La injerencia imperialista

El gobierno norteamericano está acostumbrado a intervenir en los asuntos internos de las naciones. Jugando con el cuento de la democracia y valiéndose de su poder militar, se ha autoproclamado garante de la “paz” y por extensión en el policía del mundo. Detrás de las actuaciones de Estados Unidos se mueven los intereses económicos y el deseo de adueñarse de los recursos minerales de otros países para usarlos en su propio beneficio.

Por décadas, EEUU se ha inmiscuido de manera grosera y evidente en la política interna de quien considere su enemigo, ya sea porque no comparta su sistema de gobierno o simplemente posea algún recurso natural cuya utilidad le proporcione ganancias a sus arcas. La injerencia imperialista apoyada por los lacayos europeos, siembran de hambre y muerte al planeta. La crisis económica que desataron refiere el oscuro manejo que hacen de las políticas fiscales y que afectan de forma directa a los pobres, desposeídos y abandonados por la sociedad de consumo.

En Venezuela, algunos personeros de la oposición sueñan con una invasión norteamericana. Asumen que volverán a usufructuar el tesoro nacional. Otros buscan financiamiento del imperio y se dedican a conspirar en contra del gobierno legalmente constituido. Traidores por naturaleza, poco les importa el respeto que debemos a nuestro territorio; así, son capaces de vender al mejor postor la soberanía y aliarse con los enemigos del proceso revolucionario para atentar contra el estado de derecho.

De cara a las elecciones del 2012 y sin un candidato que pueda darle batalla al presidente Chávez, la oposición con su juego mediático desata una nueva matriz de opinión. Con el apoyo del imperialismo pretende inundar al mundo con mentiras y falsos supuestos; argumentan la existencia de un estado represor, militarista y totalitario. Para su desengaño, el pueblo continúa apoyando al Comandante Chávez pues la revolución encabezada por él, permite a las masas populares acceder a los servicios públicos y garantiza beneficios jamás concedidos en los tiempos de la cuarta república.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4754 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a129163.htmlCUS