27 de Febrero, el ocaso del Puntofijismo

Todo parece ocurrir en febrero en los comienzos de año, será  o no capricho de la historia, pero todo acontece en febrero al menos lo contemporáneo. En febrero ha ocurrido lo heroico y lo épico, la gloria y la derrota, lo amoroso y el desencanto, febrero para la historia.

Un día antes del 27 de febrero desde el Ministerio de Energía y Minas se anunciaba el aumento del 30% en la gasolina, y el 30% del pasaje en el transporte público urbano e interurbano. Esto formaba parte de las medidas económicas del “paquete neoliberal”, que el Fondo Monetario Internacional (FMI) imponía a cambio de prestarle al país 4 mil 500 millones de dólares en tres años. Sin duda alguna era una medida de “shock”, o de choque, que al pueblo no le iba a gustar y que sus mentores esperaban que lo aceptarán a regaña dientes. Asimismo otras medidas se aplicaron como la suspensión del control de cambio, la eliminación del subsidio en la alimentación, liberación en las tasas de intereses; y otras graduales como el aumento de todos los servicios públicos en 30%, entre otros.

Pero el gobierno de Carlos Andrés Pérez subestimó al pueblo que de manera deliberada, venia cargando con un nivel de pobreza que sobrepasaba el 70% y una pobreza crítica de casi el 50%. Sin aumento de sueldos y salarios, y en el peor de los casos observando los hechos de corrupción que sucedían en RECADI (gobierno de Lusinchi), con el otorgamiento de dólares a precios preferenciales, y que luego lo vendían al doble o al triple en los mercados negros especulativos, desangrando las reservas internacionales. La burocracia y la burguesía eran los beneficiarios de esta corrupción.

Aparte de eso, Carlos Andrés Pérez, con su slogan “El Gocho pa´ el 88”, había prometido rescatar la economía y volvernos al paraíso de los años 70, es decir, la Venezuela “Saudita” de la bonanza petrolera. Pero para lograrlo tenían que necesariamente entregar el país al FMI. Sin duda alguna la deuda era muy grande con insolvencia financiera, y el ocaso estaba a punto de comenzar.

A sólo tres semanas de la toma del gobierno de CAP, de su coronación en el Teatro Teresa Carreño, que sólo abría sus puertas para las elites ricachonas de Caracas, con toda la pompa de una realeza que costó  una millonada. En consecuencia el pueblo explotó en la ciudad de Guarenas paralizando el transporte, quemando unidades autobuseras, y luego comenzaron los saqueos. De esta manera el pueblo se “arrecho” multiplicándose las acciones en Caracas donde el pueblo heroicamente hizo valer sus derechos y derramando su sangre en las calles e inmolándose ante la impotencia de ver tanta inmoralidad y corrupción. En este sentido las cifras al final dio como resultado más de 3 mil muertes y miles de heridos, entre los días 27 y 28 febrero. Mientras esto sucedía, los burócratas y burgueses temblaban en sus oficinas de gobierno y sus empresas.

En pocas palabras el pueblo dejó de ser “pendejo”, sacando su casta heroica de las revueltas independentistas y dejó su presencia latente, demostrando su gallardía en 1998 llevando al Comandante Chávez a la presidencia, el intérprete de sus necesidades. Para finalizar, esta pequeña síntesis histórica, podemos decir que, el 27 de 1989, se transformó en el ocaso de la burocracia Puntofijista y el advenimiento de otros tiempos de cambio que hoy estamos presenciado con la Revolución Bolivariana, ¡Que Viva el Pueblo de Venezuela! Hasta la próxima….   

[email protected]

Twitter: @lobo_v1 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 941 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a139378.htmlCUS