Debate en el PSUV para construirle perfil al Nuevo Municipio

Este año 2012, como todos sabemos, tenemos pendiente el reto del 7 de octubre y seguidamente; el PSUV tendrá el compromiso de atender el reto con la gobernaciones y con la elección de los alcaldes o alcaldesas. Todo esto hay que trabajarlo bajo un contexto en el cual los procesos de desestabilización se incrementaran porque es una vía que la oposición ha privilegiado como opción para ganar espacio político. Se manejan con la idea, que el caos le dará votos.

En el marco nacional hay claridad sobre el perfil del proyecto político que tenemos, porque en este proceso Chávez ha sido muy consciente en poner todos los puntos en claro y ya se tiene conocimiento de las orientaciones establecidas en el primer plan económico, las que están vigente en el Proyecto Nacional Simón Bolívar (PNSB) y se conoce que viene trabajándose en el próximo plan económico y social del país. Chávez ha reconocido públicamente, que su campaña estará sustentada en los lineamientos y orientaciones incluidos en la nueva versión del Proyecto Nacional “Simón Bolívar”.

No sucede igual con las alcaldías y las gobernaciones. Lamentablemente la campaña se aborda generalmente con una propuesta estructura o pensada a veces sobre promesas que no son factibles de realizarlas y las gestiones se canalizan sin ningún plan y esta ausencia de un plan, conduce luego a las improvisaciones. Es muy bajo el número de alcaldías que disponen de su plan de desarrollo Municipal y es bajo también, el número de gobernaciones que poseen su respectivo Plan Estadal de Desarrollo (PED).

Definitivamente, lo que sucede después de una escogencia de nuestro candidato a una alcaldía y ya como alcalde instalado si gana la elección, es una responsabilidad compartida entre los militantes del PSUV y el partido. Tradicionalmente se produce la decisión y después todos nos embarcamos en la campaña bajo la tradicional carga de promesas. Si pensáramos este proceso bajo una perspectiva revolucionaria y socialista, se entendería fácilmente que el plan es una importante herramienta de campaña y una oportunidad para diseñar una nueva propuesta de municipio en el país. Es una única manera de construirle un contrapeso al proceso de desestabilización que la oposición siempre tendrá entre manos.

Estamos a tiempo y el PSUV debería desde ahora y con los lineamientos que van surgiendo del próximo Proyecto Nacional “Simón Bolívar”, promover un gran debate interno a nivel de los municipios dirigidos a echar las bases o construirle el perfil del Municipio que el Socialismo del Siglo XXI desea desarrollar en Venezuela. Es una excelente oportunidad para articular en una propuesta todos los lineamientos contenidos en las leyes del Poder Popular con esta imagen y perfil de nuevo municipio que necesitamos echar andar como una vía para hacer realidad la propuesta de democracia protagónica y el fortalecimiento del Poder Popular.

Sin una autentica transformación de nuestros municipios; este proceso de aproximación a la democracia protagónica carece de pocas posibilidades para hacerse efectiva. Conviene entonces pensar en que la selección de nuestras próximos candidatos y candidatas para una alcaldía transcurra bajo un serio debate interno con el objeto de construirle el perfil al nuevo municipio. Este debate dará claridad para el abordaje de una gestión funda en un plan y no en promesas vacías o candidatos que nos parecen simpáticos o que alguien le alzó la mano.

Los militantes del PSUV debemos entender que es obligante la sincronía entre un nuevo municipio y el fortalecimiento del Poder Popular.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2334 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a140848.htmlCUS