Rechazamos los paros convocados por FAPUV-APUZ y exigimos cambios urgentes en las universidades autónomas

Colectivo Ciencias

A partir del miércoles 13 de abril, la Federación de
Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela
(FAPUV) ha iniciado nuevamente una serie de paros
escalonados en contra del gobierno nacional,
amenazando con llegar a una huelga de hambre si no
reciben respuesta gubernamental ante sus peticiones.
Ante esta nueva reedición de una conducta ya
desplegada por la FAPUV durante los años 2001, 2002 y
2003, emitimos la siguiente declaraciòn:

1) La FAPUV está descalificada moral y políticamente
para encabezar cualquier tipo de protesta
universitaria. Sus actuales dirigentes son los mismos
que en los años 2001, 2002 y 2003 realizaron una serie
de paros universitarios, en alianza con la CTV,
buscando el derrocamiento del gobierno constitucional
y democrático de Hugo Chávez. El presidente de la
FAPUV, Rafael Cazals, fue uno de los firmantes del
decreto golpista del dictador Carmona. Por otra parte,
la FAPUV no realiza elecciones desde hace más de seis
años.
2) La Asociación de Profesores de la Universidad del
Zulia (APUZ), por lo menos en el caso de sus
principales dirigentes, también jugaron un papel
estelar en la conducta saboteadora ejecutada por FAPUV
en los años anteriores. Recordemos que el 8 de abril
del 2002 la APUZ paralizó las clases en LUZ, y terminó
el paro casualmente el mismo día que el dictador Pedro
Carmona asumió su efímero gobierno. Y durante el paro
petrolero del 2002-2003, la APUZ nuevamente paralizó a
la Universidad del Zulia, uniéndose a la huelga
golpista-fascista que desarrollaban los gerentes de
PDVSA.
3) Por las razones anteriores, consideramos inmoral
que podamos aparecer apoyando una protesta de estos
gremios en contra del gobierno bolivariano.
4) Creemos que existen una serie de reivindicaciones
pendientes del sector universitario, como es el pago
de compromisos atrasados, y la aprobación de un
aumento de salarios acorde a las normas de
homologación vigentes, que compense el índice
inflacionario de los últimos años. En este sentido
exigimos al gobierno nacional el cumplimiento
inmediato de estas reivindicaciones, en aras de
mantener el mejor clima para la necesaria discusión
transformadora que debe realizarse al interior de
nuestras universidades autónomas.
5) Las Universidades Autónomas requieren de inmediatas
transformaciones que las coloquen en sintonía con los
cambios revolucionarios que se vienen presentando en
el país. El debate para la transformación de las
universidades no puede dejar de lado el hecho de que
en las mismas se encuentra lo fundamental de la
producción científica y humanística del país. Aunque
al mismo tiempo reconocemos graves y fundamentales
deficiencias y vicios que deben ser erradicados a
corto plazo.

Pensamos que la discusión en las universidades debe
abordar cuestiones fundamentales como:

· La utilización transparente del presupuesto
universitario.
· La necesaria evaluación del desempeño de los
docentes, de acuerdo a las funciones establecidas por
ley (investigación, docencia y extensión).
· La modificación de la estructura universitaria
acabando con las parcelas y feudos de poder que se
justifican en posturas pseudoacadémicas,
particularmente se debe debatir la modificación de las
facultades y escuelas y la adopción de estructuras
matriciales.
· El debate sobre la pertinencia de los currículos y
programas de las distintas carreras universitarias, en
la perspectiva de cómo le responden a las necesidades
prioritarias de la Venezuela actual. Igual debate debe
realizarse en cuanto a los proyectos de investigación
y de extensión que se desarrollan en LUZ.
· Los mecanismos para determinar el ingreso
estudiantil a LUZ también deben ser debatidos, y
modificados por un sistema que no actúe como
excluyente de los sectores populares mayoritarios en
el país.
· El grave problema de la delincuencia dentro de LUZ
también es una asignatura pendiente para los
universitarios. Más allá de la demagogia de cada
equipo rectoral al asumir sus cargos, es una realidad
que los grupos de delincuentes han avanzado
enormemente en la toma de posiciones dentro de la
institución, que ya dominan una buena parte de los
gremios estudiantiles, y el campus universitario se ha
convertido en su territorio de fechorías.
· Los grupos de profesores que por décadas se han
repartido el poder dentro de LUZ han demostrado
fehacientemente, todos sin excepción, su absoluta
incapacidad para promover siquiera tímidos cambios
dentro de la universidad. El desplazamiento total de
dichos grupos burocráticos del control que ejercen
sobre la Universidad del Zulia es una condición
primera para poder avanzar en cualquier proceso de
cambios.
· En esta dirección, la convocatoria urgente de una
asamblea constituyente universitaria, que designe de
emergencia un nuevo equipo rectoral que asuma la
dirección del proceso transformador en LUZ, es el paso
imprescindible para salir del marasmo actual y dejar
atrás la reiterada demagogia con la cual los distintos
grupos burocráticos engañan una y otra vez a la
comunidad universitaria y a la opinión pública en
general.

LA TRANSFORMACIÓN DE LAS UNIVERSIDADES DEBEMOS
DEBATIRLA Y EJECUTARLA LOS UNIVERSITARIOS.

ACTUEMOS CON ENERGÍA, ANTES DE QUE OTROS NOS IMPONGAN
DESDE AFUERA LO QUE DEBEMOS HACER

Colectivo de Profesores de Ciencias.
Facultad Experimental de Ciencias.
Universidad del Zulia
Maracaibo, abril de 2005


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1101 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas