se han aliado en una simbiosis comercial para inducir, programar y repotenciar enfermedades. Pero es más preocupante aún, que transnacionales que han producido tóxicos como el gas naranja (utilizado en Vietnam para acabar las selvas y la agricultura- y hayan afectado a mas de 500.000 personas, produciendo nacimiento de niños con malformaciones y cáncer, y más de 400.000 muertos, con el tóxico conocido como dioxina-tetraclorodibenzodioxina(agente naranja), no sólo cancerígeno, sino que provoca malformaciones en los fetos, después fabrica la hormona sintétitica somatotropina( hormona rGHB muy cuestionada internacionalmente,que provoca cambios significativos en la biología de ls vacas,), igualmente ha sido esta firma la abanderada en el tóxico Roundup(Glifosato), y como siempre mintiendo al afirmar que este producto es biodegradable. Lo más grave de esto, es que esta firma a la cual no menciono su nombre está relacionada con el aspartame, y ahora tiene dentro de sus objetivos comerciales no sólo la industria de la agricultura, incursionando en el negocio de los herbicidas, sino que a partir de 198l se sumó al negocio de la carrera de la biotecnología. El el año 2000 contribuyó a descifrar el código genético del arroz y anunció que la información obtenida en la investigación sería compartida con la comunidad científica internacional. Esta compañía fue fundada en 190l, por un veterano de la industria farmacéutica, o sea el señor John Francis Queeny.

Observando todo ese antecedente, podemos concluir que los transgénicos tienen como objetivo chatarrizar las alimentos naturales, primero se empezó con el arroz(base de la alimentación de la gran mayoría de pueblos en el mundo), luego con el maíz, no soy pesimista, pero hago un llamado a toda la comunidad internacional, a los profesionales con ética, a nuestros gobiernos, a fin de que no desaparezca nuestra agricultura tradicional por la salud y el bienestar de nuestros pueblos, y los invito a revisar todas las normas sanitarias contempladas dentro de los tratados nacionales e internacionales.

No aceptemos semillas transgénicas, ni productos importados que sólo buscan enfermar a nuestros niños, jóvenes y ancianos, no a las enfermedades inducidas, programadas y repotenciadas, justificadas con la mentira de enfermedades degenerativas o genéticas.
 

 

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1490 veces.