A tres años de su siembra

El “Hereje” Villafaña sigue convocando a la lucha…!!!

A la Flaca y a su familia

Hace tres años, camarada, tomaste camino para no irte nunca de nuestras esperanzas y luchas por la construcción de la Patria Buena, que el profeta Alí Primera nos anunciara que pronto llegaría….

En febrero rebelde de 2009, te fuiste en medio de nuestra euforia y alegría. Tu partida nos tomó por sorpresa, como una ironía más de la vida, justo al iniciarse una nueva etapa de la Revolución…, cuando el pueblo refrendó con otra victoria popular sobre la derecha y el imperio, la aprobación de la enmienda constitucional para la reelección continúa, ratificando una vez más su lealtad al Presidente Chávez como líder de esta Revolución pacífica –no desarmada-, democrática, antimperialista y socialista. 

Así como el Comandante Presidente tres días antes –desde el balcón del pueblo y citando a San Pablo- había retribuido la lealtad popular con su promesa de consumirse en la lucha por la Revolución, para impulsar y catalizar las fuerzas de la transformación socialista; tu ya te habías consumido en la contienda electoral de ese momento: llegaste puntual al último capítulo de esa batalla sin haber desfallecido, sin dejarte dominar por el dolor físico, siempre ocupando puestos de vanguardia en tu trinchera, apurando el paso para no faltar ni llegar tarde a la tarea; en combate y en ánimo permanente: disciplinado venciste siempre el cansancio, la desesperanza y la decepción ocasionada por nuestros propios desencuentros, errores, debilidades y vacilaciones…

Sin dar espacio ni a la fatiga ni a la enfermedad, tú estuviste en debate continuo y sin límites para parir una cultura política basada en los valores del Hombre Nuevo, contribuyendo a la aparición de una teoría militante que dejara al descubierto a la burda oligarquía y a las pretensiones imperiales. Hoy tu presencia militante sería fundamental para que -con la agudeza que te caracterizaba-, contribuyeras a demoler, a convertir en “polvo cósmico” el discurso hueco, tramposo, de los fascistas y neoliberales, oligarcas e imperialistas, que pretenden (sin éxito!) confundir al pueblo hablando de un futuro sin pasado y sin presente; discurso “aterciopelado” en la canalla mediática, “edulcorado” en vaguedades que remiten a una “unidad sin contenido”, a la “conciliación de clases”, para lo cual no importa “ni derechas, ni izquierdas”, tratando de hacernos creer que pueden comer en una misma mesa los explotados, oprimidos, asesinados, torturados y mancillados de la historia, con sus explotadores, opresores y recurrentes violadores de los derechos humanos. Seguro nos recordarías que este pueblo ha recobrado con Chávez su dignidad y la conciencia de su destino histórico de Libertadores y Libertadoras, haciendo posible lo imposible: construir una Patria Libre y Socialista sin subordinación a imperio alguno.

Pero también, acompañado del indoamericano Mariátegui, recordabas la necesidad del pensamiento propio, nuestroamericano, desde nuestra identidad pluricultural y multiétnica, nacido del encuentro dialéctico con la práctica, en el aprendizaje cotidiano de quienes se enfrentan con la realidad para cambiarla y contribuir a la alegría de las mayorías populares, teniendo al socialismo como “creación heroica”. Camarada Luis, ese pensamiento propio y crítico sostenía la importancia del compromiso y la lealtad al Programa, al Plan, como síntesis de las luchas y sueños del pueblo, cimentada sobre la unidad popular y la alianza cívico militar, en el “tránsito de la cultura capitalista a la militancia socialista”, para asegurar la victoria de la “cultura del trabajo” sobre la “cultura del capital”,

Ese pensamiento crítico y hereje, subversivo por naturaleza, siempre se abrió paso en medio de las estructuras rígidas y de las reglas formales de aparatos y burocracias partidistas e institucionales; de las estrategias desmovilizadoras que toman ventaja para decidir por todo y en nombre de todos y todas, obstaculizando la dirección colectiva, nacida y fortalecida en las bases populares, que más huele a movimiento-pueblo que a aparato-burocracia. Por eso, “puertas adentro del proceso”, autocríticamente en nuestras propias filas, fue siempre un pensamiento hereje y subversivo que denunció el oportunismo, el personalismo, el “correr la arruga” en los desafíos y retos de la democracia revolucionaria y en el nacimiento de una nueva institucionalidad transparente, eficiente y en ruptura permanente con el corporativismo burocrático; un pensamiento que siempre llamo a estar pendientes y atentos a enfrentar el paro técnico del burocratismo, la soberbia de la tecnoburocracia, los desafueros del sindicalerismo y cualquier forma de “golpe suave” (¡¡Ni Atila, Ni Nerón…!! Aporrea 28/01/2008).

En este febrero rebelde tan pleno de combate, de fechas heroicas, de sangre de nuestro pueblo, de sacrificios anónimos para asegurar el avance del Poder Popular (incluida la siembra de Yulimar Reyes)… tú que nunca te doblegastes –por desobediente e irreverente- nos sigues convocando a la lucha y el combate por el socialismo.

Negro Hereje Villafaña: Presente, Presente, Presente y Siempre Consecuente…!!!

Independencia y Patria Socialista…Viviremos y Venceremos…!!!

www.atencionintegral.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1204 veces.