José Tomás Boves aprendió asimilar el descontento de la población negra y por ello se ha tratado de oscurecer su figura

Hay demasiados indicios y elementos culturales e históricos para oponernos ante la postura de quienes plantean que somos descendientes de africanos (Afrodescendientes), en el que se hace necesario que nuestra historiografía sea revisada y se reivindique el papel jugado por los creadores que poseen una melanina negra en la gesta independista, puesto que hasta el momento la historia ha sido contada solamente por quienes se han dado a la tarea de tener una posición pos colonialista a favor de quienes han subyugado el mundo, en el que se ha tratado de oscurecer su participación en todos los procesos históricos que permitieron la consolidación de los nuevos estados nación en el mundo, sin darse cuenta que hay demasiadas indicios que nos llevan a sostener que ese proceso de confrontación no sucedió como algunos letrados en el arte de manipular los silogismos históricos han descrito sus procesos…, en el que se hace evidente la existencia de un maniqueísmo muy desagradable, en el que se busca con gran intención oscurecer el papel jugado por los otros sectores que participaron y las crueldades cometida por los blancos criolla y la clase mestiza en contra de las poblaciones que se caracterizaban por poseer una piel oscura, para negar que poseyeron capacidad para adaptarse al nuevo sistema político que les impusieron y en el que no se puede negar que éstos (principalmente los Negros) tenían un proyecto de país, que se fue poco a poco consolidando y que llevó a una serie de conspiraciónes, entre ellas, la de los negros de Caracas en 1831, la cual demostró que existía en la población negra y mestiza un gran descontento por el rumbo que había tomado el país, en donde la brecha entre castas seguía tan abierta como en la época en que Boves había insurreccionado a media Venezuela, en el que la envergadura de muchas conspiraciones quedó demostrada a través de la propaganda escrita realizada a favor de la misma, en donde se demuestra que los venezolanos que se caracterizaron por poseer una tez negra ya habían alcanzado la suficiente capacidad y estaban tan claro de su papel…, que eran capaces de utilizar cualquier medio que permitiera disuadir al enemigo (no olvidemos que muchos aprendieron a escribir y leer y fueron preparados en el campo de las ciencias, artes y del oficio, puesto que la aceptación de sus dueños en sociedad dependía del nivel alcanzado en el manejo de los ilustrados de la época). Esto demuestra que no solamente fue relevante la actuación de los precursores que poseían una piel blanca, sino también de los que tenían una tez negra, puesto que los silogismos históricos nos permiten suponer que no existiría patria bolivariana, si fueran estado en el poder, aquellos que a cuchillo diezmaron a las poblaciones blancas[2], en el que su sola presencia llevo a crearse el terror no sólo entre los blancos patriotas, sino incluso entre los propios españoles y otros europeos ubicados en el país, ante la amenaza real de un gobierno formado por los excluido (los pardos y negros), y en que la forma de gobierno fuera respondido a los intereses de los diferentes actores que interactuaron dentro de esa realidad, en el que la presencia de los venezolanos que poseen una tez negra fuera sido relevante y sería difícil que hoy estuviéramos discutiendo si somos o no afro-descendientes, puesto que tuviera en boga su desprecio por haber convertido la venta de humanos en un negocio y su caza en un oficio impío, degradante e inhumano en una acción vergonzosa donde no importaba, sino la consecución de los producto europeos (es decir se intercambian vidas humanas por los intereses suntuarios de los jefes tribales), demostrándose que sin su participación no se fuera dado el negocio negrero (con los mismo que hoy con la Unión Africana y la Liga Árabe, entregan con su anuencia a los países que le son incómodos en el continente africano)[3]. Pero lo más importante es que la situación de ser tratados como subhumanos, creó en estos seres humanos una especie de resistencia, lo cual trajo como consecuencia revestir el fortalecimiento de tal actitud[4], conllevando con el tiempo a que se cambiara tal postura, en el que se hizo eminente el reconocimiento de su inteligencia, potencialidades y capacidades que tuvieron para adaptarse a cualquiera medio geográfico y crear una cultura diferente a la africana, indígena y europea, pero que no se puede desprender de ninguna de ellas, porque dejaría de ser cultura negra, en el que la copia de los estereotipos del que poseía el mayor poder de fuego simbólico se hizo manifiesto[5], en el que se demuestra que fortalecer la postura de que somos afro-descendientes implica negar que esos seres fueron sujetos creadores de cultura y reafirmar que no nos hemos librado de ese síntoma pos-esclavo que perdura en estos imaginarios, ya que asumir el fortalecimiento de la defensa de la africanidad, nos lleva a negar que fueron y son…, muy inteligentes, como los avances obtenidos y la lucha de nuestra herencia histórica por ser reconocidos por los diferentes saberes del mundo (no es extrañó que Bolívar en la Constitución de 1811, pidió de forma expresa la abolición de la esclavitud, cuestión que no es no es casual y en el que pareciera, que tuvo una gran influencia, la cobertura e impacto que tuvo el movimiento militar encabezado por José Tomas Boves, el cual se le ha querido dar otra connotación y debe ser analizado con mucho cuidado, en el que su hazaña, buscaba liquidar no solamente la población blanca, sino también los fundamentos del modo de producción feudal que habían usufructuado los españoles en América, durante tres siglos de brutal explotación económica, abierta discriminación racial y donde su acción triunfante estaba desestructurando todas las relaciones sociales sobre las cuales se había basado la dominación y en este sentido, fueron pasados a cuchillo la población blanca que existía en el país, en el que se profanaba incluso los templos religiosos en donde éstos buscaban refugio, demostrándose que tal actitud, sólo puede explicarse si se considera el salvajismo que estaba implícito en el propio régimen esclavista feudal colonial, donde la estrategia de aniquilar la población blanca era una especie de venganza que implementaban los negros por los siglos de opresión que habían sufrido desde el mismo momento de su captura como esclavos en tierras africanas, pudiéndose sostener que Boves llevaba a cabo su política de igualdad social, en el que los zambos, negros y otros de color, eran los que ocupaban los mejores cargos, las más altas jerarquías militares y políticas, lo cual conllevó a la perdida de la Segunda República. Lo cual al morir en la batalla de Úrica, trajo desavenencias dentro de su ejército que al no contar con una directriz clara y transparente, se fue desmantelando poco a poco, en el que se puede decir que es obvio que los acontecimientos de 1814, casi liquidan totalmente el proyecto independentista mantuano, y si eso hubiera ocurrido, la historia de nuestra independencia hubiese sido otra, donde los protagonistas fueran sido otros, en vista de que ya se había echado andar las bases del igualitarismo social, pues los blancos criollos nunca recuperaron totalmente el control durante el período colonial .

Esperamos que estas pocas líneas sirvan para fortalecer el debate, lo cual debe llevar a profundizar las diferentes posturas en contra de quienes se han negado a reconocer el papel jugado por esos sujetos históricos, que a pesar de su situación…, tuvieron la capacidad de crear un cultura diferente, e influir para ir cambiando la manera como se ha venido viendo la historiografía venezolana, la cual ha sido influida de acuerdo a los intereses de los grupos dominantes, en el que ha sido vulnerado su papel histórico y condición humana, en el que a pesar de sus condiciones infrahumanas, tuvieron la capacidad de insertarse para que se les reconociera como ciudadanos en los nuevos estados-nación que se estaban originado, siendo éste, uno de los motivos que conllevó a que nuestra herencia histórica negociara su participación en el proceso que implicó la Independencia y que llevó a sus líderes a reconocer que los pueblos que se revestían de una piel negra eran fieros para el combate (papel que lo está reivindicando el Presidente Hugo Rafael Chávez Fría, quien ha sabido comprender que a partir de la muerte del caudillo Boves, se acabó con este movimiento libertario, pero no con la pretensión de ser poder, quien ha sabido entender que sus efectos fueron devastadores para una clase que prefirió mantener todos los privilegios de los cuales gozaba durante el régimen colonial. Es por ello, que Luego de 1814, los mestizos y los negros se convirtieron en actores sociales de una gran relevancia, y no podían ser excluidos de los planes que se proponían conformar una nueva sociedad, porque está demostrado que los blancos criollos eran tan igual o peores que los blancos ibéricos y es tanto así, que solamente liberaron a sus esclavos en condiciones inhumanas y sin tierras, a partir de 1854, lo cual se presentó como un gran negocio para ellos, transformados los libertados en medianero, sin ninguna opción, sino la de arrendarla a sus antiguos dueños y compartir con ellos lo producido, demostrándose que los blancos criollos no aprendieron de lo que pasó en el país en 1814, en donde los que logro aglutinar Boves pasaron a cuchillo a la población blanca tanto europea, como criolla).

En este sentido, la estrategia formulada por el libertador Simón Bolívar en los nuevos años venideros (1815-16) de incorporar a los esclavos, mestizos y blancos de orilla, se convirtió en su consecuencia más contundente que lo llevó a decreta la liberación de los esclavos en 1816, puesto que su mérito consistió precisamente en haber logrado incorporar a los mestizos y a los propios esclavos, para que vengan ahora[6] unos fingidos aparentando estar revestidos de una vergüenza étnica cultural, social e histórica, a exigirles al gobierno bolivariano que se le reconozca su descendencia africana, echando por tierra las incidencia que fueron el producto de este proceso. Esto quiere decir, que no se deben seguir haciéndose eco de los mismos prejuicios que en la época colonial existían contra quienes no fueran blancos e ilustrados, ya que no se puede aceptar que sigan imponiendo sus argumento etno-céntrico, vejando otras formas de comunicación a ser asumida como herramienta para esclarecer el devenir histórico (Esto representa que los desarraigados o esclavos, no solamente contaron con la oralidad como única herramienta para comunicarse entre sí y transmitir las ideas que promovían de asonadas que ya para ellos era normal, en el que los hechos históricos deben buscarse en su propia dinámica y lógica abstracta[7], sino que además, tempranamente aprendieron sus diferentes aprendizajes, como sus idiomas, estudiaron a sus grande letrados, y algunos, ya había participados en conspiraciones por ser propiedad de quienes las llevaban a cabo y porque muchos alcanzaron un nivel cultural muy alto por encima de los letrados de las luces, demostrándose que ya la idea de libertad se promovía dentro de sus medios).

Aunque la perspectiva histórica oficial quiere negar esta incidencia que tiene que ver con su proceso de aprendizaje y el papel jugado por nuestra herencia histórica, lo cierto es que los venezolanos que poseen una piel negra, figuran reiteradamente como actores de primer orden en las confrontaciones bélicas y conspiraciones que se suceden en Venezuela desde fines del siglo XVIII y hasta bien entrado el siglo XIX, en el que la culminación del proceso independentista, sólo pudo ser posible cuando los mantuanos incorporaron a su programa político las reivindicaciones fundamentales de los sectores que los conformaban (La independencia fue producto de una alianza de clases, en la cual hubo ciertamente un sector hegemónico, los mantuanos, el cual sin embargo se debilitó considerablemente en el mismo proceso de la guerra emancipadora, viéndose obligados por las circunstancias a compartir su antigua hegemonía colonial con los blancos de orilla y mestizos que adquirieron poder por su actuación como militares patriotas)..

Por ello, en el período de crisis de la sociedad colonial, afloraron las profundas contradicciones sociales que implicaban el sometimiento de los desarraigados que ya habían pasado por proceso de sufrir cambios importantes en su genotipo y fenotipo producto de una relación impuesta por la fuerza donde la condición de propiedad se impuso (no se puede negar que ya los que se caracterizaban en Venezuela por poseer una piel negra, habían perdido desde hace muchas centurias el contacto con África y habían asimilados los rasgos de la cultura Europea) y en el que no se debe seguir colocándolos en la historia venezolana como incapaces de enarbolar objetivos particulares en sus rebeliones, las cuales fueron caracterizadas como reacción natural ante las duras condiciones de vida y de trabajo que existían durante la colonia[10].

No está de más recordar aquí la inhumana forma de dominación que constituía el desarraigo, donde estos ya habían tenido mesclas y provenían de los asientos negros que se encontraban en Haití, República Dominicana, Cuba, etc., capturados brutalmente por los mismo africanos y sometidos por los esclavistas europeos[11] hasta su muerte; aparte que era trasmitida a sus descendientes, lo cual nos hace suponer que es ingenuo sostener que nuestra raíces hay que buscarla en el continente africano, cuando por el contrario tiene su punto neurálgico en la forma como se conformó el sistema colonial en la América Hispana y Caribeña, en donde por lo menos unos diez millones de africanos fueron colocados en condiciones infrahumana míseras y sórdidas como desarraigados, donde estos tuvieron que adherirse a las pauta impuestas por el régimen colonial, en el que el desarraigo se convirtió en la mayor degradación a que puede ser sometida un ser humano, aplicada por sus propietarios como si fuera lo más normal, en el que tal situación conllevaba a que los desarraigados suprimieran su personalidad, en el que se desposeía al individuo de su personalidad, en el que se controlaba y anulaba su capacidad de discernir a su libre albedrío, para hacer de la persona dependiente de lo dictado por otra persona o como un sentimiento, una experiencia de aislamiento, impotencia y frustración; como una pérdida de control de la propia vida e incluso como la sensación de distanciamiento de la sociedad, de nosotros mismos, cuando se esconde su origen humano, y se contrapone al hombre como objeto natural (enajenación).

Por ello, la Aristocracia comercial feudal europea que había logrado avances y logró almacenar grandes fortunas (acumulación originaria), mediante el negocio negrero implantado por el régimen primitivo africano a través de sus formas elementales religiosa, cometieron un verdadero genocidio contra los creadores de la cultura negra y no contra el continente africano, porque fueron ellos mismos quienes cazaban, vendía a los barcos negreros a sus congéneres y les daban un trato impío, cruel e inhumanos.

Esto quiere decir, que hay buscar sus incidencias en el proceso que se instauró en nuestro país y en el Caribe, en el que cada grupo social luchó por llevar a cabo sus propios intereses, cada uno con percepciones diferentes, en el que para los creadores venezolanos que poseen una piel negra no tenían más opción, sino la de buscar su reconocimiento como ciudadanos a partir de momento que se estaba dando en el segmento de tiempo que se da entre 1810-1811[12], en el que se concibió un nuevo orden social, de acuerdo a los intereses de los grupo que estaba irreconciliablemente enfrentado y en el que se hacía difícil reconocer el carácter autónomo de las luchas de los individuos que tenían un color diferente al de los blancos de orilla y los criollos. Esto representa que los blancos criollos nunca consideraron que los negros y los pardos podrían formar parte de su proyecto republicano, en el que se puede dilucidar que su incorporación se dio por razones oportunistas, a pesar que se sabía que los creadores que poseían una piel negra ya se caracterizaban por ser bravíos en el combate, cuya fortaleza irradiaba miedo por el brillo que era inherente a lo que se desprendía de su color y porque se habían dado cuenta que era necesario cambiar su estatus o condición social, en el que en un principio se hizo necesario llevar a cabo la venganza contra los blancos propietarios, como buscar a través de diferentes medios, la eliminación de las cargas tributarias que imponía el sistema colonial (que afectaba a los negros)y la supresión de la esclavitud[14].

Por ello, imponer la igualdad entre los sectores encontrados, entraba en contradicción con los interés de una minoría social (los blancos de orilla y los pardos) sobre la mayoría, interés que se imponían y estaban revestidos de una ideología que tenía su fundamentos en el liberalismo que ya había condicionados a los sectores que caracterizaban por tener una piel negra como piezas de India, es por ello que se hacía difícil conciliar la libertad de los negros y la igualdad de los pardos, en el que ya se había comprendido que sus acciones no eran simples reacciones elementales ante las violencias del sistema esclavista, sino la intención manifiesta de construir un nuevo orden social basado en la igualdad y la libertad y en el que no se puede sostener que sus fundamentos teóricos no estaban contaminados por el referentes de las ideas del liberalismo burgués de las revoluciones norteamericana y francesa y en el que no tenía ningún peso significativo la cultura africana, ya que sus diferentes cultura, solamente lo que les interesaba era obtener los productos suntuarios europeos y por ello se dedicaron a cazarlos, venderlos a los barcos negreros y entregarlos a un mundo occidental desconocido en el que tuvieron que despojarse de lo africano y asumir una personalidad que los identificara con el nuevo espacio en construcción, donde era necesario aprender sus diferentes costumbres, idiomas, culturas, ordenamiento jurídico, etc., convirtiéndose éste, en el único referente con el cual tuvieron contacto.



------------------------------------

[2] Incluyendo a mujeres, niños y ancianos, profanando incluso los templos religiosos en donde éstos buscaban refugio.

[3] Eso los saben quienes quieren que se les reconozca su descendencia africana.

[4] Porque es duro aceptar tal situación, en donde sus propietarios no tenían ningún tipo de sentimiento, cuando se le quitaban a la mujer que posee una tez negra, sus hijos y se los vendían sin ningún gesto de humanidad.

[5] Véase el caso de la Fiestas que responden al Candelario Católico, San Juan, san Antonio, San Benito, etc. Responde a la liturgia Católica y no a la africana. A los cuales los emborrachan, pero mientras estén dentro del templo esos post colonizados todavía le guardan respeto y responden a los patrones todavía de quien tienen el mayor poder de fuego simbólico. Pregunto ¿Por qué no los emborrachan dentro del Templo?, Los creadores de la cultura negra no desarrollaron sus rasgos originarios, sino los del europeo, porque era la única forma de tener cabida dentro de una realidad que era totalmente diferente a la africana, pero tuvieron la capacidad de crear una geografía espacial diferente que los llevó a ganarse un espacio en los nuevos estados nación que se estaban creado.

[6] Aprovechándose de la revolución bolivariana porque aspiran unos curules en la Asamblea Nacional.

[7] Aunque la perspectiva histórica oficial ha colocado a toda la población no mantuana como carente de un proyecto propio de nación, distinto del enarbolado por los blancos criollos acaudalados durante el proceso de crisis de la sociedad colonial en Venezuela, lo cierto es que los venezolanos que poseen una piel negra, los indígenas, la población mestiza en general, y los blancos llamados de “orilla” figuran reiteradamente como actores de primer orden en las confrontaciones bélicas y conspiraciones que se suceden en Venezuela desde fines del siglo XVIII y hasta bien entrado el siglo XIX. La feliz culminación del proceso independentista sólo pudo ser posible cuando los mantuanos incorporaron a su programa político las reivindicaciones fundamentales de los sectores sociales que hoy podemos llamar “populares”.

[10] Fue a partir de los Monagas que se decreta la abolición de la esclavitud, dándose este proceso por acuerdo gubernamental con el sector económico de la época, lo cual se convirtió en una jugada para enriquecer sus arcas y cambiar las nuevas formas de relación laboral, en vista que tuvieron los que poseen una tez negra arredrar las tierras para poder trabajarla y la mejor ganancia se la llevaba sus dueños.

[11] Los cuales los compraban a los africanos que sin ninguna consideración vieron en el intercambio un gran negocio para conseguir los productos del nuevo mundo. Y nos podemos entender que quienes en el país quieren que se les reconozca su descendencia africana tratan de invisibilizar y no reconocer como se dio este proceso.

[12] Se crea la República con la Primera Constitución de 1811, en el que un único sector que tenía proyecto de nación eran los blancos criollos.

[14] Cuestión que era inaceptable porque de hecho implicaba trastocar profundamente el orden colonial, el poder de los grandes cacaos, y el aceptar el formular ideas políticas enfrentadas a las dominantes.


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1221 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a138464.htmlCUS